Mala Rodríguez: Si no existe el camino, tú lo tienes que hacer

Mala Rodríguez: Si no existe el camino, tú lo tienes que hacer

"Las brujas son malas y yo soy mala como una bruja". La legendaria rapera española nos regaló esta charla en su paso por Chile.
28.3.17

La que muchos consideran la mejor rapera que ha bendecido el micrófono en español, lanzará su nuevo disco a finales del 2017 y luego de 4 años de girar con su última placa Bruja (2013), La Mala sigue cosechando sold outs, fans que llegan a las lágrimas y coros de edades diversas que entonan sus historias como si fueran propias. Con tres hijos —el último recién de siete meses—, una perspectiva estética propia, su poesía, sus teorías científicas y dueña de su tiempo, llevamos a cabo la siguiente entrevista en un hotel de Santiago de Chile.

"¿Sabe? Soy una artista que trabaja con las emociones, con las palabras, que expresa en el escenario cosas que a lo mejor no podría expresar en otro lugar y que siempre está buscando. Yo me siento así. No le tengo miedo a nada" me espeta de una, cuando le pregunto cómo se siente hoy en día. A una esquina, el equipo de fotografía prepara todo para las tomas que se alargaron de una a tres horas. Como no sabíamos que María se quedaría toda la tarde con nosotros, comenzamos la entrevista, al mismo tiempo que Josefa, le quitaba y ponía maquillaje.

Noisey: La bruja es oscura. Además fueron perseguidas y quemadas en el medioevo ¿Por qué elegiste ese título para tu último disco? ¿Qué tiene que ver contigo?
La Mala: Pues, las brujas son malas y yo soy mala como una bruja. Es muy trabajoso ser mala. Que tienes que estar ahí trabajando con las maldades. A ver, para no confundir a las niñas de 12 años, que van a ver esto: Yo quise seguir la historia de que nos llamen brujas. Pues ok ¿Nos llaman así? Acepto el reto. Como mujeres, cuando crecemos —en esta sociedad que está cambiando, gracias a dios—, tenemos ese estigma. De ser causa de los males de todo. Y cuando hay una que hace, que es sabia, es peor. Cuando había una vieja en el pueblo que estaba sola con sus plantas, haciendo sus cosas, con los libros, en verdad con su mundo, con su sabiduría, con su universo, la llamaban "bruja" y la tenían apartada, le temían. Era más fácil decir que era peligrosa y la llevaban a la hoguera, la querían eliminar. Entonces es una manera irónica de aceptar esa cruz, ese estigma y darle la vuelta al concepto de bruja como algo malo. Sino que es algo bueno: me lo apropio. Yo puedo darle la importancia que creo que tiene. Aunque tú no se la des.

En México me tocó entrevistar a los chicos de Pxxr Gvng (hoy Los Santos) y dijeron que la canción de "La Niña" había sido de gran inspiración para ellos, al comienzo de su carrera ¿Por qué crees que esa canción ha trascendido tantos años y se ha convertido más menos en un himno?
Las canciones que tienen verdad llegan al corazón de las personas. Es muy fácil conectar con la gente cuando hay verdad. La canción de "La Niña" está inspirada en un 50% en mi vida y el otro 50% en la vida de mi amiga Isa. Mi amiga ha tenido muchos trabajos en la vida y ha pasao' por muy malos momentos. Cuando hay verdad, en lo que escribes, eso traspasa todo […] Tiene mas que ver con mi corazón, con lo que yo siento, con qué es lo que me emociona. No soy de matemáticas. Se me dan muy mal, yo trato de ayudar a mi hijo, pero es que se me da fatal, tengo que mirar Internet, a ver "¿Cómo era esto?". Pero confío en lo que me emociona. Confío cuando algo me pone los pelos de punta, cuando siento, cuando sé que lo que estoy escribiendo es algo bueno. A veces te las pasas escribiendo un montón de rato y no hay nada bueno, y de repente te pones a fregar y te sale una canción de la nada. Entonces la escribes donde pilles o la grabo donde sea. Tiene que ver con una emoción que te palpita, con algo que sientes que te hace llorar. A veces me pongo a llorar y digo "¡Qué suerte! ¡Gracias!" Porque me ha venido esto. Que no creo que lo haya hecho yo, sino que alguien me lo está diciendo. Es un sentimiento muy fuerte que me ha pasado con varias canciones. Con la de "Quién manda" me pasó, y la de "Caliente también". Pero en la de "Quién manda" todo el rato tenía la imagen de alguien pisándome ¿sabe? Cuando estás ahí doblegado totalmente y no te puedes mover, cuando estás totalmente inmóvil. Nace de la impotencia. Fíjate: que esa canción que es sacando el cuello, nace de la pura impotencia, de cuando no puedo hacer nada. Entonces yo pregunto ¿qué más hay? Pues hay mucho más.

No tengáis hijos

Cuando comenzaste tu carrera en el rap, que es un género históricamente machista ¿cómo lo hiciste para ser respetada?
¡Qué va! Mira primeramente no me parece que el rap sea de machos, porque siempre han habido mujeres en el hip hop, siempre, siempre. Puertorriqueñas, americanas, afroamericana, en España también. Muchas generaciones. De que ha habido muchas menos, sí es cierto, pero es que hay muchas menos mujeres en todos los ámbitos de la vida.

¿Y por qué crees que sucede eso?
Porque las mujeres paren. Porque la mujer ha entrado en el mercado laboral mucho más tarde y porque las mujeres incluso, chicas de la generación mía, cuando tienen hijos se despiden del trabajo, se despiden de la vida social, de su mundo artístico. Se despiden de muchas cosas. Con esto no estoy diciendo "¡No tengais hijos!", que también lo digo. A muchas amigas mías les digo: "No tengais hijos porque es un rollo, pero claro" […] Pues mira, me gustaba escuchar el rap porque quería escuchar lo que decían los hombres. Tenía una gran curiosidad por saber qué pensaban. Yo me he criao' sin un padre, sin una figura paterna, no he tenido lo que es un padre. Tenía una gran curiosidad por el mundo masculino, quería saber. Pero no puedo decir lo que dice un tío, porque no siento como un tío, no hablo como un tío, no vivo lo que vive un tío ¿Entonces qué paso? Que yo me hice mi mundito y saqué lo que yo sentía, lo que yo vivía, lo que conocía. Y la gente vino a escuchar lo que decía. Que yo no esperaba nada. Pero cuando saqué el disco y la gente lo aceptó, me vi rodeada de un público donde la gente que se sentía oprimida; gente que se sentía discriminada y un montón de mujeres que no habían ido nunca a un concierto de rap. Y dije "¡Coño, esto está bien! ¡Esto me encanta!". O sea ver esta mezcla de público: gente de barrio, gente de dinero, gays, lesbianas, tías de mi colegio. Una mezcla totalmente interesante. Algo está pasando: estamos hablando de cosas distintas. Y es que si no existe el camino tú lo tienes que hacer.

En ese sentido, haz abierto caminos para muchas raperas y cantantes del género urbano, ¿sientes la responsabilidad de ser un referente?
No me gusta nada eso. Porque yo siempre estoy cometiendo fallos. Pues no es como que otros repitan mis errores, es al revés. Yo sé que hay muchas personas que inician su carrera… y para mi es un honor, que me mencionen. Pero no me gusta sentirme como una especie de modelo. No, como modelo no. Me gusta poder tener la libertad de equivocarme. No como cuando eres madre. Me gusta poder ser más de una persona. Que yo siento la libertad que en mi mundo creativo puedo estrellarme, puedo ser cualquier cosa. No tengo que estar todo el rato ahí como un político que tiene que ser correcto, porque estás siendo observado. En ese sentido, creo que cada una tiene que hacer su camino y equivocarse ¿Por qué si no qué va a ser una? ¿Va a ser su madre? No, gracias.

Leí en una entrevista de hace algún tiempo que decías que era mejor no ocupar la palabra "feminismo" y más bien ocupar la palabra "justicia" ¿todavía piensas así?
Sí, porque se aprovechan, le dan la vuelta. Todo es truco, nos hacen trucos todo el rato. Trucos como: ahora feminismo es esto, ahora esto otro. Ahora es feminismo una tía enseñando las tetas. Se le desprestigia, se le quita valor ¿Entiende? Entonces cualquier movimiento que sea impulsado desde una manera completamente ética y natural, pues ya se convierte en algo otro… Mira, todos los obstáculos que nos ponen nos sirven para ir más adelante y ser mucho más perspicaces y originales, porque ahora la lucha del género ¿No es una lucha obvia que necesitamos que haya igualdad en todos los derechos? ¿Por qué debe haber una diferencia entre géneros? ¿Por qué? ¿No es obvio? Bueno pues, resulta que no […] Hay cosas que siendo mujer me molestan. Como cuando nos vemos con tacones. Me da la impresión que parecemos Tiranosaurios Rex ¿Por qué seguimos usando tacones si es un símbolo completamente patriarcal y opresor? ¡A tomar por culo los tacones! ¿Me entiendes? A mi me gustan los tacones cuando estoy en la cama. Sí, porque son un puro fetiche, se ven más lindos en la cama ¿Pero qué es eso de caminar con los tacones? Eso es una tortura.

