Skateboarding

Skatelab, la colección de patinetas con valor de medio millón de dólares

Cinco mil patinetas en poder de un californiano de 51 años.

Originario de San Francisco, California, Todd Huber cuenta con 5 mil placas de exhibición en las paredes de su skatepark. Huber cree ser el más grande coleccionista del mundo y el primero en abrir un museo dedicado al skate. "Con los años, he tenido que gastar casi 100 mil dólares en mis patinetas," comentó Huber para el Daily Mail, quien también afirmó haber evaluado su colección por una suma de medio millón de billetes verdes.

Publicidad

Para el estadounidense de 51 años, todo comenzó cuando decidió dejar de fumar. Huber tenía que encontrar un nuevo pasatiempo. Fue entonces que las patinetas se manifestaron en el espíritu de Huber y le hicieron dejar sus vicios. "Cuando dejé de fumar tuve tiempo y energía de sobra, lo convertí en algo positivo y comencé a coleccionar patinetas".

La primera patineta de Huber fue "Surf -n- Suzi", y a partir de ahí logró coleccionar 5 mil más con las cuales adornó las paredes del Skatelab, un lugar de 3 mil metros cuadrados dedicado al skate que incluye una tienda y un skatepark techado.

Huber posee una peculiar colección de patinetas fabricadas en la Unión Soviética en la década de los 70 y 80. De acuerdo con el estadounidense, los modelos soviéticos son únicos. "Me di cuenta hace unos años que los soviéticos habían fabricado patinetas muy peculiares que jamás encontrarías en algún otro lugar. Disfruto coleccionar modelos antiguos".

Huber planea seguir coleccionando patinetas y organizar eventos en pro de la cultura del skate. "Skatelab es único en su tipo. No me importa quién seas o de dónde provengas, todos los que han entrado aquí se sorprenden, es como entrar al cielo de las patinetas".