iQlover, el pimpstar califero de la izquierda dorada

iQlover, el pimpstar califero de la izquierda dorada

Charlamos con una mitad de KingZoo y una cuarta parte de West Gold sobre su placa en solitario 'Pimpstar': una declaración de principios del G-Funk en el nuevo milenio.

Como un oleaje escupido de las profundidades del mar para reventarse una y mil veces en la playa, regresar, tomar otras corrientes y volver a la superficie, la evolución del rap mexicano del reciente lustro está marcada por su diversidad de estilos y, muy importante, por sus diferentes geografías. Si hay quien piensa que en la cresta de ola viaja el trap como vanguardia, existirán a su vez otras expresiones que contradigan el supuesto. Una de las más relevantes es West Gold, el súper grupo que ha adoptado de manera natural el mítico sonido G-Funk de la Costa Oeste noventera y ha diseñado una propuesta única en su tipo a partir de una reinterpretación genuina y legítima del subgénero.

Publicidad

Aglutinados en Guadalajara bajo la producción de Jamgle Records, en conjunto con la marca de streetwear Santa Suerte, West Gold son Robot, Poofer, Jarabe Kidd y iQlover, y lanzaron el homónimo debut del grupo a principios de este año. Como estrategia à la Wu-Tang, cada uno se ha dedicado a soltar sus propias bombas en solitario o en otras alineaciones, como KingZoo (iQlover y Jarabe Kidd, dúo que existía desde antes) o Flakito$ (Robot y Jarabe Kid). Pimpstar es la placa debut de iQolver (se pronuncia “Clover”) y disco que nos reúne. El conjunto de 17 temas fue lanzado por el originario de Ensenada, Baja California en abril pasado.

iQlover creció con la curiosidad de vandalear las calles de Ensenasty. De las canchas de la calle A, con los OGs de la cuadra donde, dice, aprendió a vivir lo que canta. Al hip hop llegó por la vía más tradicional: el graffiti. “No sé, quizá se trataba de ganar terreno, inmiscuido esta idea de hacerte un nombre en la calle, ¿sabes? Todo ese trip me enganchó”. Ensenada, agrega, era una plaza muerta en cuanto a hip hop, hasta que en 2013 se formó el colectivo Kozta Izkierda, integrado por artistas, beatmakers, productores, cineastas, diseñadores y todo el cuadro.

Junto a Jarabe Kidd y Nasty Wend, entre 2008 y 2009 iQlover dio forma el grupo KingZoo para poner en el mapa ese estilo califero que los representaría desde Ensenada, los pondría en el mapa nacional y los llevaría a Guadalajara para integrar West Gold. KingZoo ha editado los discos The Kingdom y One 4 Da Good Times. En solitario, iQlover ha lanzado los mixtapes Millenium shit soultape y Oh my god. No huelga decir que estas producciones se realizaron de manera independiente y con productores asociados como Ruido Porcino, Taxi Dee (luego reconvertido en Fntxy), Xavi Guzmán, Loop'n Soup (el aka de Jarabe como productor) y RMD.

Publicidad

***

Pimpstar es una declaración. El estilo agresivamente terso que iQlover había cultivado en sus producciones anteriores, pero con una producción y un cuidado superiores; así como una voz, nasal, arrastrada y cremosa, que logra sus mejores registros y se coloca como una de las más características del rap contemporáneo de México. La conexión se cristaliza porque el estilo Bajakilla y sus remembranzas a los paseos en lowriders y bicis cholas, en la fiesta y en los recovecos de la costa malandra, en iQlover no suenan impostadas. Todo lo contrario.

“Si soy sincero, creo no estaba tratando de conseguir un sonido en especial o una aura electrofunky o espacial, como dices; más bien lo que hice en Pimpstar fue jugar con el abanico de estilos que siento propios, desde el rap y el G-Funk, al soul y el R&B, combinando mis referencias y la evolución de estos sonidos desde los ochenta hasta los dosmiles”, dice iQlover sobre el contenido de su placa.

Los beats del disco estuvieron a cargo de Xavi Guzmán y Loop'n Soup. “Las mejores manos, siempre, los beatmakers que más conocen mi feeling y, por supuesto, mis hermanos de Jamgle: DJ Loki, Solitario Mondragón y Osaka Digital aka Only Pelón. Ellos fueron los encargados de lograr la selección de los sonidos, que superaron los niveles a lo que estábamos acostumbrados”.

Las rimas, agrega, “son mi vida desde que decidí dejar todo para salir a buscarme un puesto en el micrófono”. Pimpstar abre con “Rider”, una de las piezas centrales del disco, retrato del estilo potente en clave niggas in da hood muy frescos, mariguana en la cabeza, hate para los fakes y morritas toda la noche en party. “Smoke mija” lo dice todo en el título; “No mercy” es el himno de los perros más locos: no te metas con el padrino morro, vamos por la plata, pum, candela; “One, Two”, es otro himno a la calle con un beat ponchado y la magia vocal de Jarabe Kidd secundado a su hermano a lo Pablo, criados a lo malo, lokos represent.

Publicidad

“No quiero escucharme subido de humos pero creo que es un disco de hits para todos los gustos”, dice iQlover. Y tiene un punto innegable: “Señorita” con Poofer es un banger para tirar dolor y placer por esas féminas locas. “Boulevard nights” es un viaje mágico y nocturno por la ciudad en un Impala. El coro de “True players”, con Willie DeVille, es quizá la demostración más concreta de lo pegajosa y versátil que puede ser la voz del ensenadense. “Please Don't Go” es una pieza cifrada en R&B, dulce y melosa; como “Pimpstar”, en la que hace aparición Alemán y su estilo malandro que le está dando la vuelta al orbe.

De pronto parecía que el trap dominaba la construcción moderna del rap, pero ustedes han decidido caminar en otro sentido, ¿no?, le pregunto: “No parecía, es la realidad. Nos encanta el trapicheo, pero decidimos que el fuerte del trabajo que hacemos en equipo estuviera más inclinado a un pedo que se tenía olvidado (porque todos lo conocen) y ¡que se llama G-Funk! ¡West Coast flava!”.

***

iQlover está consciente de que el rap en México ha dejado de tener a la Ciudad de México como epicentro principal. En Guadalajara, desde donde se cocina Jamgle, Santa Suerte y West Gold, se han edificado otros referentes, como JB Entertainment, y la ciudad es cuna y casa de propuestas tan disímbolas como Sabino, C-Kan, Akapellah (este último de origen venezolano y recientemente mudado a Medellín, Colombia) o Charles Ans.

“Estamos fuertes y creo que a estas alturas hasta el MC más under se preocupa por sonar bien y hacer un vídeo cuidado. La producción independiente (esa misma que tienes con tus compas) se puede llevar más allá, siempre y cuando se tenga la visión. Creo que la independencia es el futuro”.

Publicidad

Para iQlover el rap está jugando un papel en México que nunca le había tocado observar. “Hablo de lo que veo: de la oferta, de los eventos llenos de gente vuelta loca, gritando y disfrutando, además de los raperos que vienen de abajo y ya generan cifras grandes”.

“Pero aún hay que superar los obstáculos. Te cuento algo de lo más loco que me ha pasado —agrega—: en uno de los primeros eventos que tuvimos acá en Guadalajara, se perdió el organizador con la paga de dos o tres artistas, entre ellos KingZoo, Phyzh Eye y Jozue de Trono Mob. Y pues fuimos a la casa de ese homie y le tuvimos que aplicar rapiña (escucha “La palabra”, de Phyzh con Neto Reyno para más información)”.

“Qué loco, ¿algo más?”, le digo finalmente. “Que la Costa Oeste reine por siempre”, agrega iQlover.

Conéctate con Noisey en Instagram.