¿Haz sentido alguna presión por verte de cierto modo o hacer algo que no haz querido? Sellos, managers…
Mira siento decir que no. A mucha gente le gusta creer que los sellos son como una especie de diablo que viene a hacer que no seas puro. Pero a mi no me ha afectado, a mí me han dicho tantas veces hagamos esto, hagamos lo otro. Pero si una artista tiene claro lo que quiere hacer, por mucho que le digan… es como el dinero: el dinero no te cambia, te delata. Pues igual en la vida: vienen todo el rato a decirte ven, mira, toma ¿Sabe? Pero ahí estás tú para decir "No, si yo ya sé por dónde y lo que quiero". Y también entiendo que exista esa figura, porque hay muchos artistas que a lo mejor no tienen todavía el carácter, pero tienen el arte y talento, y les viene bien que venga un productor y les diga vamos por aquí; un letrista, que diga: "canta esta letras" y un músico que diga: "hace estos arreglos". Ahora también hay otros artistas que tienen claro qué tipo de arreglos, qué tipo de letras, cual tipo de vestido se quiere poner. Entonces ¿Sabe? No es un vendío el que está en una discográfica. Yo creo que hay gente en el underground que son más putas que muchos que están ahí en todos los laos'.

¿Cómo es ser rapera con todo este tiempo que llevas de trayectoria, pero además teniendo hijos y una vida fuera del escenario?
Pues es jodido. Jajaja porque he sacrificado mucho a mi familia para poder seguir haciendo lo que me gusta. Y no es fácil. No es fácil para nada, por eso yo siempre le digo a mis amigas que no tengan hijos y luego ellas me dicen "¡Sucia, si es que tú tienes un montón!" Jajaja. Siempre les digo "no tengáis". Pero es que siento que es una cosa tan importante el ser figura y modelo, el ser madre. Es increíble porque no puedes hacer cosas mal, es muy difícil. Ahí tienes que hacer las cosas bien, no puedes hacer maldades. Porque ahí no vale eso "Ay, mi madre es una música cocainómana. Es muy artista". No, eso no vale, es una mierda. Yo paso.

El género urbano necesita calle, para generar sonido y letras..
Eso es muy interesante. Es que tus preguntas son de rollo de montón de rato eh. Que son preguntas de un debate. Es verdad. Pienso en el arte plástico… en como muchos artistas que venían de la universidad de repente se pusieron a hacer las cosas en la calle y han hecho el street art tan guay de ahora ¿sabe? Y los de la calle están como "¡Hijos de puta, nos han quitao' todo el protagonismo!". Les han quitado la calle, pero pa' que tú vea. Lo que importa es que se hagan cosas chulas. Mira: Drake no era un chico muy callejero que digamos ¿o no? Te pregunto. A mi me parece que venía no tan de abajo. Entonces, ¿qué es lo que pasa si sólo triunfa la gente que esté en la calle y con problemas económicos? Los mejores raperos serían los de Sierra Leona ¿no? Yo no sé. Creo que lo que ha de triunfar es el arte, son los artistas: la sensibilidad artística. Da igual de donde venga. Creo que hay que ser humilde y respetuoso con todos, no sólo con unos. "No, esto está vetado porque no son calle" ¡Oye, si el chico tiene un trabajo maravilloso! Del que tú dices: ¡Coño, esto está guapísimo! Si me hace sentir ¿Por qué le vas a vetar? No estoy defendiendo lo fresa, sino que al revés: creo que todo el mundo ha de tener la oportunidad de ser escuchado.

¿Cómo te nutres? ¿Cómo te educas?
Me encanta leer. Me gusta muchísimo. Me gusta leer e investigar. Me gustan las letras: la poesía, la literatura rusa. Me gustan también los libros de ciencia. Ehm ¿haz escuchado hablar del universo holográfico?

No. Cuéntame un poco…
Pues es súper interesante, pues que realmente han descubierto que estamos en un universo finito. No es infinito. Y hay un montón de pruebas que confirman que esto es un holograma. Que esto es una proyección. Qué chulo ¿no? Es una proyección de un creador. Es súper, increíblemente guapísimo pensar en eso ¿No te encanta?

Si, bueno, pero lo encuentro abismante…
Pues hace un montón de rato que yo ya estaba con este tema y hace poquito lo han confirmado.

Las curvas y el volante

Corto la entrevista rápido, me apuro para alcanzar a hacer todo. Pero ella está interesada en la conversación. Me dice que no me apure, que le haga todas las pregunta que tenga. Me acuerdo de un skater brasileño con el que compartimos música hace poco y a quién le conté de esta entrevista. Asalto.

