Conoce a los fotógrafos de la muerte de la India

Dos fotógrafos colaboran en una serie de imágenes de cadáveres en la ciudad santa de Beranés.

|
30 Diciembre 2016, 7:50am

Las piras funerarias junto al río Ganges en la ciudad santa de Beranés. Imágenes cotesía de los artistas

Atención: este artículo incluye imágenes de cadáveres.

Cuando el fotógrafo Matteo de Mayda viajó a la India para fotografiar a los inventores más brillantes del país, el proyecto quedó frustrado en el último momento. Mientras andaba desesperado por encontrar otro tema para su trabajo, dio con un vídeo local sobre los fotógrafos de la ciudad santa de Beranés. Una hora más tarde ya había comprado un billete de tren de tercera clase para emprender las 30 horas de viaje hasta la ciudad, donde conoció a uno de estos fotógrafos de la muerte que trabajaba junto al río Ganges River bajo el nombre de Indra Kumar Jha.

De Mayda, fotógrafo y director de arte cuyo trabajo se centra en buenas causas a través de la colaboración con ONG o la creación de documentales, sabía que encontraría una buena historia para fotografiar. La idea inicial era fotografiar a Jha haciendo su trabajo en las piras funerarias de Beranés. Pero cuando de Mayda vio las fotografías sobre la pared del estudio de Jha, no tardó en darse cuenta de que la parte más interesante de su trabajo eran sus imágenes.

Matteo de Mayda fotografía al fotógrafo de la muerte Indra Kumar Jha

“El único archivo que gurada Indra es la tarjeta SD que tiene en su cámara”, dice de Mayda a The Creators Project. “Cuando está llena borra todas las imágenes porque para él no tienen ninguna importancia”.

Lo que sorprendió a de Mayda fue la coherencia del cuerpo de trabajo de Jha. Mientras que un fotógrafo profesional suele necesitar largos años de experiencia para conseguir acumular las habilidades técnicas y estéticas para llegar a hacer una buena, de Mayda encontró en el trabajo de Jha un talento prenatural.

Indra en el trabajo

“Indra lo consiguió por necesidad y sin perseguir ninguna ambición artística o concepto para un proyecto”, dice de Mayda. “Es una especie de sabiduría inconsciente”.

Cuando Jha tenía 17 años, compró una pequeña cámara y empezó a fotografiar de forma autodidacta. Jha, que utiliza una Canon IXUS 180, dice que le gusta su trabajo porque no tiene jefe y puede ganar entre 1.500 y  2.500 rupias  (21-35 euros) al día. Jha se define como fotógrafo de bodas y cumpleaños para evitar cualqueir estigma social.

La cámara de Indra, una Canon IXUS 180

“Por mi parte, además de las imágenes del trabajo de Indra, decidí fotografiar los principales objetos utilizados durante los rituales hindues en el crematorio”, añade. “Cada uno de ellos nos cuenta un poco más sobre la persona representada”.

De Mayda sitúa la fotografía de Jha dentro de la tradicción de la fotografía de los muertos que se practicaba de forma general con niños y bebés durante la era victoriana, porque la tasa de mortalidad infantil eran extremadamente altas y a veces la única foto que llegaba a tener la familia del niño era un retrato suyo tras su muerte. De Mayda explica que la colección que ha creado junto con Jha es un guiño al libro Sleeping Beauty que explora esta cultura.

Un retrato de los colaboradores Matteo de Mayda y Indra Kumra Jha

Aquí encontrarás más información sobre el trabajo de Matteo de Mayda.

Traducción de Rosa Gregori.

Si tienes un proyecto y quieres que aparezca en nuestra web, envía un email a thecreatorsprojectES@vice.com

 

Artículos relacionados:

Siniestras fotos de escenas del crimen

La prótesis y los tacones de Frida Kahlo en una serie de íntimas fotografías

65 años de la historia de Cuba en una colección de fotos inéditas