FYI.

This story is over 5 years old.

La rápida liberación de un futbolista mexicano tras un secuestro levanta sospechas en redes sociales

Las versión de las autoridades, que en un primer momento afirmaron que su liberación fue gracias al "descuido" de sus captores, levantó una ola de sospechas en las redes sociales. Algunos ciudadanos siguieren un montaje con fines electorales.
Imagen por Alfredo Peña/AP Images
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Las dudas sobre la versión oficial de la liberación del jugador mexicano de fútbol, Alan Pulido, continúan. Después de una operación de gran despliegue por parte de las fuerzas federales y locales del estado fronterizo de Tamaulipas, Pulido fue rescatado de un secuestro que sufrió la noche del sábado 28 de mayo, tan sólo un día después de haber sido capturado.

La versión oficial asegura que el jugador fue encontrado gracias a una llamada que él mismo hizo desde un celular a la línea de emergencia local.

Publicidad

Pulido, delantero del equipo griego Olympiakos, quien también ha jugado para la selección nacional de México, fue secuestrado después de haber ido a una fiesta con su novia en Tamaulipas, estado del noreste mexicano.

Los medios locales informaron que hombres armados a bordo de varios vehículos interceptaron a la pareja en la autopista cerca de la reserva ecológica Los Troncones. Lo atacantes sacaron a Pulido de su auto, pero dejaron a su novia sin ningún daño.

'Hubo un intercambio de golpes, y luego hizo la llamada'.

Las autoridades estatales dijeron este lunes por la mañana que habían rescatado a Pulido la noche del domingo con la ayuda del ejército y la Policía Federal, quienes mantienen una fuerte presencia en el estado debido al poder que tienen los cárteles de droga locales y su próspera industria de secuestros.

Ismael Quintanilla, del Grupo de Coordinación Tamaulipas, dijo a la prensa que el paradero de Pulido fue revelado cuando éste logró llamar a la línea de emergencia de la policía poco tiempo después de su captura. Quintanilla dijo que esto fue posible gracias al "descuido" de los secuestradores.

Esto desencadenó una ola de escepticismo en las redes sociales de México, incluso en Twitter se creó el hashtag #LosTuiterosLiberamosAPulido. Muchos de los ciudadanos siguieren entre bromas, un montaje con fines electorales, ya que el próximo domingo 5 de junio habrá elecciones en Tamaulipas, y de hecho todos los aspirantes a la gubernatura condenaron el hecho.

Publicidad

Cómo políticos mexicanos crearon una red de empresas fantasma para desviar millones. Leer más aquí.

El oficial Quintanilla dijo en Radio Imagen que Pulido había sido atado en el segundo piso de una casa de seguridad, pero que fue capaz de liberarse cuando sus captores no lo miraban. Entonces pudo tomar el teléfono de uno de los miembros del grupo que dejó de vigilarlo y llamó a la policía, que acudió rápidamente a su rescate.

"Hubo un intercambio de golpes, y luego hizo la llamada", dijo Quintanilla. "La operación fue montada muy rápido ya que la búsqueda en curso era intensa".

No obstante, el jefe de la Policía Federal, Enrique Galindo, había dado una versión distinta, según la cual Pulido fue liberado de la casa de seguridad después de que sus captores lograron un "acuerdo" con las autoridades.

Galindo informó a Radio Fórmula que el jugador fue secuestrado por dinero, pero que ningún rescate ha sido pagado. Dijo que posiblemente no tenían idea de su identidad.

'Hay elementos en esta historia que levantan sospechas'.

"Hay elementos en esta historia que levantan sospechas", dijo Max Morales, un reconocido negociador de secuestros. Señaló la "inusual" llamada, y cuestionó que los delincuentes soltaran a su rehén sin antes tener el dinero.

"Cuando las primeras noticias del secuestro se dieron a conocer, era claro que la familia de Pulido ya había establecido contacto con los captores", afirmó Morales. "Otra posibilidad es que el rescate ya había sido negociado y quizá entregado, por lo que Pulido fue llevado a alguna localidad cercana en donde se le permitió hacer la llamada".

Publicidad

Los secuestros son un problema que existe dese hace mucho tiempo en todo México, y la situación es particularmente grave en Tamaulipas.

De acuerdo con cifras del gobierno, el año pasado se reportaron 230 secuestros en ese estado, alrededor del 21 por ciento del total de México. El número real podría ser mucho mayor, ya que muchas víctimas no denuncian el crimen por miedo a represalias, y porque les preocupa que las autoridades estén asociadas con los delincuentes.

"Desafortunadamente, Tamaulipas es todavía un narcoestado", dijo Morales. "Mucha gente desaparece cada año, y nunca sabemos el número exacto".

El Chapo demandará a Netflix si no lo deja participar en la nueva serie sobre su vida. Leer más aquí.

El estado, que limita con Texas, es tradicionalmente el bastión de dos rivales, el Cártel del Golfo y el cártel de Los Zetas. Ambos se han debilitado drásticamente en los años recientes, y las confrontaciones actuales en el estado son principalmente luchas internas entre facciones.

El negociador asegura que ha intervenido personalmente en cuatro casos de secuestro en Tamaulipas este año, y que las autoridades no han sido de mucha ayuda en ninguno de ellos.

"Cuando estoy negociando en un caso en ese estado y les pido ayuda, jamás la obtengo", aseguró. "Desgraciadamente, me provocan risa. Hablan de esfuerzos coordinados, pero es más bien sólo colgarse medallas entre ellos."

Después de su secuestro de un día, Alan Pulido parecía estar en buen estado de salud, salvo una venda en la mano derecha, cuando se presentó brevemente ante la prensa en la estación de policía en Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas.

"Estoy muy bien, gracias a Dios", dijo antes de ser retirado.

Sigue a Jan-Albert Hootsen en Twitter: @Jayhootsen

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs