Hablemos del poder latino en la 60ma edición de los Grammy
Collage por Pablo David G.

Hablemos del poder latino en la 60ma edición de los Grammy

"¿Aprovecharán Luis Fonsi y Daddy Yankee su primera vez cantando 'Despacito' juntos para convertir el hecho en un acontecimiento histórico para los latinos o se limitarán a llamar a Justin Bieber?"

El próximo 28 de enero se llevará a cabo la 60ma entrega de los Premios Grammy y justamente nos preguntamos por el lugar de los latinos en los galardones máximos de la música. No solo por la revolución que está impulsando “Despacito” (únicamente comparable con la que se generó con “Livin’ la vida loca” de Ricky Martin años atrás), sino por haber sido un año de coyunturas políticas y de empoderamiento latinoamericano y afroamericano en general. Esto no significa que las canciones hispanas se hayan apoderado del certamen, pero sí que es un buen momento para que pensemos que en realidad, la música se ha vuelto tan transnacional que hoy en día ha dejado de tener barreras. En un momento semejante, no es exagerado pensar en la posibilidad de que Juanes o Natalia Lafourcade pronto puedan alcanzar las categorías principales.

Publicidad

En el año 2017 Maluma volvió a ser el artista pop que más shows dio a nivel mundial; Danny Ocean convirtió una sentida declaración de amor migratorio en una emotiva epidemia sonora que llegó hasta lugares como Barcelona, Estocolmo o Montpellier; y la norteamericana Becky G logró un hit latino de proporciones astronómicas que alcanzó varios mercados. Si hubo hasta este momento un año histórico para los latinos que viven en Estados Unidos, sin duda fue este. Sorprende que en el año que una canción latina logra por tercera vez en la historia ser número uno en el top ‘Hot 100’ de Billboard (las primeras fueron “La bamba” y “Macarena”), convertirse en el video más visto de YouTube y propulsar toda una revolución de la música hispana en general; una estrella que en su momento fue una de las figuras más importantes del pop a nivel mundial (Shakira), no figure con una canción llamada “Chantaje” que supera los 2000 millones de reproducciones. Ojo, cabe aclarar que la versión de “Despacito” que alcanzó el ‘chart’ recién mencionado; fue el remix con Justin Bieber.

Y no porque el gran impacto de la música urbana latina nos haya hecho creer que el reggaetón vaya a destronar al pop anglo, sino porque otras figuras latinas que multiplicaron sus sonidos en emisoras radiales y altoparlantes de todo el planeta, tampoco aparecen en las listas. El año pasado, también ocurrió que una pequeña llamada Blue Ivy se enamoró de “Mi gente” de J. Balvin y Willy William, y que la madre de la pequeña (Beyoncé); contactó al artista colombiano para grabar una nueva versión pensada para los damnificados del huracán que azotó Puerto Rico. Eso sin mencionar hitos maravillosos, realizados por artistas que aunque sí están nominados, aún no compiten con los artistas angloparlantes: Un orgánico tributo al folclor latinoamericano (Natalia Lafourcade), la incursión de un ‘Indestructible’ estandarte del flamenco contemporáneo en la salsa (Diego El Cigala), el nuevo trabajo de una agrupación que ha girado tanto que parece conocer este mundo como la palma de su mano (Bomba Estéreo) o el primer disco de la historia que nace de un estudio de ADN (Residente).

Publicidad

Pero esto es lo que tenemos, y sería desagradecido decir que es poco. Tenemos a Shakira con amplias posibilidades de quedarse con el premio a ‘Mejor álbum de pop latino’ (aunque Juanes, esta vez, haya logrado un mejor compacto; y Natalia Lafourcade o La Santa Cecilia hayan confeccionado preciosos discos acústicos). A Residente casi que apretando el ‘Mejor álbum de rock latino, urbano o alternativo’ (aunque pediría que también escuchen ‘Pa fuera’, el impresionante compilado de hits de Desorden Público que está enteramente acompañado por un ensamble de cuatro venezolano) y al icónico Rubén Blades contra el multifacético Cigala, ambos haciéndole ojitos al galardón por ‘Mejor álbum tropical’. Luis Fonsi y Daddy Yankee están en una posición incómoda, les tocó la mala leche de consagrarse en un año en que las dos categorías principales están colmadas de estrellas de raza negra. Esto sería un dato irrelevante, si no fuera por las críticas por presunto racismo –propulsadas por Kanye West– que se le hicieron al certamen en años anteriores. Por ejemplo, la única vez en que el premio ‘Mejor álbum del año’ se entregó a artistas afro, fue cuando Outkast ganó en 2004 por su álbum doble ‘Speakerboxxx/The love below’. El de “Hey ya!”.

Tenemos también a dos fantásticos hijos del flamenco (Vicente Amigo y Buika) y a los Trio Brasileiro (formada entre dos nativos de este país sudamericano y un neoyorkino), representando la cuota latina en la categoría dedicada a la ‘World music’. Los tres con iguales posibilidades de triunfar. Al baterista mexicano Antonio Sánchez con su trabajo ‘Bad hombre’, como única representación latina que podría ganar por ‘Mejor álbum instrumental contemporáneo’. Y al recientemente fallecido Magin Díaz, que aunque nos dejó un disco increíble con colaboraciones de Carlos Vives, Monsieur Periné, Totó La Momposina, Chango Spasiuk, Systema Solar o Celso Piña; está nominado en la categoría de ‘Mejor empaque de un álbum’. Es decir, los realmente nominados son los directores artísticos Carlos Dussan, Juliana Jaramillo, Juan Martinez & Claudio Roncoli.

En este momento, tengo la cabeza invadida por tres preguntas, que espero la transmisión de este domingo me ayude a resolver. ¿Aprovecharán Luis Fonsi y Daddy Yankee su primera vez cantando “Despacito” juntos para empoderar la música latina o se limitarán a llamar a Justin Bieber para emular en público el impacto ya obtenido en radios y redes sociales? ¿Ganará Residente el galardón y aprovechará el momento para disparar una de sus conocidísimas puyas a la industria musical o para volver a repetir que toda la música pop contemporánea suena igual? ¿Se viene en camino una auténtica revolución impulsada por artistas latinos y propulsada por “Despacito” de la misma forma que sucedió con el hit rickymartinezco casi 20 años atrás?

Artistas como Maluma, Becky G, Carlos Vives, J. Balvin, Bomba Estéreo, Danny Ocean o La Santa Cecilia –agrupación dónde ha tocado Andrés Torres, uno de los productores de “Despacito”– están a punto de descubrirlo.

****
Pablito Wilson es el autor del primer libro de reggaetón escrito en español, disponible en los próximos meses. Síguelo en Instagram.