VICE Sports

El papá de Klay Thompson critica los brazos enclenques de jugadores en la NBA

Mychal Thompson, exjugador de los Lakers, se quejó del estado físico de la mayoría de los basquetbolistas en la NBA. ¿Acaso fue una indirecta para su hijo?
Juan  Regis
traducido por Juan Regis
15.1.18

Este fin de semana en el internet, Mychal Thompson, doble campeón de la NBA, estrella de los Lakers, actual comentarista, y padre de Klay y Trayve Thompson, se quejó en Twitter de los debiluchos brazos de los jugadores modernos de la NBA:

[¿Qué le pasó a los brazos musculosos en la NBA? Nadie tiene brazos marcados en la actualidad… David Robinson y Corey Maggette tenían los mejores brazos en la historia de la NBA… Andre Iguadola es el ÚNICO en la liga con brazos marcados… Busquen a Robinson Maggette y verán de lo que hablo"]

Muchos exatletas suelen quejarse en redes sociales para hablar de "su época". La mayoría critican y dicen tonterías, pero en este caso el padre de Thompson podría tener razón. Echemos un vistazo a algunos brazos en la NBA de nuestros días:

Mark D. Smith-USA TODAY Sports

15 años en la NBA, con una carrera signa del Salón de la Fama y, sin embargo, Carmelo Anthony ha pasado sus días en la duela jugando con brazos poco definidos que se esconden detrás de sus características mangas deportivas, e incluso me atrevería a decir, detrás de sus tatuajes. Sin duda, Melo es un jugador talentoso y con fuerza física, pero parece no poner mucha dedicación a la definición de sus "cañones".

Jerome Miron-USA TODAY Sports

Kevin Durant parece no poder levantar más de 80 kilos con esos brazos, sin embargo esto nunca ha importado en su carrera.

Kyle Terada-USA TODAY Sports

Comparado con sus flácidos brazos de hace una década, Marc Gasol ahora presume más músculo y firmeza. En la era moderna de la NBA, los jugadores no parecen muy preocupados por este aspecto físico. En alguna época, el estado físico era señal del estado general de un jugador, pero hemos entrado en una era más utilitaria.

Troy Taormina-USA TODAY Sports

Pero, por más irónico que resulte, Klay Thompson, hijo de Mychal Thompson, es uno de los basquetbolistas que menos trabaja sus brazos. No son los brazos de un jugador profesional. Estoy seguro que cuando Mychal se quejó en Twitter no fui el único que pensó en Klay automáticamente. Me pregunto si no habrá sido una indirecta.

Pero también creo que Klay es el caso más interesante de "brazos redondos" en la liga moderna. ¿Acaso existe otro jugador con el perfil para satisfacer las necesidades de equipos modernos? Estamos hablando de un jugador que mete el 40 por ciento de sus triples, que se enfrente a defensas fornidos, y que posee una fortaleza mental extraordinaria. No existe un equipo en la NBA que no mejoraría con la presencia de Klay Thompson en la duela. Es el jugador ideal de la NBA, pero a pesar de ello lo vemos correr con un par de brazos enclenques.

Publicidad

Sin embargo, en el mundo del deporte como exaltación de la forma humana, creo que la condición física de los jugadores no es tan mala como parece. Tomemos de ejemplo al Discóbolo de Mirón, la famosa escultura griega de un lanzador olímpico de discos:

Wikimedia Commons

Ahora, comparemos la estatua con los brazos de Klay:

Ahí los tienen, músculos activados, vivos y en buen estado. Sin duda no son impresionantes, pero sigo creyendo que son útiles. El cuerpo humano siempre vive y prospera, incluso cuando su belleza es mucho más sutil. Celebramos a los deportistas enclenques del futuro.