FYI.

This story is over 5 years old.

FIGHTLAND

El fallecimiento de Joao Carvalho desata una disputa sobre el MMA en Irlanda

¿Regulación? ¿Afinidad? ¿Condena? ¿Pánico?
13.4.16

Luego de la muerte del peleador portugués Joao Carvalho el lunes después de su derrota por nocaut en el evento TEF en el National Stadium en Dublín dos días antes, los medios y el gobierno irlandés están en desacuerdo entre ellos sobre el papel que el MMA debería desempeñar en la vida de los irlandeses.

Aquellos que lograron mantener la calma ante la tragedia ocurrida concentraron sus reacciones en la simpatía y necesidad por regulaciones más fuertes para el deporte en Irlanda, un país cuya relación ambivalente con el deporte pareció crecer más con el ascenso de la superestrella de UFC, Conor McGregor y ahora con la muerte de un peleador en su territorio.

Publicidad

Para darle crédito, McGregor, quien entrena con Charlie Ward, el oponente de Carvalho la noche del sábado y quien estaba en la audiencia apoyándolo cuando se llevó a cabo la pelea, recurrió a Facebook ayer para escribir una carta honrando al peleador portugués y al mismo tiempo para defender el deporte que le quitó la vida contra la inevitable condena oportunista de la clase moralizadora.

"Es fácil para aquellos fuera del deporte criticar nuestra manera de vivir pero para las millones de personas en el mundo que han cambiado sus vidas, salud, físico y fuerza mental todo cambió para mejor a través del combate, es verdaderamente algo difícil de aceptar", escribió McGregor. "Hemos perdido a uno de los nuestros. Espero que recordemos a Joao como un campeón, que persiguió su sueño al hacer lo que amaba y le mostremos eterno respeto y la admiración que merece".

Mientras tanto el Ministro de Turismo y Deporte, Michael Ring, comenzó a pedir la regulación del MMA casi inmediatamente después de que se anunció el fallecimiento de Carvalho. Actualmente los peleadores profesionales y las promotoras deben tener la aprobación de un grupo llamado SAFE MA –cuyos requerimientos para aprobación incluyen análisis de sangre antes y después de la pelea, análisis médicos para los peleadores y "personal médico calificado para atender la pelea desde al lado del ring" en los eventos —pero el deporte aún no es regulado en Irlanda.

Ayer Ring le dijo a RTE Radio 1, "Claramente hay un problema… Este deporte en particular no es regulado, no ha buscado regulación y no ha buscado ser parte del programa deportivo del país. No obtienen recursos del estado… Si hay otro evento en el país, hay autoridades. Quien sea que organice un evento en el país tiene que cumplir los estándares de seguridad y necesitamos tener regulación para lidiar con este nuevo fenómeno".

Publicidad

Desafortunadamente no todos pueden ser razonables o decentes (al menos con respecto al MMA), así que en lugar de que la muerte del peleador portugués se convierta en la oportunidad para obtener unanimidad en la búsqueda por la regulación gubernamental, sólo parece que se ha ampliado el hueco entre aquellos que están a favor de regular el MMA y aquellos que creen ninguna regulación o normas podrían eliminar la brutalidad del deporte. Después de la muerte de Carvalho esta facción anti-MMA olfateó sangre y comenzó a apurarse por pedir una prohibición del deporte, usando la desafortunada y extraordinariamente instancia de un artista marcial mixto como resultado de las lesiones que sufrió en una pelea como una oportunidad para recalcar sus preferencias.

Johnny Watterson, columnista del Irish Times no perdió tiempo al condenar la pelea de Carvalho, y en particular los últimos segundos de ground and pound que no tuvo respuesta por parte del oponente del portugués, como un "episodio desastroso e indefendible".

"En ese aspecto del deporte, un hombre batallando e indefenso en la lona y el otro tipo encima golpeándolo una y otra vez el que lo vuelve menos un privilegio de ver atletas talentosos y más como un episodio de pornografía en jaula", escribió Watterson. "Lleva gente a un mundo que es más asociado con el asalto y la violencia que cualquier otro deporte incluyendo el boxeo profesional".

Watterson finalizó su columna al llamar la muerte de Carvalho "asesinato legal". Mientras tanto, elevando aun más el pánico fue el Profesor Tim Lynch, neurólogo en el hospital Mater Misericordiae University Hospital en el norte de Dublín, quien vio más allá del disgusto moral por el g'n'p para concluir que el punto del MMA, su razón de ser, es destruir el cerebro humano.

Hablando en el Breakfast Show de Nestalk por la mañana, el Profesor Lych, quien es doctor, dijo, "Me parece horrendo que tengamos un deporte donde el punto es tratar de golpear y noquear al jugador y causarle daño cerebral".

También pensaríamos lo mismo.