FYI.

This story is over 5 years old.

Elecciones 2016

Las estúpidas búsquedas en Google que hacemos sobre los candidatos del 20D

¿Por qué leernos sus programas si lo que más nos interesa es cuánto miden o si tienen pareja?
7.12.15

Imagen modificada del debate de El País.

Alguien, en algún sitio, me contó que unos científicos de animales (¿veterinarios?) le dieron a un bonobo un mechero del Barça y no supo qué coño hacer con él, de hecho el aparato terminó reventado entre los excrementos de la manada. Pese a que estos tipos saben crear y utilizar herramientas para realizar funciones básicas (romper maderas, cavar o conquistar el corazón de una bella dama bonobo), no tuvieron ni la menor idea de qué hacer con un maldito mechero, que encima era del Barça. Poco sabían ellos que este era un artilugio que les podría haber convertido, generación tras generación, en unos seres capaces de crear y destruir grandes civilizaciones.

Sí, esta comparación me viene de pelotas para hablar de la relación entre los españoles e internet. Google es como una especie de gran oráculo que se alza majestuosos y soberbio ante de nosotros; un ser, una entidad que puede respondernos a cualquiera de nuestras preguntas. Todo esto viene a que el viernes pasado empezó la campaña electoral para las elecciones generales y seguramente muchos españoles aún no tienen ni puta idea de a quién votar. Es aquí donde entra en juego nuestro buen amigo Googlio, quien puede ser una herramienta clave para terminar de orientar el voto de las personas inmersas en el juego democrático. Pero, ¿qué le preguntamos al buscador para saber más sobre los candidatos a la presidencia de estas próximas elecciones?

Precisamente, desde hace tres semanas, Google lleva analizando las preguntas que se han ido lanzando al éter de internet sobre los candidatos y ha discernido las más populares. A estas alturas ya sabemos que no preguntaremos precisamente por el IVA cultural reducido o las medidas de sanación de un sistema educativo deficiente, no. Lo que no me esperaba —pobre diablo— era tal cúmulo de preguntas de mierda sin sentido y sin ningún tipo de valor. Preguntas como "¿cuánto mide Mariano Rajoy?", "¿quién es la novia de Alberto Garzón?", "¿cuánto mide Pablo Iglesias?", "¿qué ha pasado con el hijo de mariano Rajoy en la radio?", "¿en qué colegio electoral vota Albert Rivera?", "¿cómo era Pedro Sánchez de niño en el baloncesto?", "¿es Mariano Rajoy el candidato del PP?" y otras dudas de esta guisa.

Por lo general las consultas oscilan entre la edad de los candidatos, sus medidas y saber si tienen pareja y/o descendientes, cosa que, de alguna forma, nos hace pensar que escogemos al presidente de nuestro país según estos importantísimos factores. ¿Pero qué queremos? ¿A un anciano enano sin hijos? ¿A un niño casado de dos metros? ¿A un hijo de 35 años sin pareja y de tamaño medio? ¿A un tamaño de hijo sin novia diminuto? ¿Una novia de hijo con gorra alto y pequeño sin edad? NO LO SÉ, pero sí sé —ahora— que esto es lo que preocupa a todos y cada uno de los españoles —estoy generalizando, sí, ¿qué pasa?

El estudio concluye que los candidatos más buscados son los tres mosqueteros del 20D, ya los conocéis, podéis deducirlo, ¿verdad? Son Mariano Rajoy, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Los otros tres (Pedro Sánchez, Alberto Garzón y Andrés Herzog —perdona, ¿quién?—) se discuten los últimos puestos. Cuando lleguen las últimas horas del magnífico ejercicio democrático del domingo 20 de diciembre recordad que, sea cual sea el resultado, es probable que este no tenga absolutamente nada que ver con ningún tipo de programa electoral. Estaremos cuatro años con un señor que no sabremos muy bien qué nos propone pero que, joder, se merecerá todos y cada uno de sus centímetros en oro.