Identidad

La receta olvidada de Javier Krahe para cocinar un Cristo

En menos de 3 minutos, Javier Krahe muestra cómo cocina un Cristo que sale del horno “completamente solo” al tercer día.

En un cortometraje de 1977, el cantautor y poeta español, Javier Krahe, y Enrique Seseña, muestran cómo cocinar un Cristo. "Calcúlese un Cristo ya macilento para dos personas. Se le extraen las alcayatas y se le separa de la cruz que dejaremos aparte. Los estigmas pueden echarse con tocino", explica una mujer que no muestra la cara, pues el enfoque principal es el Cristo con sal y pimienta. El video pretendía llegar al Festival de Cine de Cádiz, pero no superó la censura. Y después de eso, ya todo parecía olvidado.

Publicidad

Javier Krahe no es un extraño a la polémica. Su canción Cuervo Ingenuo, ponía en duda al presidente del gobierno español de 1982 a 1996, Felipe González. "Tú decir que sí te votan, tú sacarnos de la OTAN, tú convencer mucha gente, tú ganar elección… Hombre blanco hablar con lengua de serpiente," dice la canción que en 2014 volvió a los titulares cuando la cantó junto con Pablo Iglesias, líder de Podemos, dedicándosela al Partido Socialista Obrero Español, y a Angela Merkel, la canciller de Alemania.

Pero el cortometraje titulado Sobre la Cristofagia, se mete con algo aún más delicado para España: la Iglesia Católica, poseedora, durante varios siglos, de un poder inigualable en el país europeo. Aunque el estado se considera laico, la preservación de la monarquía y la historia religiosa, hacen que todavía se defienda, a capa y espada, la defensa de la moral de la iglesia.

El género de Javier Krahe es único. No utiliza la sátira como un medio de su trabajo, sino como parte esencial de éste. "Se desencostra con agua tibia, y se seca cuidadosamente. En una fuente de horno y sobre leche de cebollas, colocaremos al Cristo al que untaremos con abundante mantequilla. Una vez salpimentado pueden añadirle especias y finas hierbas al gusto." continúa la receta. "Se deja en horno moderado durante tres días, al cabo de los cuales, sale completamente solo."

El vídeo resurgió el 15 de diciembre de 2004, en una entrevista al autor, televisada en el programa Lo + Plus, del Canal Plus, en la que, con el fin de ilustrar la entrevista, transmitieron el cortometraje. Mucha gente se escandalizó, principalmente Víctor Lozano, directivo del Centro Jurídico Tomás Moro, quien interpuso una querella en contra de Krahe y la productora del programa, Montserrat Fernández Villa, por "ofensa a los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa", de acuerdo al artículo 525, del Código Penal. Un artículo que nunca se había usado antes, pues los temas de creencia religiosa y la libertad de expresión no son fáciles de tratar, pero que permite un pena de hasta 12 meses.

Publicidad

El cortometraje había sido incluido en un documental sobre la vida de Javier Krahe, titulado Esta no es la vida privada de Javier Krahe." Y el autor, durante la entrevista, no se esperó que fueron a transmitir el video. El poeta afirma que en esa cinta habían trabajado más de dos personas. Que él sólo había sujetado la cámara. Y que se había hecho para proyectarla en la pared de la casa de un amigo."

Javier Krahe

La querella había sido archivada en dos ocasiones, pero el 28 de mayo de 2012, el centro jurídico logró un juicio oral en su contra. Muchos personajes de la vida cultural de España iniciaron una campaña en defensa de Krahe. Firmaron una carta que decía, "La Iglesia Católica es una institución muy importante por su poder económico y su influencia en la moral, en la educación y, en definitiva, en la vida de millones de personas. Por eso mismo está sujeta a crítica. Faltaría más." Entre quienes firmaron esta carta, se encontraban cineastas como Víctor Manuel, Santiago Segura, Arturo Valls, Yolanda García Serrano, Pepe Viyuela, entre otros. En total fueron 54 personas quienes se mostraron a favor de la libertad de creación de Javier Krahe.

Javier Krahe consideró el asunto como "absurdo". "Se me acusa de una serie de cosas que yo no he hecho. Yo no he salido en televisión cocinando un Cristo, ni aparezco en las imágenes ni las he exhibido, no tengo mano en televisión", expresó Krahe, en su lucha por defenderse.

Publicidad

Tanto Krahe como Fernández Villa quedaron absueltos el mismo día. Es difícil conocer la línea entre la libertad de expresión, la crítica natural en contra de una institución tan grande como la Iglesia, y la ofensa a una creencia religiosa. ¿Cómo podemos medir la moralidad? ¿Cómo medimos la ofensa?

El juez Jacobo Vigil dijo que "la sátira y el recurso a lo irreverente han sido en no pocas ocasiones un recurso artístico para hacer crítica social," además de agregó que la iglesia es objeto de crítica legítima. En otras palabras, Krahe tuvo la intención de criticar, no de ofender.

Sobre la Cristofagia es una obra interesante. Una burla inteligentísima sobre la vida de Cristo y su resurrección al tercer día. Pero el video va más allá de la vida de Dios, se mete con la iglesia y su afán de colocar a la religión como una verdad universal, de la que es difícil estar exento. Puedes verlo, abajo:

Relacionados:

La tragedia amorosa de Paul Éluard y Gala, musa de Dalí

Esculturas de mármol y oro iluminan el lado dionisiaco del arte

La Inteligencia Artificial que pintó el último retrato de Rembrandt