Vince Clarke, co-fundador de Depeche Mode, finalmente entiende la música dance

El icónico artista de synth pop está por lanzar su último álbum de electrónica con Paul Hartnoll en su nuevo sello, Very Records.
4.7.16
All photos by Elizabeth Herring

Sigue a THUMP México en su nuevo perfil de Facebook


Este artículo se publicó originalmente en THUMP EUA.

Es difícil exagerar el rol central de Vince Clarke en el ascenso a la conquista mundial del pop electrónico. Nacido en la esquina noreste de Londres como Vincent John Martin, Clarke –junto a Dave Gahan, Martin Gore y Andy Fletcher– fue uno de los miembros fundadores de la agrupación pionera del synth-pop, Depeche Mode. Fue él quien escribió los hits "Dreaming of Me," "New Life" y "Just Can't Get Enough" –como también el grueso de las canciones del álbum debut de la banda, el LP Speak & Spell, lanzado en 1981 bajo el sello de Daniel Miller, Mute. La música de la agrupación –interpretada electrónicamente pero rebosante de humanidad, increíblemente pegajosa pero conmovedora– pasó a influenciar proyectos tan diversos como Nine Inch Nails, Pet Shop Boys, M83, Lady Gaga, incontables artistas de techno y house, y prácticamente todo el que trabaje en el reino del pop electrónico.

Publicidad

Ya para finales de año, siguiendo el mega éxito de Speak & Spell, Clarke había renunciado a la banda; junto a la vocalista Alison Moyet, formó Yazoo (llamado Yaz en los Estados Unidos) en 1982, que resultó en joyas todavía súper potentes del synth-pop como "Situation" y "Don't Go." A mediados de la década, estaba trabajando con el llamativo frontman Andy Bell en un proyecto aún más brillante, Erasure, confeccionando temas indelebles y que cosquillean las sinapsis, como "Oh L'Amour," "Who Needs Love Like That" y "Sometimes".

Incluso con esa representación altamente esquematizada, es un currículo realmente impresionante para una joven carrera –pero en lugar de dar la impresión de un rock star fanfarrón, Clarke es un tipo extremadamente sencillo. Cuando llegué a su casa en una calle arbolada en Park Slope, Brooklyn, para una entrevista, me encontré con un artista sumamente modesto, entregado al menosprecio y hasta dudoso de sí mismo. "Cuando Erasure no funcionó al momento –el primer álbum no se vendió muy bien– pensé: bueno, eso es todo, tendré que buscar un trabajo en una compañía de publicidad", nos confía. "Todavía me preocupo por cómo irán las cosas, por lo que haría si todo esto termina".

En lo que respecta a Erasure, probablemente ya puede dejar de preocuparse –el dúo está en medio de la celebración de 30 años de perseverancia synth-pop con un montón de reediciones y un nuevo álbum (el 16º del dúo) en camino. También se ha mantenido ocupado con muchos proyectos paralelos. Sólo en los años anteriores, ha editado un álbum con tendencias techno producido con su antiguo compañero de Depeche Mode, Martin Gore, bajo el nombre VCMG; ha remezclado a Plastikman, Goldfrapp, Bleachers y Future Islands, entre otros; y ha trabajado con Jean-Michel Jarre en un par de tracks para el lanzamiento de Jarre titulado Electronica 1. Pero hoy estoy aquí para hablar de su actual proyecto: una colaboración con Paul Hartnoll, mitad (junto a su hermano Phil) del acto influyente de la era rave, Orbital.

Relacionado: El legado de David Letterman en la música electrónica es pequeño pero real

El resultado –un álbum titulado 2Square, ya en tiendas– también es el primer lanzamiento en la nueva disquera de Clarke, VeryRecords, descrita como: "un sello muy pequeño dedicado a lanzar música electrónica muy fina" a modo de eslogan. El sello, que es el primero de Clarke, es una especie de prueba para el artista veterano. "Comencé pensando que me serviría el reto de hacerlo todo yo mismo", dice. "Masterizar las grabaciones, resolver el tema editorial, tratar de ver cómo hacer prensa… Normalmente tengo a gente que hace eso por mí y realmente no tenía mucha idea de cómo abordar el asunto. ¿Simplemente los llamas y dices: 'Oye, ¿quieres cubrir mi álbum?'" Ese álbum es, como era de esperar, una mezcla four-to-the-floor de la fresca sensibilidad pop Clarke y las brumosas meditaciones dream-house de Hartnoll. También resulta ser increíblemente bueno.

Nuestra entrevista tiene lugar en el sótano de Clarke, un cuarto espacioso de paneles de madera que podría representar una escena fantasiosa de un nerd de equipos musicales. El cuarto humillaría al museo promedio de sintetizadores clásicos, con casi cada metro cuadrado de pared y repisa disponible ocupado por un equipo impresionante. Hay un Prophet 5 por aquí, un Doepfer A-100 por allá, un Roland System 100m por una esquina, Moogs, ARPs, Arturias… Ya me estás entendiendo. (Hay algunas piezas más nuevas y también una laptop, en caso de que te lo estuvieras preguntando). ¿Su pieza favorita? "El Sequential Circuits Pro One, por sus generadores de envolvente súper rápidos e inmensas posibilidades de modulación", revela. "La mayoría de los sonidos el primer álbum de Yaz fueron creados con él".

Publicidad

Callado y moderado, y aun así amistoso y abierto, Clarke se mostró feliz de conversar sobre su historia, sus composiciones y su más reciente proyecto. La entrevista a continuación ha sido editada y condensada con fines de claridad.

THUMP: ¿De dónde crees que viene tu amor por la música sintetizada? Supongo que, como la mayoría de los niños, eras medio fan del rock cuando eras más joven.

Vince Clarke: De hecho, me interesaba más en el folk cuando era más joven. Pero, te puedo decir que cuando comenzó a interesarme –fue el lado B de Electricity de OMD, un track llamado "Almost". Cuando lo escuché… No sé, era muy simple y lo sentía como acústico. Estaba repleto de emoción.

Hace unos años hiciste un top ten de tus álbumes favoritos de todos los tiempos donde incluiste a OMD junto con otras cosas que la gente podría esperarse, como Kraftwerk y Philip Glass. Pero también hubo algunas sorpresas como los Sex Pistols y el cuarto álbum de Led Zeppelin.

Definitivamente, Led Zeppelin. No me gustaba mucho cuando salió; eso no ocurrió sino hasta mucho después, cuando compré un muy buen equipo hi-fi [risas]. Ese álbum suena increíble en vinilo, especialmente cuando está bien alto. O sea, "Black Dog"… Es realmente fantástica.

No quiero extenderme demasiado en la historia antigua, pero, ¿el tan citado ímpetu de dejar Depeche Mode –que los otros querían ir a en una dirección más oscura de lo que tú querías– fue la verdadera razón por la que abandonaste la banda?

Publicidad

No, básicamente no nos estábamos llevando bien. Éramos muy jóvenes y tuvimos éxito muy rápidamente, todo se convirtió en demasiado. Comenzó a ocurrir incluso antes de que ese primer álbum saliera –hubo tres sencillos antes del álbum. Dos de nosotros estábamos de hecho obteniendo beneficios de desempleados cuando comenzamos –y luego, de repente estábamos tocando en Paris.

De hecho, ¿no adoptaste tu apellido, Clarke, porque estabas obteniendo esos beneficios y no querías que se enteraran de que estabas ganando dinero?

Sí, tuve que hacerlo. Estaba en una entrevista para un periódico y de repente me di cuenta de que iban a mencionar que estábamos tocando por ahí.

Relacionado: Top Of The Pops, así sonaba la electrónica comercial de los 80s, 90s y 00s

¿Recuerdas esos días con cariño?

Fue hace tanto tiempo que realmente no pienso mucho en eso. Lo que hice con Alison, un poco más, porque hicimos ese tour de reunión [en 2008].

¿Cómo fue repasar todas esas canciones 25 años después?

Fue bueno. Y raro [risas]. Cuando recuperé las sesiones, recordé lo simple que eran. Realmente no tienen mucho. Supongo que eso era parte de lo que las hacía buenas.

Otro de tus tempranos proyectos es, claramente, Erasure.

Han pasado 30 años. De hecho, estamos escribiendo un nuevo álbum.

¿Cómo es tu relación de trabajo con Andy?

Es genial. Es tan buena como siempre lo ha sido, y no discutimos –nunca.

Probablemente ayuda que no estén juntos todo el tiempo, como probablemente estabas con tus compañeros de Depeche Mode hace años.

Publicidad

Es cierto, pero cuando estamos juntos, funciona. Cuando co-escribes con alguien, tienes que confiar absolutamente en esa persona y tratarla con respeto. Nosotros lo hacemos.

Estamos sentados en un cuarto lleno de sintetizadores, la mayoría sintetizadores analógicos clásicos. ¿Aún trabajas principalmente en el área analógica?

Hoy en día, normalmente, hago la preparación –la programación, los arreglos y el resto– en la computadora, y luego los convierto en analógico. Solía trabajar todo en analógico –al comienzo, el MIDI era muy malo en cuanto a sincronización. De hecho probé MIDI, pero había problemas serios, así que volví a usar [la metodología clásica de control de sintetizadores] CV y gate. Pero luego apareció Logic, y simplemente se podía mover todo a donde debería estar, así que ahí me quedé.

¿El hecho de que en esos días no usabas tanto MIDI tiene que ver con la precisión que tiene tu material de principios y mediado de los 80 comparado con la música de otros artistas de la electrónica de esa era?

Bueno, realmente eran los secuenciadores. Con Depeche, usábamos el secuenciador ARP de 16 pasos. Luego un Roland MC-4, y luego un secuenciador de 16 pasos hecho por una compañía llamada Umi, y fue creado para usarse con BBC Micro. Todos hacían lo que necesitábamos que hicieran.

¿Alguna vez te has cansado de que la gente te pregunte sobre la historia antigua?

No, no me molesta. Realmente no recuerdo muchos detalles, de todas maneras.

Publicidad

¿Este es el cuarto donde haces la mayoría de tu trabajo?

