Mundos oscuros llenos de encanto: Así es el disco debut de Camille Mandoki

Ecos y un piano con mucha luz te proyectan una película en donde el personaje principal lo decide tu inconsciente.
14.10.16

​Camille Mandoki suele ser mi refugio cuando el nudo en la garganta es permanente porque las hormonas andan alborotadas y la vida adulta va de la fregada. Su música te cubre con su imponente campo de fuerza y te sumerge en mundos oscuros en los que es impensable tanta belleza.

Leyendo el blog de un amigo​ bien clavado en la música, me enteré que después de lanzar un par de sencillos y presentarse en Mutek México en 2014, Camille por fin había publicado su disco debut, We Used To Talk For Hours. De alguna forma la noticia se perdió en el timeline de mi Facebook y había estado perdiendo la oportunidad de explorar un nuevo hoyo negro lleno de fantasmas y fantasías de Mandoki. Ustedes no pueden perderse de ese privilegio. Por eso este texto: un par de líneas que funcionan como un eco, un nuevo recordatorio de que aquí abajo hay un muy buen viaje sonoro que es importante explorar.

El material cuenta con diez tracks que a través de distorsiones, ecos con mucha tensión y un piano con mucha luz, proyectan una película en tu cabeza donde el personaje principal lo decide tu inconsciente. Camille solo te presta su voz como guía y alivio en un viaje interior donde tus emociones van a pelarse peor que los personajes de Game of Thrones. 

​Deja que Mandoki resuene en tus vacíos con lo que hay aquí abajo: