Reseñamos algunas de las cortinillas más épicas de la radio colombiana

“Se metióoooooooooooooooooooooooooo”
7.12.16

Foto vía. 

En el carro, con la familia, en una fiesta, en una sala de espera, en la calle o con audífonos, la radio nos ha sabido llegar de muchas formas distintas a lo largo de nuestra vida. Es un diálogo uno a uno con una persona que no podemos ver. Una manera de escuchar música sin ser nosotros los que elegimos las canciones y, en últimas, un ejercicio de escuchar que hace que voces y canciones se nos queden metidas en la cabeza para siempre.

Publicidad

Cuando escuchamos radio, nuestra atención siempre se va a lo que esperamos oír, pero las cortinillas, esas canciones cortas que marcan el inicio o el final de un programa, siempre están ahí, sin importar el locutor de momento o la hora del día. Segmentos de audio cortísimos que se quedan tatuados en nuestro subconsciente y que podemos cantar o tararear con solo escuchar un micro segundo de ellos. Nuestra radio colombiana tiene muchos de esos y les reseñamos algunos de los mejores para que canten con nosotros por un rato.

***

Radio Uno

Radio Uno es la emisora de la música del pueblo y los concursos que te llevan a Jorge Celedón a tu casa y de farra con moteleada incluida. Obviamente su cortinilla tenía que ser una papayera vallenata con esa sección de acordeón que parece que dijera Radio Uno.

W Radio

Coros celestiales, un tecladito que dice alegría y unos asomos de música electrónica. La bienvenida de Julito (no me cuelgue) Sánchez Cristo a los micrófonos de La W es una vaina demasiado bella.

Radio Sutatenza

La histórica Radio Sutatenza, que a finales de los cuarenta nació como un proyecto radial para educar a la población rural del suroccidente colombiano, comenzaba con una cortinilla bien optimista. Trompetas que van subiendo de tono y una flauta que aparecía al final y marcaba el inicio de una nueva sección de conocimiento para los campesinos del país.

Bésame

La cortinilla de la emisora más romanticona de este país -que seguramente escucharon en el carro de una tía o en cualquier consultorio odondológico- es simple pero bien sugestiva. Apenas un par de golpes de bongoes que terminan con la voz de dos mujeres diciendo "Bésameeee".

Melodía Stereo

"Desde el moderno edificio de cristal en la calle 45, epicentro de la radio, transmite Melodia Stereo en 730 kilociclos". Una de las frases de nuestra vida acompañada de ese xilofono con el que empieza y termina que suena delicioso.

Radio Policía Nacional

¿Quién carajos se hubiera imaginado que la radio de la Policía sería una vaina tan sabrosa? Su cortinilla es un mix de música tropical y reggaetón que nos pone a pensar porque los señores de verde no se han dejado contagiar por su propia emisora.

Oxigeno

"La emisora que está de moda" se echa su buen aleteo electrónico acompañado de una voz de bazar bien penetrante en su cortinilla. "¡Más música, más eventos, más adrenalina, más actitud!".

Candela Estéreo

Estos manes si son bien contundentes con su mensaje o, ¿no les quedó claro que son solo éxitos?

Colorin Colorradio

Cuando uno era niño y esta vaina sonaba, uno sabía que se venía lo bueno. Un tema cantado por niños al mejor estilo Disneylandia o Los Hermanos Grimm que hace dar ganas de mover la cabeza de un lado a otro.

Olímpica Stereo

La cortinilla de Olímpica Stereo es algo parecido a escuchar al locutor cuando un equipo de fútbol mete gol en televisión. Una O alagaradísima que definitivamente se metióoooooooo.