FYI.

This story is over 5 years old.

China ordena la detención del joven activista que lucha por la democracia en Hong Kong

Con casi 20 años de edad, Joshua Wong se ha vuelto un dolor de cabeza para el regimen chino. Esta semana debía dar una conferencia en Tailandia, pero oficiales de migración le negaron la entrada al país por estar en la "lista negra".
Foto di ANTHONY WALLACE/AFP/Getty Images

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En 2014, el activista Joshua Wong se convirtió en el rostro de las protestas a favor de la democracia en Hong Kong, también conocido como Umbrella Movement, el cual paralizó importantes puntos de la ciudad y atrajo atención internacional por más de dos meses.

Dos años después, su vida como activista le costó una detención de 12 horas en Tailandia. La razón, según indagaron los medios de ese país con oficiales de migración, fue que China había enviado una solicitud formal para negar la entrada de Wong al país.

Publicidad

Los hongkonenses dependen de las decisiones que se toman en China desde 1997, cuando el gobierno británico cedió la administración de la península al gobierno comunista.

Wong había volado a Bangkok para dar una plática en la Universidad de Chulalongkorn en conmemoración del 6 de octubre de 1976, cuando una masacre acabó con la vida de al menos 46 estudiantes a manos de fuerzas del gobierno.

El líder estudiantil, que cumplirá 20 años la siguiente semana, dijo haber sido detenido en las primeras horas del día de ayer luego de acerarse a los módulos de migración. Ahí le dijeron que se encontraba en la lista negra del país, sin darle explicación alguna. Se reporta que los oficiales tomaron su pasaporte antes de mantenerlo en una habitación de detención por 12 horas. Fue deportado a Hong Kong más tarde ese día.

I am safe now :')
— Joshua Wong Chi-fung (@joshuawongcf) October 5, 2016

Esta no es la primera vez que Wong tiene problemas para viajar debido a su activismo. El año pasado, se le negó la entrada a Malasia, donde hablaría sobre democracia. Wong escribió en Facebook que le preocupaba sufrir la misma situación en Tailandia, temor confirmado cuando "más de 20 oficiales" estaban esperándolo en el área de migración. Los uniformados se acercaron para preguntarle si efectivamente era Joshua Wong antes de confiscar su pasaporte y llevarlo a la sala de detención.

"No había sentido tanto miedo en mucho tiempo", escribió Wong, añadiendo que la última vez que "sintió que el corazón se le salía del pecho" fue cuando lo arrestaron un día antes de que comenzaran las protestas de Umbrella Movement.

Publicidad

Después continuó explicando que si eso hubiera sucedido en Hong Kong, habría podido contactar a su abogado, a los medios y a sus amigos para pedir ayuda. Pero dado que se encontraba en un ambiente ajeno y no podía siquiera conectarse al Wi-Fi del aeropuerto, no tenía manera de comunicarse con el "mundo exterior".

Niños espía, la estrategia del gobierno para monitorear a los 'rebeldes' en Tailandia. Leer más aquí.

"Mi respuesta fue entregar obedientemente el pasaporte…", continuó escribiendo.

Añadió que fuera de lo poco que le explicaron en inglés, lo único que entendió fue la palabra "lista negra".

Cuando pidió en repetidas ocasiones saber el motivo legal para su detención y hablar con un abogado, los oficiales se negaron.

Afirma que se quejó con la policía por la falta de rigor en los procedimientos legales, a lo que un oficial le respondió: "Sabes que esto es Tailandia, las condiciones son iguales que en China, pero muy diferentes a las de Hong Kong".

También le dijeron: "Podemos seguir tratándote bien como hasta ahora, o podemos hacer las cosas difíciles para ti. Estamos seguros de que entiendes lo que podemos hacer".

Un año atrás, Gui Minhai, un editor de China, desapareció misteriosamente mientras estaba de vacaciones en Tailandia. Él era uno de tres accionistas de una editorial en Hong Kong conocida por vender libros prohibidos en la China continental. Tres meses después, apareció en la televisión estatal china, confesando haber estado involucrado en un accidente automovilístico en 2003, en el que murió una mujer.

Publicidad

Prueba de insultar a la monarquía tailandesa, y comprobarás lo que se tarda en entrar en la cárcel. Leer más aquí.

En respuesta a una consulta de correo electrónico, el gobierno de Hong Kong detalló: "Respetamos el derecho de otras jurisdicciones para ejercer control migratorio y tomar decisiones conforme a la ley. Nosotros no interferiremos".

"Después de saber que el señor Joshua Wong no pudo entrar al país, y quedando pendiente su deportación, el personal de la embajada solicitó a las autoridades tailandesas que aseguraran la protección de los intereses del señor Wong".

Wong concluyó su publicación de Facebook diciendo que cada vez más jóvenes activistas en todo el mundo se están uniendo y aprendiendo unos de otros, y espera que puedan luchar juntos por la democracia, equidad y justicia.

Mira el documental de VICE News: Blackout: ciberguerra en Tailandia

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs