Esculturas de cera sobre ansiedad, sexo y muerte (NSFW)

FYI.

This story is over 5 years old.

EXPRESIONES

Esculturas de cera sobre ansiedad, sexo y muerte (NSFW)

Sigrid Sarda es una pintora convertida en escultora de cera, y sus figuras humanas realistas expresan su ansiedad sobre el mundo.

Después de una experiencia emocionalmente traumática, Sigrid Sarga dejó de pintar y se reformó como una escultura de cera. Utilizando cera y objetos encontrados, Sarfa crea escenas distópicas con figuras realistas que expresan su ansiedad sobre el mundo. "Interesada en las necesidades humanas fundamentales y la emoción universal, cuestiono la identidad personal, los papeles del hombre y de la mujer, y el sexo como algo provocador. Adapto los valores y las normas culturalmente aceptables que tomo de fábulas, alegorías, cuentos de hadas y noticias del día para crear viñetas de pesadillas de mi propio malestar", Sarda cuenta a Creators.

Publicidad

Una artista autodidacta, Sarda aprendió a pintar estudiando los trabajos que estaban en los museos. Pero después de la muerte de su padre, dejó de pintar y se interesó en arte de modelar cera. Sarda dice que el cambio es significante porque la modelación de la cera, históricamente, está relacionada con la muerte. "En contra de la naturaleza paradójica de la cera, un medio usado para inmortalizar la existencia de alguien, yo creo figuras que desafían, y a la vez aceptan la muerte. La representación de carne y piel, ya sea en sus pinturas o en esculturas, también tiene una fascinación para mi. Concentrarse en las propiedades de la cera mientras te alejas de los adornos, fuerza al espectador a interactuar con el aspecto visual, obteniendo respuestas que van desde la fascinación hasta la repulsión", explica.

Una obra en construcci贸n

Cuando Sarda habla sobre la interacción entre su trabajo y el espectador, se refiere a las expectativas que crea al usar cera para producir una representación realista de las partes del cuerpo humano. "La piel es vista y sentida como algo vivo y sensual. Transpira y es húmeda, huele y puede ser transformada en otra identidad cuando se le cubre con maquillaje o algún adorno. Incluso cuando está llena de enfermedades, lo grotesco llama nuestra atención. Es una impresión visual."

El contraste entre la apariencia realista del trabajo de Sada y la realidad de lo que es –ya sea la apariencia idealizada de algo viviente, o una conmemoración de alguien que ha muerto– es un tema que ella llama "la efigie y la muñeca." Sarda intenta ilustrar la distancia entre estas percepciones para mantener nuestros pies en la tierra. "Mientras más nos movamos de la realidad de la muerte, más alejados estamos de nosotros mismos."

Publicidad

Sigrid Sarda está en el proceso de trabajar en una instalación a grande escala, y está participando en una residencia en el Museo Gordon de Patología, en Londres. Puedes ver su proceso en su Instagram.

Relacionados:

Klaus Staeck lleva más de 30 años molestando a la clase política con arte

Esculturas de cerámica y oro muestra la fragilidad de la vida

Crítica y distorsión a una sociedad que siempre desea más: Joep van Lieshout en México