FYI.

This story is over 5 years old.

El Salvador crea una unidad militar especializada para capturar pandilleros

En un intento más por acabar con la violencia entre la Mara Salvatrucha y Barrio 18, el gobierno ha creado una unidad especial de 1.000 miembros que rastreará a los 100 líderes más buscados en zonas rurales.
Photo de Oscar Rivera/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El gobierno de El Salvador ha intentado contener la explosiva violencia de las pandillas en guerra, pero la mayoría de la veces ha fracasado. Y ahora que el índice de homicidios está alcanzando nuevos registros cada mes, el gobierno anunció la creación de una unidad militar especializada para capturar a las pandillas en áreas rurales.

"El momento de acabar con la violencia de los años recientes, que ha provocado tanto sacrificio y derramamiento de sangre, ha llegado", declaró la semana pasada Óscar Ortiz, vicepresidente de El Salvador, al mismo tiempo que anunció el despliegue de una nueva fuerza. "Vamos a ver el nacimiento de una nueva esperanza, y ustedes, valientes miembros de esta nueva fuerza, son parte de ella", les dijo.

Publicidad

Esta fuerza especial, compuesta de 1.000 miembros se hará responsable de "neutralizar" a las pandillas, y la unidad rastreará a los 100 líderes más buscados quienes, de acuerdo con Ortiz, se encuentran escondidos en zonas rurales, luego de haber huido de los operativos del gobierno en las ciudades.

'El momento de acabar con la violencia que ha provocado tanto sacrificio y derramamiento de sangre, ha llegado'.

El plan fue recibido con escepticismo por los testigos de la violencia descontrolada en El Salvador, principalmente asociada con la rivalidad entre las dos pandillas más importantes del país: Mara Salvatrucha, o MS13, y Barrio 18.

Ambas pandillas tienen sus raíces en California. Se apoderaron de El Salvador luego de que los Estados Unidos deportara grandes cantidades de salvadoreños tras los acuerdos de paz en 1992. Las frágiles instituciones del diminuto país centroamericano simplemente no se dieron abasto.

'En lugar de resolver el problema, sólo lo están empeorando'

"El Salvador ha tenido este problema de violencia por más de 20 años, pero el gobierno ha tratado de solucionarlo con más violencia", dijo Raúl Mijango, ex guerrillero de izquierda que ayudó a negociar una treguar entre las pandillas en 2012.

A dicha tregua le siguió un breve, pero importante declive en el índice de homicidios que se revirtió una vez que se estropeó el alto al fuego y el gobierno intensificó sus famosas políticas de "puño de hierro". Tales medidas fueron reforzadas por el fallo de la Suprema Corte el año pasado, que catalogó a las pandillas como grupos terroristas.

Publicidad

Policías y militares salvadoreños cometieron ejecuciones extrajudiciales y trataron de encubrirlo. Leer más aquí.

El Salvador terminó el año pasado como la nación más violenta en tiempos de paz del mundo, con un índice de homicidios de 104 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Este año, la policía nacional ha reportado 2.230 personas asesinadas hasta el 20 de abril; un incremento de 158 por ciento respecto al mismo período en 2015.

"En lugar de resolver el problema, sólo lo están empeorando", dijo Mijango sobre la extensa lista de medidas rigoristas que continúan prolongándose. "En especial porque el uso de la fuerza excesiva conlleva el riesgo de violar los derechos humanos de ciudadanos que nada tienen que ver con el conflicto".

La creación de la nueva unidad militar se da tres semanas después de que las pandillas ofrecieran una tregua al gobierno, a cambio de algunas concesiones relacionadas con sus condiciones en prisión. Las autoridades respondieron declarando estado de emergencia en siete prisiones, y transfiriendo a cientos de líderes de pandillas a instalaciones de máxima seguridad.

La interminable guerra contra las maras en El Salvador. Leer más aquí.

"Uno de los problemas de este gobierno es creer que la violencia en el país sólo puede solucionarse con disparos", expresó el miércoles vía Twitter, Óscar Martínez, renombrado reportero del sitio de noticias El Faro. "Algunos jefes de la policía ordenan a sus subordinados matar, conscientes de que si surgen problemas en el futuro por haber jalado el gatillo, ellos no serán los culpables".

Publicidad

El director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, comentó que la nueva unidad desplegada esta semana ha sido entrenada con técnicas modernas de investigación y en materia de derechos humanos para evitar abusos.

"Nuestro éxito no estará basado en el número de balas que seamos capaces de disparar. Nuestro éxito se basará en el sentido de confianza de los residentes cuando vean la unidad", dijo. "Queremos que las personas puedan decir, 'ahí viene nuestra policía y fuerzas armadas para defendernos'".

Mira: Pandillas de El Salvador

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs