Violencia en Tailandia

FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Violencia en Tailandia

Después de meses de manifestaciones pacíficas y tras una semana de protestas contra el gobierno, la situación en Bangkok se ha vuelto violenta.
5.12.13

Después de meses de manifestaciones pacíficas y tras una semana de protestas contra el gobierno, la situación en Bangkok se ha vuelto violenta. Aunque parece que ningún tailandés parece sorprendido por lo acontecido, aún no se sabe hasta qué punto puede llegar la situación. El hecho de que se produjeran escenas similares hace cinco años, no pinta bien para un país cuyo poder está concentrado en unas cuantas manos, pero es deseado por muchos. Los tailandeses de clase media buscan acabar con el poder del populista ex primer ministro Thaksin Shinawatra, quien sigue teniendo apoyo de las comunidades pobres que viven en el campo, y quien también tiene poder sobre el actual gobierno de su hermana Yingluck.

Publicidad

Los disturbios empezaron el domingo en la Universidad de Ramkamhaeng, donde los estudiantes antioficialistas se manifestaban contra quienes apoyan al gobierno, los llamados “camisas rojas”. Aunque era evidente que ambos grupos acabarían enfrentándose de forma violenta, la policía hizo poco para detenerlo. Primero, los estudiantes atacaron a una persona del grupo de camisas rojas y después atacaron un camión lleno de pasajeros: rompieron las ventanas y asustaron a la gente.

Durante cinco minutos, los estudiantes lanzaron piedras gigantes al camión y le impidieron que huyera. Más tarde, se escucharon balazos y en las noticias dijeron que cuatro o cinco personas habían sido asesinadas.

Esa mañana, miles de manifestantes llegaron al edificio del Parlamento en la plaza histórica de Bangkok, donde querían entrar a la fuerza. La gente se amontonaba y la policía lanzó gas lacrimógeno para mantener a los manifestantes fuera.

Muchos de los manifestantes se esparcieron, pero otros siguieron luchando. Durante los disturbios y enfrentamientos, la policía usó cañones de agua, gas lacrimógeno y balas de goma contra los manifestantes. Por su parte, los manifestantes se defendieron con piedras y botellas.

Nadie sabe cuando terminará está situación. Uno de los manifestantes me dijo: “Hemos llegado muy lejos, ya no hay vuelta atrás.”

Tailandia es uno de los destinos turísticos más famosos del mundo, y Bangkok es una gran ciudad. Pero en los últimos días la imagen del país ha cambiado.

Publicidad