Willow Smith dice que crecer como niña estrella ha sido “dolorosamente terrible"

La joven de 17 años habló abiertamente sobre lo que es vivir la pubertad bajo el escrutinio del ojo público. A saber: una total mierda.
27.11.17
Foto vía Roc Nation

Ser un adolescente es, sobre todo, una cosa terrible, y por razones obvias. Tu piel está en el proceso de crear nuevas texturas y líquidos con la pasión de un estudiante de gastronomía. Intentas equilibrar estar cachondo y cansado y, de repente, inexplicablemente enojado por tus clases de física que *ya sabes* que no vas a necesitar en El Mundo Real, aunque tu único conocimiento de dicho mundo proviene de la tele, la música y otros compañeros de un grado escolar más arriba. Si eres de esas personas que pasaron estos años adolescentes luciendo del mejor modo, follando con alguien a quien amabas y obteniendo buenas calificaciones, felicidades: eres uno en un millón. Puedes seguir leyendo, al menos para imaginar cómo sería una adolescencia conflictiva.

Publicidad

Y bueno, pensar en tener que pasar por todo este desmadre, básicamente "entender de qué va la cosa", bajo la lupa del ojo público, hace que se me baje la presión. En una entrevista reciente con Girlgaze, una plataforma y revista para fotógrafos identificados con mujeres, Willow Smith analizó esto en términos muy simples. Habló de lo obviamente terrible que es encontrarte con la fama cuando eres niño: tenía diez años cuando lanzó "Whip My Hair", que … sin comentarios - y luego pasó sus años de adolescente siendo examinada por la prensa, sus fans, gente que no te conoce y así.

"Crecer y tratar de comprender tu vida", dijo, "mientras las personas sienten que tienen algún tipo de derecho a saber lo que está pasando contigo, es absoluta e insoportablemente terrible, y la única manera de superarlo es meterse de lleno en el papel. No puedes cambiar tu cara. No puedes cambiar a tus papás. No puedes cambiar ninguna de esas cosas. Así que siento que la mayoría de los niños como yo terminan en una espiral de depresión, y el mundo está sentado allí mirándolos a través de sus teléfonos; riendo y haciendo bromas y haciendo memes con el efecto paralizante que este estilo de vida tiene en la psique".

La idea de una estrella infantil luchando con su sentido de identidad o autoestima no es para nada algo nuevo. En los días de gloria de revistas adolescentes como Tiger Beat, cada detalle sobre los jóvenes actores y cantantes se recortaba y se imprimía mensualmente, despojándolos de un sentido de privacidad. Si unimos esto con tener que laborar en ambientes adultos y, a veces, asumir responsabilidades súper pesadas como principal fuente de ingresos para su hogar, no es de extrañar que personas como Corey Feldman, Amanda Bynes, Corey Haim y luego Britney Spears fueran destrozadas por la fama. Si multiplico esos efectos con la intrusión incesante que permiten las redes sociales en las vidas de estas nuevas estrellas y pues estoy listo para una siesta. Por lo tanto, es refrescante ver a Willow hablando francamente sobre celebridades, un concepto tantas veces idealizado en la mente de los jóvenes admiradores. Puedes leer su entrevista completa en inglés aquí.

Sigue a Noisey en Facebook.