El Lado B del beat en el hip-hop mexicano

La BBQ 2016 demostró que Lado B sabe lo que hace desde hace mucho tiempo.
12.5.16
Vía: Noisey México.

Lado B son un colectivo de amantes de la música que, aunque su formación radica en el hip hop, se meten con música disco, soul, funk, neo soul, house y R&B. El pasado sábado 7 de mayo, viví la experiencia Lado B con su segundo Bbq anual; un mini festival con el legendario MC de Barcelona: Mucho Muchacho como invitado estelar.

Cabe mencionar que Lado B está conformado por gente que definitivamente sabe lo que hace desde hace mucho tiempo y que tienen muy claro el formato de fiestas que le quieren presentar a la gente. Nada se dejó al azar, no hizo falta nunca salir del bonito terreno ubicado en la colonia San Pedro Mártir, al sur de la ciudad (muy cerca de la salida a Cuernavaca), en donde se llevó acabo el Bbq 2016, en medio de un ambiente cuasifamiliar con la gente comiendo hamburguesas, hot dogs, pisteando, platicando y fumando a gusto.

Desafortunadamente no pude presenciar el set de Bobby Soprano ni el de Eva y, a pesar de que el evento inició a medio día, a las dos de la tarde ya estaba una número considerable de personas coreando y agitando las manos con las rolas de Zaque alías el mentor de Eric el Niño, de Tino el Pingüino y de quién sabe cuántos más, legendario productor y rapero nacional que salió acompañado de Hazel en las segundas voces. Escuchamos barras de sus dos producciones de larga duración, El Día y la Noche en el Infierno y la más reciente, Mujeres, la primer parte de su show es un diss a los raperos mediocres y la segunda es más una oda a la música y los beats alivianados de Zaque, que culmina con una versión del clásico No pienses en mi, pero en vez del beat original usan Jamming de Bob Marley.

El siguiente turno fue de Pakbel, productor de ritmos gordos como el nombre de su blog que ésta vez lució en extremo relajado y soltó un set bien alivianado con mucho funk y música disco. Durante los shows de rap la gente se aglomeró en el escenario y durante los DJ sets todos se dispersaban para comer, dar un rol, ir por una bebida, al baño o a sentarse y platicar, mientras Santana Meléndez tomaba su rol de anfitrión entre set y set, incluso de soltar algunas barras acapella cuando fue necesario.

Después de Pakbel vino Fntxy alías Taxi Dee, otro productor de alto calibre, bajos gordos, barras escurridizas/pegajosas oriundo de Tijuana y presentando su show por primera vez en la Ciudad de México, que incluye principalmente bangers traperos de su más reciente producción y obra maestra Hvbitö, remezclada y remasterizada, una de las mejores producciones del rap nacional escuchada en los últimos años. A parte de todas esas cualidades, su presencia se hizo notar como debe ser en el escenario e hizo rebotar a propios y extraños, por extraños me refiero a la gente que dice "no me gusta el trap, puro boom bap, carnal".

Siguió el DJ set de Karim Caleth, quién antes ya había tirado los beats en el show de Zaque. La gente se volvió a dispersar, fui por otra chela, rolamos otro y disfrutamos de los grooves que presentó Karim, desde clásicos hip hoperos hasta "Sexy Back" de Justin Timberlake y algo de house para subir los ánimos y poner a bailar a los asistentes.

Después del baile llegó Menuda Coincidencia al escenario, quién es conocido por su discurso crítico acompañado de beats pegajosos, perfecto para menear el cuerpo y escuchar argumentos filosos al mismo tiempo, el público no tardó en congregarse al centro una vez más. Posteriormente vino un B2B entre Reick Uno y Fancy Freak, momento de escuchar unos breaks para dar entrada a Tino el Pingüino, quién salió acompañado de los Guadaloops en vez de Maiky Navajas y ofreció un enérgico show, tal como nos tiene acostumbrados. La gente no paro de saltar, agitarse y corear sus rolas.

Llegó la noche y con ella el tanesperado show de Mucho Muchacho que subió a tumbar la casa y dejar en claro porque es una leyenda viviente, el tipo anda escupiendo barras sucias desde inicios de los noventa con su grupo 7 notas 7 colores y haciendo bangers para sus materiales de larga duración Chulería y Cookin´Bananas, en los cuáles colaboraron con la producción DJ Vadim y Cookin´ Soul, respectivamente. El chileno DJ Dacel fue el encargado de poner la pauta en las tornamesas para los raps de Mucho y dar entrada a lo que recordaremos como una fiesta memorable.