Actualidad

Por fin podremos leer la novela romántica del autor de "El señor de los anillos"

'Beren y Lúthien', J.R.R. Tolkien, cuenta la historia de un amor prohibido entre un humano y una elfa en la Tierra Media.
Drew Schwartz
Brooklyn, US
2.6.17
Fotos vía Wikimedia (Izquierda) y Haywood Magee/Picture Post/Getty Images (Derecha).

Después de cien años de soñarla, trabajar en ella y, al final, muriendo por ella, Beren y Lúthien —la obra más personal de J.R.R. Tolkien— por fin se encuentra en librerías de todo el mundo, según reporta Los Angeles Times.

La historia de Tolkien de un amor prohibido entre un hombre y una elfa fue publicado el pasado jueves, y ahora solo falta a que los seguidores de El señor de los anillos se maten por comprarlo, tal como Gollum detrás del anillo. El libro —compuesto de elementos de cuentos de hadas, poesía narrativa, un poco de prosa, y otros fragmentos centrados en la historia— fue editado por el hijo de Tolkien, su legendario compañero literario.

Christopher Tolkien juntó todas esas piezas dispares en un texto cohesivo que cuenta la historia de Beren (el humano) y Lúthien (la elfa), quienes se enamoran a pesar de la fuerte desaprobación del padre de Lúthien. La historia es acompañada por las ilustraciones de Alan Lee, ganador a un premio de la academia por dirección de arte en El señor de los anillos: el retorno del Rey.

Beren y Lúthien puede sonar un poco cursi —hay amor verdadero, canciones élficas, un perro mágico, los nueve anillos— pero es una obra sumamente personal que, en muchas formas, refleja la relación que Tolkien sostuvo con su esposa, Edith. Se enamoró cuando ella tenía 19 años y él solo 16, y su acudiente no les permitía estar juntos. Eventualmente se casaron cuando Tolkien tuvo 24, poco antes de ser embarcado a luchar a la batalla de Somme en la primera guerra mundial.

Después de volver de la guerra, tras enfrentar una brutal fiebre de las trincheras, Tolkien se reunió con su esposa y empezó a escribir su historia. Trabajó en ella por el resto de su vida, dedicado hasta su muerte en 1973.

"En mis noventa y tres años, este es (posiblemente) mi último libro en la larga serie de ediciones de los textos de mi padre", escribió Christopher Tolkien en la introducción del libro. "Esta historia es en memoria de él, dada su importancia en su vida".