¿Eres consciente de cómo ha cambiado tu sonido?
Ehm, más tenía que haber cambiao'. Sí, sabes. Es como cuando tú quieres hacer cosas pero es lo que hay. Quiero decir que me parece muy rico lo que se está haciendo musicalmente ahora en España. Ojalá hubiera pasado hace 10 años. Como productores, sabes. Porque hace 10 años daba mucha grima, era muy lento. Pero de 10 años pa' acá todo ha hecho un boom gracias a internet y todo. Antes las producciones eran mucho más… No sé, me hubiera gustado que mis discos hubiesen evolucionado mucho más guapamente. Pero en las letras veo que hay cosas que se mantienen como en el primer día: toda la poesía, el folclor que muestro. La forma de componer; eso sí siento que se parece.

¿Escuchas reggaetón?
[Abre los ojos y pone suspenso] Mira: Te voy a contar una cosa. Estoy con una persona que hace conmigo… que es entrenadora personal y también bailarina: trabajamos juntas. Y hay veces que pone temas de eso y es que yo me desconcentro ¡Me desconcentro mucho! Te juro que estoy ahí sufriendo, haciendo plancha o lo que sea y pone esos temas y digo ¡Pero es que no puedo! Ahora mismo me he perdido ¿Qué coño está diciendo tío por favor? ¿Tienes un arma blanca o algo? ¿Qué tontería esta diciendo ese hombre por favoh'? Nosotras nos reímos. Yo creo que todas las mujeres, en el fondo, cuando escuchan reggaetón, se ríen. Además, siento que para escuchar esa clase reggaetón hay que tener estudios universitarios, porque es demasiado heavy tío. Siempre me quedo pensando ¿Ha dicho eso?

¿Cómo tomaste la decisión de que Steve Lean produjera parte de tu disco?
Ah, eso fue porque invité a Cecilio G a que abriera mi concierto y él vino con esta gente. Pero él era el niño chico. Allí conocí a Esteban y estuve hablando con él. Tendría 16 o 17 años y me dijo: "Yo hago música" y yo le dije: "¿Sí? Pues mándame que quiero oírla", y me estuvo mandando música y me molaba. Entonces, al tiempo, empecé a ir a grabar a un estudio donde él estaba. Me puso un par de bases y me puse a improvisar, se quedaron ahí un par de temas. En el de "Mátale". Volví al día siguiente y esta gente ya había grabado encima y dije "Ay, mira qué guay" y como que no lo quería publicar. Porque a veces hago eso: yo no publico todo lo que grabo ¿Qué es esa manía de publicar todo lo que uno hace? Y bueno, al tiempo dije "Bah, vamos a ir sacando cosas". Fue muy divertido, sorprendió a la gente. A mí me gusta hacer, hacer, hacer. Y si luego pasan cosas, ya en plan profesional, pues medir más los pasos, pero siempre hacer, no cortarme de hacer cosas. Nunca dejar de trabajar.

¿Fuiste consciente —desde un comienzo— de tu herencia gitana? ¿De tu cosa flamenca?
A mi me parece que el tener una cultura y manifestarla en lo que haces es muy normal. Tiene que salir porque eso está en ti. Es normal que salga. Y a mi me criticaban por eso, porque no es el patrón que conocen. Entonces cuando le metes un poco de flamenco, le das tu cosita y preguntan ¿Esto qué es? Ah, pues es rap flamenco. Y me mataron los flamencos. En su momento se dio mucho la critica; pero todo eso fue bueno. Por eso me ha gustado lo que se hace en España últimamente: todo es fresco y sin complejos. Cuando antes los raperos españoles era "Jodé tío, parece que teneís 74 años". "Todo es así y todo lo que se salga de aquí no es". Yo siempre he estado más abierta a conocer la personalidad de cada uno. Pero es que no me puedo creer que todos los raperos sean y suenen iguales. Imiten y griten igual: hagan todo igual. Muéstrame cómo eres.

Y en ese sentido ¿Fue relevante para ti pasar por otros tipos de trabajos que no fueran la música?
Claro que sí. Lo noto en las sensaciones. Por eso me gusta que a uno le sigan ocurriendo cosas difíciles, que sigan pasando historias. Porque si no siguieran poniéndote obstáculos en tu camino quiere decir que ya, se acabó. Y no. Por favor, tienen que haber más cositas. En la vida tienen que haber más curvas. Si lo divertido es coger una y otra vez el volante ¿O no?

Fotos: Pedro Quintana; asistentes: René de la Cruz y Paz Vázquez; make up: Josefa Inostroza; styling: Fran Germain.

Sigue a Andrea en Twitter.