FYI.

This story is over 5 years old.

Estado Islámico

Hablamos con Loretta Napoleoni: ‘Con Estado Islámico la economía local funciona mejor’

La experta en el cálculo del volumen económico del terror radiografía para VICE News los medios materiales que sostienen a Estado Islámico en Irak, Siria y el Magreb. No sólo de petróleo vive el Califato.
9.10.15
Imagen por Quique Badia
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

[show_more]

Loretta Napoleoni (1955) firma artículos, informes, libros y trabajos académicos en calidad de periodista, economista y analista política. Una de sus áreas de estudio más reconocidas es la monitorización de la financiación del terrorismo y el cálculo del volumen económico del terror. Hoy ejerce de investigadora en la London School of Economics.

Publicidad

Entre sus méritos está el de convencer a los principales líderes mundiales de la necesidad de articular una nueva estrategia con la que atajar la financiación del terrorismo. Lo hizo desde la presidencia de un grupo de trabajo del Club de Madrid. Con semejante currículum sus libros han devenido referencia ineludible. Pero Napoleoni no solo ha escrito sobre terrorismo; también sobre corrupción y gobiernos en clave económica.

Después de un paréntesis, la investigadora multidisciplinar vuelve a centrarse en el terrorismo de raíz yihadista con El Fénix Islamista — El Estado Islámico y el rediseño de Oriente Próximo. Loretta Napoleoni fue invitada el pasado jueves al ciclo de conferencias DO Europa a tomar parte de una conversación bajo el título "Europa en estado de alerta. El terrorismo, la vulnerabilidad del siglo XXI". Hablamos con ella unas horas antes sobre la organización terrorista que afirma haber establecido un 'califato' en Oriente Próximo.

VICE News: ¿Es Estado Islámico realmente un estado?
Loretta Napoleoni: Por supuesto que es un estado, pues tiene un territorio, que ahora es más grande de lo que lo fue antes, y una población de alrededor de ocho millones de personas. Y el concepto fundamental de un estado moderno es el de garantizar la ley, el orden público y la protección de las fronteras. Hace estas dos cosas. Y luego hay un elemento, que es el elemento social; la participación en el día a día de la población — las escuelas, los hospitales, los tribunales…

Loretta Napoleoni contribuyó a establecer una nueva estrategia de bloqueo de la financiación del terrorismo. (Imagen por Quique Badia)

¿Ningún grupo lo había hecho antes? ¿Ni los talibanes?
Esta es la primera vez que vemos un grupo yihadista que lleva a cabo este tipo de actividades. Porque, en realidad, los talibanes, que es el ejemplo más cercano, fueron y son un régimen de opresión de la población: el suyo no es un régimen que tenga sensibilidad con la población ni tampoco es un régimen que quiera encontrar el apoyo de la población. Aquí [en Estado Islámico] el mensaje es "queremos que vivas con nosotros, que tú construyas este estado…". Para ellos la población es importante.

¿De ahí que hoy la campaña de captación de mujeres sea tan intensa?
El concepto es el de convencer a las mujeres porque necesitan un estado que sea una nación verdadera — también en el futuro, y sin niños no hay nada. Es un estado que ha nacido en una situación de guerra. La muerte es indisociable de una situación de este tipo: la gente muere y, en consecuencia, la población baja. Necesita un proceso de reproducción para sobrevivir. Ese también creo que es un elemento que confirma la naturaleza nacionalista del Estado Islámico; el deseo de crear una nación. Sino no le interesarían su futuro ni la producción de niños.

Publicidad

¿De qué recursos económicos dispone Estado Islámico, además del pillaje?
Tiene una economía propia, pues dispone de recursos muy importantes, que son estratégicos, como es el petróleo. Pero el petróleo no es el más importante. Puede ser que la contribución del petróleo represente un 20 por ciento del presupuesto del Estado Islámico.

También lo es el agua, que en la región es muy importante, la producción agrícola, ya que todo el norte o oeste del Irak, la región de Anbar que está controlada por el Estado Islámico, es una región muy importante por su producción agrícola: el 40 por ciento del trigo que se produce en Irak llega de esa región. Ahora hay un nuevo elemento, que es el impuesto que cobran a los traficantes de migrantes para cruzar la frontera.

Estado Islámico controla puntos estratégicos de la frontera con Turquía donde cruzan los traficantes con los migrantes; y los traficantes tienen que pagar — y pagan por cada migrante.

La filtración de un presupuesto desvela las fuentes de ingresos de Estado Islámico. Leer más aquí.

¿De qué volumen de negocio estaríamos hablando?
Es un negocio que genera entre 300.000 y 500.000 dólares cada mes, porque, en realidad, lo que hacen es irse con los migrantes con vehículos que pueden ser camiones y entonces pagan cuando cruzan, y con los mismos camiones regresan con producto de contrabando, y pagan otra vez.

Eso puede pasar en uno o dos días. La ganancia por los traficantes es increíble. Para irse de Siria hacia Europa los precios que se pagan son de 7.000 a 10.000 dólares por cada persona. Hablamos de un montón de dinero. Y el contrabando es la mejor forma de subsistencia para las personas que están en zonas de guerra. Entonces, trigo, azúcar, medicinas, todo esto en el norte de Siria lo pagan bien. Es un negocio increíble.

Publicidad

¿Cual es el modelo económico de Estado Islámico? ¿La economía planificada?
Yo creo que el suyo no es un modelo de economía planificada como la de los soviéticos. Diría que están muy cerca del modelo chino, donde hay elementos de capitalismo clásico y elementos del estado asistencial; el estado comunista. Ni la escuela, ni los tribunales (la justicia), ni tampoco los hospitales no se pagan. Pero la actividad económica, si tú tienes una tienda en el bazar, es una actividad capitalista, y pagas un impuesto al Estado Islámico por tu presencia en ese bazar. Otro ejemplo puede ser el petróleo. Por supuesto, el agua y la electricidad no se pagan, pero se paga por el petróleo en tu cotxe.

¿Y quien sostiene esta actividad privada?
Quién organiza la producción de petróleo son los jefes de las tribus que lo hacen en un modelo capitalista. Yo creo que hay esos dos elementos. La economía funciona mejor de lo que funcionaba antes. Antes había una economía dictatorial y también una economía de guerra — con señores de la guerra, grupos armados, criminales… Esta población ha sufrido mucho: no podía haber ningún crecimiento económico. Hoy la situación es mejor que antes. Por supuesto, no es ideal, pero es mejor.

Loretta Napoleoni participó a principios de los 80 en la conversión del florín húngaro a rublos. (Imagen por Quique Badia)

¿No existe oposición interna?
La realidad es que no hay una insurrección dentro del Estado Islámico. No se ve a gente sosteniendo una oposición armada en su contra ¿Por qué? Yo creo que su estrategia fue la de matar a toda la oposición antes de conquistar la región o las ciudades, y también creo que la población cree que viven mejor ahora que antes, porque creen que el Estado Islámico les protege de los drones o Assad u otros grupos como señores de la guerra o grupos armados. Esto lo sabemos. Por supuesto, no es un régimen democrático. Es un régimen donde a la gente la matan, donde le cortan la cabeza. Pero también Arabia Saudí hace lo mismo y son nuestros aliados.

Algunos analistas sostienen que existe una guerra de marcas en algunas regiones para captar financiación, siendo el Magreb una de ellas, ¿Qué hay de cierto en esto?
Al-Qaeda en el Magreb nunca ha buscado financiación exterior ¿Por qué tendría que hacerlo ahora? Al-Qaeda en el Magreb nació en 2003 sustentándose en dos actividades: la primera fue el tráfico de cocaína, de Colombia y Guinea Bissau. La sostuvieron algunos yihadistas que llegaban de Argelia, del GIA [Grupo Islámico Armado], de la zona oeste de este país vía Mali, y empezaron a hacer negocios con el cartel de Colombia. El otro elemento fue el secuestro de extranjeros en el Sahel. Estas eran sus dos vías principales de financiación.

Publicidad

Pero hoy no perciben nada de ninguno de ellos. Porque en 2003, 2004, 2005 y 2006 todo el dinero de financiación de Al-Qaeda se va a Irak: a al-Zarqawi. Entonces, ¿Para qué financiar a Al-Qaeda del Magreb? No tiene sentido. Ahora me parecería muy extraño que Al-Qaeda buscara financiación en el Magreb.

'El dinero de Arabia Saudí no se mueve entre bancos de occidente; se mueve en las maletas que cruzan la frontera del desierto saudí'.

¿Ni en las monarquías del Golfo?
De dónde, ¿De Arabia Saudí? Ahora Arabia Saudí está muy concentrada en lo que pase en Siria. No veo tampoco el contraste con el Estado Islámico. El Estado Islámico no necesita financiación. No hay una competición para buscar dinero. Yo creo que Al-Qaeda en el Magreb tiene un problema, pues el comercio de cocaína no es tan importante como lo fue antes. El precio de la cocaína en Europa ha bajado y ahora la llaman la droga de la clase media. La otra cosa son los secuestros: los ingresos han bajado también, porque la gente no va de vacaciones al Sahel ni hay periodistas que vayan a esta región.

Puedes tener problemas económicos, pero yo no creo que este problema se pueda resolver con financiación exterior, ¿Por qué Arabia Saudí debería financiar a Al-Qaeda en el Magreb? No tiene interés en una desestabilización del Magreb. Está demasiado lejos. Tampoco tiene interés en una colonización wahabbita [la doctrina mayoritaria en ese país. Muy rigorista] del Magreb. Son regiones que no son importantes. Esa es mi interpretación. Yo creo que en Libia la presencia del Estado Islámico es muy fuerte. Y si Al-Qaeda en el Magreb es un poquito inteligente le es más fácil buscarlo en el Estado Islámico que buscarlo de Arabia Saudí.

¿Pero esto es factible?
Por supuesto. Sabemos que en Libia ha habido una delegación del Estado Islámico que viajó ahí, a Egipto y a estos países en proceso de desestabilización para empezar relaciones con el yihadismo local. Y, por supuesto, el Estado Islámico está en posición de poder financiar esos grupos. Yo creo que sí. No hablamos de un montón de dinero. Al-Qaeda en el Magreb, con el primer secuestro, que fueron, creo, 32 europeos, donde había también españoles, ganó 6 millones de dólares, que en 2003 fue mucho.

Ahora en Irak, por las dos chicas italianas secuestradas y liberadas en abril de este año se han pagado 11 millones de euros. Con estos secuestros se gana mucho más. Pero no creo que el Estado Islámico pueda financiar con esta cantidad de millones. Y no lo necesitan para hacer lo que han hecho en Libia o lo que han hecho en Egipto. Se puede secuestrar a un individuo, cortarle la cabeza y ponerlo en Facebook.

¿Tiene la Unión Europea mecanismos de bloqueo de cuentas con los que combatir la financiación?
Sí. Por supuesto. Pero en realidad las cuentas se pueden bloquear aquí pero no ahí. El dinero de Arabia Saudí no se mueve entre bancos de occidente; se mueve en las maletas que cruzan la frontera del desierto saudí. No podemos hacer nada.

Sigue a Quique Badia en Twitter: @qbadiamasoni