Bueno, para el próximo álbum de Erasure, Andy y yo hemos hecho la mayor parte de la composición en Miami, en una casa rentada.

¿Cómo es ese proceso de escribir? ¿Es cierto que, de hecho, compones en guitarra?

Sí, la mayor parte de nuestros demos son con guitarra acústica. Nos gusta mantener las cosas simples, y así enfocarnos en las melodías.

Relacionado: Mapping y Shows 3D en la música electrónica del futuro

Siempre parece que te gustan más las colaboraciones que trabajar solo. Has sacado pocos trabajos en solitario, ¿verdad?

Ninguno. Al menos ninguno que quiera que la gente escuche.

No sé si califica como un lanzamiento en solitario, pero tengo amigos que son fans del sample pack que sacaste en 1993, Lucky Bastard.

Sí, es correcto [risas]. Pero sí disfruto colaborar –y mientras más viejo me pongo, me gusta hacerlo más y más. Trabajar aquí abajo puede ser muy solitario, y te puedes volver un poco loco. Cuando trabajas solo, a veces se siente como si te tuvieras que obligar a trabajar. Paul [Hartnoll] trabaja en un estudio comunal donde se encuentra en Brighton, Inglaterra, y le gusta –socializan y se critican los unos a los otros sus trabajos. Creo que me gustaría estar en ese tipo de ambiente. Sería bueno poder tener a alguien con quien hacer eso.

Es un poco cliché decirlo de una colaboración entre dos artistas establecidos, pero muchas de las canciones del álbum –por ejemplo, "Underwater" o "The Echoes" – de verdad resultaron como una amalgama de sus sonidos distintivos.

Publicidad

Sí, como que pasó así y ya. Cuando colaboras, sí tienes que abrirte a las ideas de la otra persona –de otra manera no sería una colaboración, ¿no? Y aunque crecimos más o menos de forma similar, Paul y yo tenemos diferentes historias musicales. Orbital era mucho más… rave, supongo, que cualquier otra cosa con la que me involucré.

Supongo que el proceso de composición para un álbum como este es muy diferente a lo que sería con Erasure. Dudo que te sientes con una guitarra acústica, por ejemplo.

No, para nada. Hubo mucho jugueteo con los samples, cortándolos y así. Esa era realmente la base para muchos de estos tracks. Fue similar a ese álbum de VCMG que hice con Martin Gore, el cual fue el proyecto que más o menos me inspiró a pensar más sobre la música dance. Antes de eso, no entendía la música dance en lo absoluto. Nunca había escuchado de Beatport. Pero de verdad disfruté haciendo ese álbum, lo quería hacer de nuevo, sólo que no con Martin – ¡no es que tenga algo en su contra! Pero ya había hecho uno con él.

La prensa describe la música de este álbum como "house casero" –lo que supongo que simplemente significa música house para escuchar en casa, ¿no?

No puedo pensar en nada más que decir al respecto, de verdad [risas]. Como dije, soy nuevo en este tipo de cosas; nunca he tenido un sello y nunca supe cómo hacer prensa. Sólo es como una broma, en realidad.

Algunos de estos cortes son muy dignos de club. ¿Hay planes de sacar alguno como single?

Publicidad

No por el momento. Veremos si lo piden. Paul ha dicho que le interesaba hacer algunos remixes, así que eso podría ser una razón para hacerlo. Y yo podría contactar a algunas personas que conozco, supongo. Supongo que conozco a algunas personas que podrían hacerlo.

Relacionado: Jean-Michel Jarre vio el comienzo de los espectáculos EDM y sabe cómo terminarán

¿Esta va a ser una colaboración continua?

Todavía no hay planes de ningún tipo. Pero fue muy divertido hacerlo, especialmente ese último pedazo donde trabajé con Paul en el estudio. Ahora cuando trabajo con Andy en cosas de Erasure –cuando de verdad estamos grabando– él canta por su lado y yo hago la música por el mío. Ni siquiera nos juntamos para mezclar, porque estamos en diferentes partes del mundo. Y con el álbum con Martin, todo fue hecho vía internet, así que fue un cambio muy agradable. ¡Y tiene una mesa de mezcla de verdad! No había usado una de esas en mucho tiempo. Se sintió muy bien.

Has estado en esto por tres décadas y media y has tenido el tipo de éxito que la mayoría de artistas solo pueden soñar. ¿Qué te motiva a seguir?

No sé, al decir verdad. No estoy intentando demostrarle nada a nadie. No me preocupa escribir la mejor canción desde "Yesterday" de los Beatles.

Algunos podrían decir que tienes algunas canciones que están a la par.

Oh, no diría eso [risas]. Pero pienso que lo que podría ser es la idea de entrar en un ambiente como este, donde estamos ahora, sin nada –ni siquiera una idea. Y se te puede ocurrir una canción. Ni siquiera lo planeaste, ni lo conceptualizaste, y de repente, posiblemente, puedes terminar con una obra sinfónica. Es impredecible, y eso es lo que lo mantiene interesante.

2Squareya está disponible en VeryRecords, a través de iTunes.