Drogas

Aterrizaje legendario gracias a que alguien prendió un porro en el baño

Aparentemente el hombre nunca antes escuchó sobre los comestibles preparados con mota.
Drew Schwartz
Brooklyn, US
LC
traducido por Laura Castro
4.6.18
Foto de un avión de la aerolínea Southwest del usuario de Flickr Tomás Del Coro; foto de un porro de KENZO TRIBOUILLARD/AFP/Getty Images.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos. Leer en inglés.

Las cosas no han salido muy bien últimamente para la línea área Southwest. Ayer, uno de sus empleados fue acusado de pedirle a un pasajero que demostrara que su hijo era suyo antes de abordar un vuelo, y menos de un mes después de que explotara el motor de uno de sus aviones —matando a un pasajero—, la ventanilla de otro avión sufrió una fractura a mitad de vuelo, obligándolos a hacer un aterrizaje de emergencia. Por lo tanto, cuando se dispararon las alarmas de humo en uno de sus vuelos de San Francisco a Los Angeles el miércoles, la gente a bordo estaba, comprensiblemente, bastante asustada.

Publicidad

"Al principio pensamos, 'Vaya, eso es extraño'. Y luego el avión sufrió una caída inmediata ", le dijo el pasajero Jonathan Burkes a CBS Los Angeles. "Y eso fue un poco aterrador".

Afortunadamente, el vuelo logró hacer un aterrizaje de emergencia en San José, y los 33 pasajeros fueron evacuados. Pero no había fuego a bordo, ni una falla terrible del motor o un catastrófico mal funcionamiento; sino que, al parecer, la "emergencia" se trató sólo de un tipo que no pudo contener su deseo de encender un porro en el baño.

El pasajero Edmund Lo le dijo a la NBC del Área de la Bahía que vio al sujeto en cuestión abordar el avión en una silla de ruedas. Pero cuando el vuelo alcanzó la altitud de crucero, el hombre se levantó de su asiento y caminó hacia el baño. En cuestión de minutos, las alarmas de humo se dispararon, y, de acuerdo con Lo, el hombre volvió a su asiento apestando a hierba, probablemente feliz por haberse unido al otro Club de la Milla de Altura.

El piloto originalmente reportó una "dificultad mecánica", de acuerdo con el Mercury News, e hizo un aterrizaje directo hacia San José, expulsando al tipo mientras el resto de los pasajeros eran puestos en diferentes vuelos.

Aunque ahora la marihuana es legal en California, eso no significa que puedas fumarla dentro de un tubo metálico volador en cualquier maldito momento que desees. Corres el riesgo de llenar el avión de humo o de prenderle fuego al equipaje de mano de alguien. Si el pasajero realmente deseaba disfrutar de su vuelo, podría haberse comido algunos brownies, galletas, gomitas, o mentas de marihuana, o cualquiera de las otras innumerables (y más discretas) alternativas a simplemente encender un porro.

Pero no. O a este hombre el mundo le importa poco menos que un carajo, o tiene un respeto divino por el porro, que es empíricamente la mejor manera de ponerse pacheco. Por más dulce que haya sido esa fumada, su nivel de feliz pachequez se fue al diablo tan pronto como las alarmas se dispararon. Fue entregado a las autoridades una vez que el avión aterrizó en San José, y ahora enfrenta una multa de hasta $3,300 dólares.

Al final del día, es difícil no sentir lástima por el hombre. Los vuelos son estresantes, nunca sabes lo que puede salir mal. Además, hay cosas mucho peores que el pasajero podría haber hecho en ese baño que fumar un porro. Solo esperemos que antes de su próximo vuelo, alguien le de una buena receta para preparar comestibles con su hierba favorita.

Sigue a Drew Schwartz en Twitter.