Empodérense y hagan lo que les plazca: Catana desde Chile con trap dorado
Foto: Camilo Mejía

Empodérense y hagan lo que les plazca: Catana desde Chile con trap dorado

Charlamos con la chilena previo a la presentación de su mixtape 'Qween C'.

Es de día en Santiago, Chile, en un galpón del centro comercial El Persa Biobio. Hay un escenario armado y alrededor de 50 espectadores recién llegados a este evento llamado Trapsilvania. Entre los que tomarán el microfono están Jamez Manuel, Dirty Life y Nación Triizy, las teloneras son Shita, quien se presenta en vivo por primera vez y Catana, que presenta temas de su nueva mixtape. Catana sube al escenario, empieza su set, hay un error en la pista. Se detiene, no se desanima, cuando la música vuelve a empezar su voz estalla por todo el galpón con el doble de fuerza. Donde muchos se hubieran enojado o dejado vencer por los nervios, Catana no la duda antes de darlo todo en el escenario.

Publicidad

La escena de rap estricto en latinoamérica se ha generado principalmente con la participación de hombres, y las mujeres MCs han tenido que apoyarse entre sí para tener su propia participación en el género urbano, como si fuera un deporte y ellas tuvieran su propia división o subgénero. Con los ritmos actuales la cosa cambia; el reggaetón y el trap naturalmente han sido más inclusivos y estamos viviendo un surgimiento de mujeres al micrófono. Catana es de las voces más fuertes de la nueva generación de rap en español, eso queda claro desde sus tracks, pero verla en vivo no es nada lejos de una revelación. Su discurso no es explícitamente feminista, pero cada tema que toca es un statement que empodera.

Su mixtape Qween C consiste en beats de distintos productores y colaboraciones con varios raperos chilenos, pero en el fondo es 100% ella. El producto final es uno de los mixtapes más importantes por una rapera latina en memoria reciente, no solo por la calidad y variedad de los temas, pero también por la habilidad que muestra en su lírica. Catana usa el trap y otros ritmos nuevos como un vehículo, pero sus barras son estrictas lo cual no es lo más común en la música urbana contemporánea. Previo a la presentación de su mixtape este 27 de julio, hablamos con ella para saber un poco más del proyecto.

NOISEY: Primero que nada felicidades por el Mixtape, ¿Cómo ha sido la respuesta?
Catana: Completamente positiva, se siente que está creciendo un público. Antes de lanzarlo estaba algo nerviosa porque todo es un poco más moderno, más fresco, más trap. La gente que me conocía de antes me ligaba al rap clásico pero yo estaba conforme con este sonido nuevo y era hora de parir.

Publicidad

¿Sientes que hay un debate en Chile respecto al rap de la vieja escuela y el trap?
No siento que sea tan así. Cada quien hace su estilo y hay público para todo. Sí he leído comentarios de raperos quejándose de cómo me pueden cubrir algunos medios con solo unos meses de haber empezado a sacar música; pero si llevas 20 años dándole y no te han puesto atención no creo que sea culpa del medio. Afortunadamente cada vez son menos y se mantienen aislados en ese círculo que decide no abrirse musicalmente. nos da bastante lo mismo que ellos existan o no.

¿Cómo empezaste a rapear?
Hubo influencia de mi hermano que escuchaba rap, pero en primero medio (secundaria) unos chicos me invitaron a ser parte de un grupo y lo vi como una oportunidad de poder grabar, tener acceso a beats, de poder escucharme a mí misma. Y eso me animó mucho a eventualmente hacer intentar hacer mi propia música. Después fui encontrando mi flow, muchos hacían la comparativa con Ana Tijoux que siempre todos comparan a las raperas chilenas con ella. A lo mejor si era parecido, pero me frustraba saberlo porque no quería ser una copia de ella. me quise despojar de la comparación para distinguirme. Para eso tuvo que pasar por muchos ritmos.

Hablando de raperas chilenas, ¿Es algo que consumías antes de tu empezar por este camino?
Ana Tijoux es un referente importante, pero nunca consumí mucho el rap chileno. Las chicas hacían rap con flow de hombres, aun pasa. No tienen por qué buscar sonar masculinas. Yo también rapeaba con la voz ronca, pero cuando empecé a descubrirme a mí misma, jugando con la voz me di cuenta que todo eso suena bien, toda la voz femenina natural suena bien. Aparte me lastimaba la voz al tratar de sonar asi, creo que es un tabú que hay que quitarse.

Publicidad

Ahora más que nunca hay presencia femenina en el rap latinoamericano, en todos los estilos. ¿Qué le dirías a esas chicas que apenas se están animando a rapear o hacer música?
Que no hagan las cosas pensando en el éxito, que lo hagan porque en verdad quieren decir algo. Que para una mujer es difícil, muchos quieren abusar y aprovecharse, o te ayudan esperando algo a cambio, a mí me ha pasado. Afortunadamente para todas las mujeres que están hoy, el camino está más pavimentado. Hace 10 años nadie me hubiera hecho caso, ahora sí se pueden lanzar y da lo mismo que hayan caídas, hay un camino marcado. Nadie llega al a meta sin haberse tropezado. Empodérense y hagan lo que les plazca. Si trabajan duro y tienen el talento, si no lo tienen también, se puede lograr.

Checa abajo el flyer de la presentación oficial de Qween C este 27 de julio:

Conéctate con Catana en Facebook.