crimen y drogas

China trabaja con Estados Unidos para frenar la crisis de opioides

El país asiático planea prohibir el carfentanil, junto con otras tres sustancias en un intento por frenar los casos de sobredosis que han azotado a EE. UU. Sin embargo, los traficantes podrían lograr esquivar dicha medida produciendo drogas similares.
20.2.17
Imagen vía Patrick Seeger/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El carfentanil —un opioide sintético que es aproximadamente 5.000 veces más fuerte que la heroína— había sido legal en China durante largo tiempo, lo cual permitió que fuera vendido en línea a clientes en Estados Unidos.

Pero eso está por cambiar. El Ministerio de Seguridad Pública de China anunció sus planes de prohibir el carfentanil junto con otros tres poderosos opioides sintéticos a partir del 1 de marzo. Estas sustancias han sido responsables de un aumento en los casos de sobredosis en Estados Unidos y Canadá en los último meses, y la Administración Para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) espera que el veto ayude a disminuir el suministro ilegal de estas drogas.

Sobre cómo el Walter White del fentanilo apareció y desapareció de la dark web. Leer más aquí.

"Es un gran anuncio para nosotros", dijo a VICE News Rusell Baer, vocero de la DEA. "Creemos que tendrá un impacto inmediato en la exportación de la droga hacia Estados Unidos".

Sin embargo, el efecto que la nueva medida de China tendrá está aún por verse. Los científicos que trabajan fuera de la ley han sabido esquivar otras medidas gubernamentales, creando nuevas sustancias que son químicamente similares que no son ilegales, lo que los deja fuera del alcance de la ley.

Publicidad

"Claro que los químicos de China y de todo el mundo pueden modificar la estructura molecular y cosas por el estilo", dijo Baer. "Pero eso no va a disminuir nuestra ofensiva contra el problema".

Las regulaciones del gobierno chino no toman en cuenta el hecho de que los principales precursores químicos usados en la fabricación de las drogas aún no está regulado, lo que significa que aún es relativamente fácil para los traficantes en Asia y América producir carfentanil en laboratorios clandestinos.

La DEA alerta al mundo por nueva 'súperdroga' hecha con fentanil mexicano. Leer más aquí.

De acuerdo con Baer, la DEA ya se encuentra en pláticas con China para avanzar con la medida.

"No puedo hablar en nombre de China, pero esperamos que las siguientes acciones programadas se concreten rápidamente", dijo Baer.

Usada de forma legal por los guardas de zoológico como tranquilizante de elefantes y otros grandes animales, el carfentanil es unas 100 veces más poderoso que su "primo" fentanil, un analgésico y anestésico de uso común. La demanda de este tipo de medicamentos ha crecido en medio de la crisis de opioides en Estados Unidos, en donde algunos traficantes los mezclan con la heroína, causando cientos de sobredosis en el país.

Canadá lucha contra el carfentanil, una droga letal que se usa para anestesiar elefantes. Leer más aquí.

La nueva medida de China también aplica para otras sustancias similares al carfentanil, y según informa Baer, la DEA ha estado trabajando muy de cerca con Beijing desde octubre para poder prohibirlas en China.

"Es Estados Unidos quien tiene el problema de la adicción a los opioides", dijo Baer. "China ha trabajado bastante para entender nuestras preocupaciones. Es un problema a nivel global del cual forman parte China, Estados Unidos, México y Canadá. Hemos trabajado juntos para resolver el problema juntos".

_Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES_