GIFs

Michael Beasley y los Bucks derrotan a los Spurs

Beasley anotó 28 puntos y los Bucks superaron a San Antonio con 109-107.
11.1.17
As super cool as the other side of the pillow. © Soobum Im-USA TODAY Sports

Anoche los Bucks de Milwaukee se estrellaron con la realidad de la NBA en San Antonio. Los Spurs habían ganado nueve juegos al hilo en casa al acercarse el partido, y los Bucks no tenían a su superestrella Giannis Antetokounmpo, que estaba enfermo y había fallado tres tiros en nueve minutos en el juego. San Antonio no tenía a LaMarcus Aldridge, que también estaba enfermo, aunque no importó tanto ya que los Spurs por lo general ganan juegos como este. Ven las ausencias como oportunidades para darle tiempo en la cancha a otros jugadores. Así son los Spurs.

Publicidad

Todo esto hace que sea más impresionante el hecho de que los Bucks lograron la victoria anoche con 109-107 en el marcador. Más sorprendente aún fue cómo sucedió la victoria. Parte pasó como lo esperábamos después de ver a Milwaukee logrando que los respetaran; Jabari Parker anotó 22 puntos, por ejemplo, y Malcolm Brogdon tuvo un juego productivo. Pero otra parte de esto sólo pudo parecerle normal a cualquiera que no haya tenido contacto con la NBA desde el draft de 2008. Michael Beasley —dueño de una racha de tres juegos en la que anotó 12 puntos— anoche anotó 28, reemplazando a Antetokounmpo y ayudando en la ofensiva.

Para Parker, fue una oportunidad de demostrar que podía mantener su ritmo sin la ayuda de nadie. Mostró todo su repertorio y se resistió a comprometerse demasiado, terminando con 9-16 en la cancha.

Si Parker personificó las esperanzas de Milwaukee para el futuro, sin duda anoche le perteneció a Super Cool Beas. Lo más curioso de verlo fue que su dominio tiene mucho sentido. Tiene muchos talentos, y analiza el juego claramente, parece ser uno de los 30 mejores jugadores en lugar de un jugador que tenga que estar en la banca. Beasley pasó gran parte del último cuarto moviéndose hacia donde quería y tomando decisiones correctas.

La ventaja final de llegó gracias a una asistencia de Beasley, pero la jugada que mejor representó su excelencia quedó demostrada mucho antes. Beasley bloqueó una anotación de Pau Gasol, y los Bucks pudieron recuperar el balón. Parker se adelantó y logró anotar. Esta fue la narrativa del juego: un jugador en ascenso moviéndose por la cancha y una temporada siendo aún sorprendente.