FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Cadena perpetua para el capo de narcotráfico digital más grande de la historia

Ross Ulbricht, el creador del "Amazon" de las drogas, Silk Road, fue condenado a cadena perpetua después de cuatro meses de juicio.
2.6.15

"Lo que usted hizo en conexión con Silk Road fue terriblemente destructivo para nuestro tejido social", dijo la jueza Katherine B. Forrest antes de pedirle al jurado que leyera la sentencia de cadena perpetua para Ross Ulbricht, un físico de 31 años, acusado de ser el capo de internet más grande que ha habido. Fue condenado por conspiración para cometer tráfico de drogas, lavado de dinero y piratería informática.

Publicidad

"Habiendo creado Silk Road, arruiné mi vida y destruí mi futuro. Pude haber hecho mucho más con ella. Ya veo que es demasiado tarde. Ya tuve mi juventud y sé que usted me tiene que quitar mis años intermedios, pero por favor déjeme vivir mi vejez", le escribió Ross a su juez después de cuatro meses de juicio.

Lea Todo lo que tiene que saber sobre Ross Ulbricht y el Silk Road, desde quién es Ulbricht, a cómo fue la creación del Silk Road y cómo fue su captura.

Foto vía

Por su parte, la defensa alegó desde el primer día del juicio que aunque Ulbricht sí creó Silk Road como un experimento económico, después de unos meses lo vendió por ser demasiado estresante. Afirmó que Dread Pirate Roberts, el nombre de usuario que utilizaba el responsable de manejar Silk Road, es el verdadero culpable, que sigue en libetad y que Ulbricht está siendo incriminado por ese sujeto. Además, señaló que Silk Road no tiene víctimas y que no se puede declarar un crimen sin víctimas.

El fiscal Preet Bharara dijo que Ulbricht había "desarrollado un nuevo prototipo para el uso de internet, para socavar la ley y facilitar las transacciones criminales".

Este, de hecho, fue el objetivo principal de Ulbricht para crear esta página en la deep web y permitir a las personas vivir en un mercado libre y sin restricciones. En su perfil de LinkedIn aparece: "Quiero utilizar la teoría económica como un medio para abolir la coerción y la agresión entre los seres humanos… La forma de fuerza más extendida y sistemática es la de las instituciones y los gobiernos, entonces este es mi esfuerzo actual. La mejor manera de cambiar el gobierno es cambiar la manera en la que piensan los gobernados. Con ese fin, estoy creando una simulación económica para darle a las personas una experiencia de primera mano de cómo sería vivir en un mundo sin el uso sistemático de la fuerza".

Publicidad

En su computador, el FBI encontró un diario que Ross mantenía y donde escribió cada momento de la creación de Silk Road. Una de las entradas decía: "Yo soy Silk Road, yo soy el mercado, soy la persona, soy la empresa. Yo soy todo".

Las visiones políticas de Ulbricht fueron prohibidas en su testimonio, porque los fiscales temían que sus ideas en contra de las restricciones económicas que imponen los gobiernos supuestamente democráticos y libres influyeran en la deliberación de los jurados. En Estados Unidos, los jurados pueden declarar a alguien no culpable aunque piensen que sí cometió el crimen, si consideran que la ley no es justa. La fiscalía señaló que sus visiones libertarias no eran "relevantes" porque de cualquier manera cometió los crímenes.

Miles de personas a favor de #FreeRoss

Aunque a Ulbricht se le prohibió mencionar sus intensiones políticas durante el juicio, ya había promulgado sus ideales en otras ocasiones y miles de personas en el mundo están de su lado gracias a ellos. Incluso, sus defensores han recaudado casi $400 mil dólares para poder pagar sus cuentas legales desde que fue arrestado en 2013. Quienes lo consideran un héroe afirman que luchó contra la represión gubernamental, les dio un lugar a las personas para conseguir drogas de buena calidad, permitió que cada cual hiciera lo que quisiera con su vida y su cuerpo, y que es un hombre de buen carácter que no es un peligro para la sociedad. De hecho, la defensa alegó que esta página web reducía los riesgos de tener que encontrarse con un dealer de drogas personalmente, que garantizaba la calidad de las drogas y que tenía un doctor, conocido como Doctor X, contratado para asesorar a las personas sobre cómo utilizar las drogas de manera adecuada y segura.

Fernando Caudevilla, el Doctor X, quien era especialista en reducción de riesgos en Silk Road, escribió que, "la idea de que [Silk Road] solamente era un lugar de vicio y de corrupción no se ajusta a la verdad. Me parece justo que los lados positivos también se muestren, y en mi opinión y experiencia, es verdad que Dread Pirate Roberts apoyó la perspectiva de reducción de riesgos en Silk Road". Dread Pirate Roberts le pagaba al Doctor X $500 dólares cada semana para que asesorara a los usuarios de su página.

La defensa declaró también que los cargos que le imputaron no son verdaderos. Entre ellos, solicitar órdenes de asesinato a algunas personas que representaban un peligro para la sostenibilidad y anonimato de Silk Road. Aunque se comprobó que sí se pagó dinero con este fin, los asesinatos nunca se llevaron a cabo. Uno de los contratados para hacerlo fue un agente del FBI que se hizo pasar por un sicario y el otro estafó a Ulbricht.

Publicidad

A la juez Forrest le llegaron 97 cartas de personas cercanas y que conocen bien a Ross, incluyendo cartas de su madre y de su compañero de celda que lo ha acompañado durante casi dos años, todas diciendo que es un hombre de buen carácter, inteligente, y que los medios de comunicación lo han "endemoniado" incorrectamente.

La madre de Ross Ulbricht, Lyn Ulbricht, frente a la prensa. Foto vía

"Si [Ross] no es Dread Pirate Roberts, es un hombre inocente que está siendo condenado injustamente, y si sí es DPR, lo veo como un innovador y alguien que está cambiando la guerra contra las drogas, que es poco ética e inmoral", afirmó John Bush, editor en jefe de Liberty Beat, una página de radio digital para el activismo libertario.

"Silk Road sí tuvo víctimas"

Desde que miles de personas comenzaron a alegar que ser dueño de una página web no es un crimen, que Ross no podía ser culpado por lo que las personas hacían dentro Silk Road y que no había víctimas en este caso, la fiscalía se dedicó a encontrarlas.

Afirmó que hay seis personas que han muerto por sobredosis gracias a las drogas que compraron en Silk Road y que eso significa que sí hay víctimas. Una de ellas fue un joven deportista que tenía su vida por delante, pero que tuvo una sobredosis con heroína que compró vía la deep web y que de no ser por Ulbricht, "mi hijo seguiría con vida", escribió el padre de la víctima. La hermana de otra persona que se tiró de un puente mientras estaba bajo los efectos de LCD pidió "la sentencia más fuerte posible" para Ross y añadió que Silk Road era una "plataforma que se alimenta de los débiles y vulnerables". La fiscalía alegó que la página fomentaba la drogadicción y el abuso de sustancias.

Publicidad

"La Corte tiene una oportunidad para mandarle un mensaje claro a cualquiera que quiera intentar seguir el ejemplo [de Ross] y crear una de estas industrias ilegales: hacerles entender que eso trae consigo consecuencias severas", dijo la fiscalía como uno de sus argumentos finales.

Sentencia: su vida y una multa

Además de la condena de cadena perpetua, a Ulbricht se le impuso una multa de $183.961.921 dólares (466.092.176.138,24 pesos colombianos). Silk Road cobraba un 10% de comisión sobre cada venta de droga. La corte tiene los registros de ventas de la página web, tanto de las drogas ilegales, como de las ventas de identidades falsas. Hubo más de 1.5 millones de transacciones, que movieron más de $214 millones de dólares. A través de la página se transportaron 50.000 kilos de heroína, 80.000 kilos de cocaína y 30.000 kilos de metanfetaminas. Ross fue culpado de cada una de las transacciones y de lavado de dinero con el sistema anónimo de las bitcoins.

Foto vía

Cuando capturaron a Ulbricht en 2013, tenía un total de 13.4 millones de dólares en bitcoins, pero al cambio actual, valen unos 166 millones de dólares, lo que hace que todavía se vea obligado a conseguir otros 17 millones para terminar de pagar la deuda. Expertos dicen que en este tipo de casos los bancos no permiten declararse en bancarrota, y su familia está teniendo que hacer un esfuerzo muy grande para conseguir el dinero para pagar los abogados.

Una de las mayores preocupaciones para la defensa era que todos los términos técnicos de cómo funciona la moneda virtual, la deep web y los aspectos técnicos de cómo está construida la página, no iban a ser completamente entendidos por el jurado y que se tomaría una decisión sin comprender la situación del todo.

Publicidad

Un final emocional

Después de que se leyera la sentencia, los presentes en la corte dijeron que hubo un suspiro general de asombro. Ulbricht le pidió a la juez un momento para unas palabras y se le concedió el tiempo. Empezó con un discurso preparado, que fue desapareciendo lentamente y volviéndose cada vez más emocional y auténtico.

Foto vía

"No soy el hombre que era cuando creé Silk Road", dijo Ulbricht. "Esencialmente, arruiné mi vida y le rompí el corazón a cada uno de los miembros de mi familia y mis amigos más cercanos. Ya no soy el sociópata egocéntrico que estaba tratando de expresar algún tipo de maldad que llevaba adentro".

"Lo siento mucho por las familias de aquellos que perdieron la vida", y se llevó con él las fotografías de los seis muertos por drogas de Silk Road.

"Una de las cosas de las que me di cuenta es que las leyes de la naturaleza son como las leyes creadas por el hombre. A la gravedad no le importa si no crees en ella. Y yo amo la libertad".

En su carta a la juez, antes de la sentencia, le pidió "una luz al final del túnel, una excusa para mantenerme sano, una excusa para soñar sobre los días que vienen y un chance de redimirme en un mundo libre antes de conocer a mí creador". Ella le contestó frente a todos los presentes en la corte: "querías que esto fuera tu legado. Ahora lo es".

Ulbricht y sus abogados prometieron apelar su sentencia antes de que fuera leída.

Siga a Christina en Twitter: @ChrisGomezE