Opinion

Yerry Mina está nominado para mejor defensa del mundo y... Me confundí

Aunque todos admiremos al gran héroe de Guachené, otra vez se le fueron las luces a la FIFA.
13.9.18
Foto: Yerry Mina. | Captura de pantalla vía YouTube.

Artículo publicado por VICE Colombia.


El primero se lo puso preciso y en toda la testa James, al final del primer tiempo contra Polonia, justo cuando el país estaba pesimista por haber perdido previamente con Japón. Con el segundo, nos dio la clasificación a octavos, cuando infló la malla después de un tiro de esquina en un partido que no parecía pasar del empate contra Senegal. El tercero y último, en la agonía contra Inglaterra, fue el grito de gol de toda una generación que nos puso a soñar así fuera solo por media hora más.

La gesta del gran Yerry Fernando Mina —con Y, para los que todavía se confunden—, quien comenzó como volante en el Deportivo Pasto en 2013, y para mediados del 2018 estaba disputando el Mundial de Rusia con ficha del FC Barcelona, nunca nos la vamos a olvidar. Lo que hizo el hombre fue realmente una actuación para los libros y uno de esos momentos que quedan inmortalizados en la historia del deporte más popular en Colombia, como el 5-0 contra Argentina, el gol de Freddy Rincón a Alemania o para los más jóvenes, la volea de James Rodríguez contra Uruguay en Brasil 2014.

Publicidad

Ahora Yerry ha sido nominado en el FIFPro World XI por el voto de sus colegas alrededor del mundo, un hecho que por sí solo es otro logro titánico en su carrera. Su nombre está al lado del de monstruos de la defensa como Sergio Ramos, Diego Godín o Mats Hummels.

Pero seamos claros.

Se podría decir que el Mundial fue un respiro en la carrera de Yerry, un entrecomillado de la realidad que vivía desde enero de 2018, cuando el ex del Palmeiras fue fichado por el Barcelona casi que a las malas, sin el visto bueno de su entrenador Ernesto Valverde. En el equipo catalán, que es el sueño de cualquier futbolista, tan solo participó en seis partidos oficiales (cinco de liga y uno de Copa del Rey) con cuatro participaciones en los 90 minutos, incluyendo ese partido de horror contra el Levante, que terminó por ser la única derrota del Barcelona en La Liga y en donde el buen Yerry quedó expuesto en defensa y, peor, ante todos los medios que no lo bajaron de ser un fichaje fallido.

Yerry se sintió acabado, como lo confesó en la extensa entrevista que le hicieron para la Revista Bocas, e incluso no contó para José Pekerman en el primer partido de la Selección Colombia contra Japón. Además en el Mundial, a pesar de haber sido decisivo con sus tres goles, realmente nunca fue una garantía de seguridad en la defensa, donde muchas veces se vio superado en velocidad por los atacantes rivales. Pero donde todo quedó olvidado por sus anotaciones.

El mérito de Yerry es innegable y haber surgido como lo hizo después de una etapa tan complicada es de admirar, pero que esté nominado para ser uno de los mejores defensas del mundo tras todo esto es confuso, por decir lo menos. ¿Basta con un buen Mundial para estar entre los mejores? ¿Es necesario que Yerry siga cargando el peso de tres goles con el presente que vive?

Lo cierto es que en lo que va de temporada europea, el hombre no ha podido jugar ni un minuto por lesión en su nuevo equipo el Everton y con esta nominación extraña, sencillamente va a tener que cargar una maleta más pesada y aguantarse otra lluvia de críticas mientras que todos queremos volverlo a ver en una cancha.