PSV

PSV y Vitesse, involucrados en acusaciones de abuso sexual

Han pasado muchos años desde las experiencias que marcaron su vida, pero decidieron hablar para motivar a que otras víctimas denuncien los abusos sexuales en el medio futbolístico
6.5.17

Un nuevo caso de abuso sexual en el futbol fue revelado este sábado. El diario holandés "De Volkskrant" publicó las declaraciones de dos exjugadores de los clubes PSV y Vitesse Arnhem que denuncian abusos sexuales durante su infancia en los campos de futbol holandeses.

El exfutbolista del Eindhoven relató lo que vivió a los 8 años, en la época de los 60, cuando uno de los entrenadores del club abusaba de él constantemente en una zona boscosa cercana a los campos de práctica. El hombre, que prefirió mantenerse anónimo, dio a conocer su experiencia a las autoridades del PSV, también con el objetivo de que indaguen entre otras posibles víctimas en la misma época. El responsable dejó de trabajar en el club pocos años después de los hechos.

"Ha pasado un sufrimiento indescriptible. Respetamos enormemente que haya dado el paso de contarnos su historia. Es ingenuo asumir que estas cosas ya no ocurren", dijo Toon Gerbrands, director del PSV, quien agregó que el club ahora cuenta con instancias dedicadas a evitar más casos como este.

Renald Majoor pertenecía al Vitesse en 1996, tenía 12 años, y el encargado del equipo lo hizo vivir un infierno que lo obligó a retirarse debido a los traumas seis años más tarde. Ese hombre lo habría retenido una noche, y de acuerdo con las declaraciones, le costó el puesto y una pena de seis semanas de prisión. Sin embargo, en ese entonces el club prefirió no externar el hecho y se desconoce el nombre del culpable. Al igual que el PSV, el director del Vitesse, Joost De Wit, dijo que la institución lamenta los hechos y se siente responsable del daño causado.

La Federación de Futbol de Holanda se ha unido a las autoridades de ambos equipos para solicitar las declaraciones si es que existen otras víctimas, como sospechan. Además, a finales del año pasado, el Comité Olímpico Holandés anunció el inicio de investigaciones en casos de abuso sexual en deportistas durante las últimas décadas, luego de registrar 251 denuncias sólo en 2016. El objetivo es hacer justicia.