Sobreviví a una fiesta polaca llena de vodka

Sobreviví a una fiesta polaca llena de vodka

“Tomas como una mujer”, gruñó mi anfitrión. En realidad fue un cumplido. Las mujeres polacas se encuentran dentro de la categoría de los más grandes bebedores del mundo.
30.1.17
All photos by Ada Kase.

Todas las fotos son de Ada Kase.

Un hombre enorme y peludo, con brazos más grandes que mis piernas golpeó la mesa con una botella de vodka. Pasaba el mediodía. Me sentí aliviado de no tener que pelear con él.

"Na zdrowie", me ordenó. A nuestra salud. Cada quien bebió su trago. El vodka era Soplica, una de las marcas más viejas en Polonia. Estaba funcionando muy bien. El hombre rellenó los vasos.

Mientras comenzamos a hinchar nuestros estómagos con salchichas y pyzy, o cerdo relleno con papas, los tragos se sucedían uno tras otro. Ya que estaba obligado a permanecer despierto durante la tarde solo bebía la mitad del vaso. "Tomas como una mujer", gruñó mi anfitrión. En realidad fue un cumplido. Las mujeres polacas se encuentran dentro de la categoría de los más grandes bebedores del mundo.

polishvodka_IMG_4442

Polacos son los número 14 a nivel mundial en el consumo per capita de alcohol.

Los viajeros en Polonia deben estar preparados en cualquier momento para el vodka, en cualquier lugar. ¿Una comida familiar? Sacan la botella. ¿Una caminata en el parque nacional? Botella. ¿La fiesta de cumpleaños de la abuela? Botella. ¿Sentarse alrededor de la fogata? Un suministro interminable de botellas y presión incesante por seguir bebiendo.

READ: I Gained 20 Pounds Visiting My Wife's Polish Relatives

Publicidad

Europa del este es cuna de las tasas más altas de consumo de alcohol en el mundo, gracias en parte a una combinación de amargos inviernos fríos y encuentros con una frecuencia alarmante con el Ejército Ruso, sin mencionar ataques alternantes con suecos, alemanes y tribus de caballería de Asia Central, en varios momentos de la historia. Polonia califica en el 14vo. lugar en consumo de alcohol per cápita, con 10.67 litros de alcohol puro por persona al año. No es coincidencia que países vecinos como Estonia, Bielorrusia y Lituania ocupan la medalla de oro, plata y bronce, respectivamente.

polishvodka_IMG_5491

El Este de Europa tiene los más altos índices de consumo de alcohol.

Es imposible escapar del alcohol, incluso en la naturaleza. En medio de una caminata exhaustiva dentro de las montañas Tatra cerca de la ciudad vacacional de Zakopane, me uní a un picnic instalado afuera de una encantadora cabaña tomando café. Un grupo cualquiera de excursionistas se sentó junto a mí y uno de ellos sacó una botella de vodka Bols, el cual es holandés no polaco, pero produce el mismo efecto. Mis tímidos rechazos fueron ignorados. Nos hicimos amigos rápidamente. La caminata se puso confusa a partir de ese momento, si no es que más fácil.

Cuando los polacos más viejos organizan la fiesta, es solo cuestión de tiempo antes de que todos empiecen a cantar "Sto lat", una canción tradicional que celebra a los participantes y pide que éstos vivan hasta los 100 años. Para un grupo de adultos jóvenes en el campo, con una fogata refulgiendo, fue una historia diferente. Un hombre con peinado pompadour cogió una guitarra y comenzó a cantar los clásicos de Nirvana mientras una pila de botellas vacías se acumulaba rápidamente.

polishvodka_IMG_4189

Vodka y salchichas, una comida polaca.

Tomar tres shots era el cover para unirte a la fiesta. Bromeamos acerca de la presión social para beber. "Sólo arroja el trago por encima de tu hombro", sugerí.

"No, todos lo verán", dijo el guitarrista. "Es mejor fingir que acompañarás el trago con un vaso de Coca Cola, pero escupes el vodka dentro del vaso".

polishvodka_IMG_5581

Un clásico era el wodka weselna o "vodka para bodas", producido en masa por lugareños para asegurar que las bodas fueran lo suficientemente festivas.

Contábamos con una buena variedad de intoxicantes para escoger. Había varios moonshines (whisky ilegal), uno incluso infusionado con un agradable sabor a café. Un clásico era el wodka weselna o "vodka para bodas", producido en masa por lugareños para asegurar que las bodas fueran lo suficientemente festivas cuando nadie podía costear los espíritus de las tiendas. Una rima ingeniosa en la etiqueta sugería un brindis cordial para la felicidad de los recién casados. En la parte de atrás, había un eslogan gracioso sobre la excelente calidad de la bebida, preferida por caballeros y damas. Las bodas son famosas por durar hasta las primeras horas de la mañana siguiente y se espera que los anfitriones proporcionen una botella por invitado para ofrecer suficiente combustible para la celebración.

El vodka presentado para la noche, sin embargo, era Zubrowka, así llamado en honor del bisonte europeo que merodea en el parque nacional cercano. El espíritu toma su nombre, así como su ligero color amarillento, de la hoja de hierba de búfalo que flota en la botella. En Estados Unidos, la receta original de Zubrowka fue prohibida en 1978 por la preocupación de que la planta actuara como un adelgazante de la sangre. Le da una dulzura agradable, aunque la sutileza tiende a perderse en la cantidad.

polishvodka_IMG_5431

Incluso en las montañas el vodka nunca puede faltar.

Alrededor del fuego, los bebés juegan tranquilamente mientras sus padres retozan y beben más. "¡Papi, ten cuidado!", una pequeña adorable de tres años advierte a su padre, quien había saltado sobre las flamas. El vodka sigue fluyendo.

La habilidad de seguir el ritmo de los demás es una prueba para los recién llegados. Mantente de pie y serás considerado parte de la familia. Cuando me alejé de la fogata para orinar, alguien arrojó luz sobre mí con una lámpara de mano para asegurarse que no estaba vomitando. Todos se compadecían por adelantado por las crudas que seguramente íbamos a sufrir al día siguiente. Mientras tanto, yo planeaba levantarme a las 6 AM para ir a recolectar hongos.

Afortunadamente, no tengo poca experiencia en cuestiones del hígado. Cuatro años en una universidad de artes liberales no fueron en vano. Con mucha agua y un poco de ilusionismo táctico, estaba listo y radiante para salir temprano a la mañana siguiente, cuidando de no pisar los cuerpos de mis compañeros bebedores que seguían durmiendo los efectos del pasatiempo nacional.