Actualidad

Platicamos con una actriz de 'Lo que callamos las mujeres'

Elisa Garibay interpretó a 'Myriam', una chica que fue agredida sexualmente por su profesor de educación física, y que cuando se entera de que su agresor está a punto de obtener un mejor puesto como maestro, decide hacer pública su historia.
30.1.17

No veo televisión abierta y no me entero absolutamente de nada referente al mundillo del espectáculo y la farándula, sus productos, servicios, contenidos, diatribas ni fanfarrias. Sin embargo, una tarde visité a mi madre, que como todo ejemplar de la generación Baby Boomer se deja morir frente al televisor. Se proyectaba Lo que callamos las mujeres, un melodrama unitario producido en México por el conglomerado de medios de comunicación TV Azteca del grupo Salinas, en donde se retratan las problemáticas a las que se ven enfrentadas las mujeres en nuestro país en su vida cotidiana, mostrando alternativas de solución para cada problema.

Publicidad

En el programa vi a la actriz Elisa Garibay interpretando a Myriam, una chica que no logra superar la experiencia de haber sido agredida sexualmente durante la secundaria por su profesor de educación física, y que cuando se entera de que su agresor está a punto de obtener un mejor puesto como maestro, decide hacer pública su historia.

Platiqué con la actriz acerca de este tipo de producciones televisivas, sobre cómo es actuar en un melodrama unitario, de su comedia involuntaria, su mala factura, del posible bullying, las estadísticas de violencia en México en contra de las mujeres, los filtros en el contenido y de su repercusión en la cultura popular mexicana.

VICE: ¿Cómo es actuar en Lo que Callamos las Mujeres?
Elisa Garibay: Para mí ha sido un inicio muy enriquecedor que me ha permitido actuar junto a grandes actores y ser dirigida por muy buenos directores, que a su vez, me han permitido desarrollarme y crecer actoralmente. También me ha ayudado a que las personas conozcan mi trabajo y gracias a esto se me han abierto más puertas en este medio.

Existe algo de comedia involuntaria en este tipo de melodramas, en los que se exageran los pasajes sentimentales mediante la incorporación de un score instrumental que ayudar a sentir al televidente, y en donde se explotan los aspectos más susceptibles, conmovedores y lacrimógenos de la mujer. ¿A qué crees que se deba su mala factura?
Desde mi perspectiva no es mala, al contrario, la incorporación de un score instrumental realza el arte o la belleza de la escena y le da un toque más profundo; si no fuera así, no lo usaría el cine, la televisión ni el teatro. Pienso que años atrás sí había algo de comedia involuntaria y esto era por la exageración dramática que usaban los actores, hoy en día se ha trabajado mucho este punto para lograr actuaciones más realistas.

Publicidad

¿Has sufrido algún tipo de bullying por actuar en el programa?
Si, he recibido algunos comentarios despreciativos del programa por gente cercana, pero en general he obtenido comentarios positivos de mi trabajo.

Cada año, dos millones de mujeres sufren violencia física, mientras que uno de cada cuatro hombres consideran que son violadas porque lo provocan, y uno de cada tres, piensa que es normal. ¿Cuál consideras que es la mayor aportación de dicho programa al género femenino?
Cada caso que es expuesto en este programa tiene una solución, la cual alienta a las mujeres que pasan por esas situaciones a que sepan como evitar o reaccionar en alguna mala experiencia, pero sobretodo, a valorarse. Para mí la mayor aportación es que en algunos capítulos, en el desenlace de la historia, se muestran las asociaciones o lugares de apoyo para que las mujeres sepan a donde recurrir y no solo quedarse con la historia.

¿Qué es peor, La Rosa de Guadalupeo Lo que Callamos las Mujeres?
Ninguna, la pregunta es: ¿Cuál es mejor? Para mí Lo que Callamos las Mujeres se apega muy bien a la realidad, sin exagerar y dando una solución a las mujeres que pasan por las diferentes situaciones expuestas, pero esa es decisión del público.

En este remedo de la extinta Mujer Casos de la Vida Real (1986-2007), actúas en el papel de Myriam, en 'Viral' , donde tu personaje no lograr superar la experiencia traumática de haber sido agredida sexualmente por su profesor de educación física. ¿Cómo te sentiste en dicha grabación?
Fue difícil porque era la primera vez que interpretaba un papel así y no tenia mucha experiencia; emocionalmente fue fuerte y desgastante, pero en el momento en que lo ves en pantalla es gratificante saber que el mensaje de la historia puede ayudar a las víctimas que han pasado por ello.

Actúas también como Natalia, ahora en Televisa, en Como Dice el Dicho, una serie contada a partir de un refrán narrado con temas de "actualidad", pero con el mismo dejo de tragicomedia que las otras series. En donde co-protagonizaste junto a Isela Vega el capítulo 'Los Dichos de los Viejitos, son Evangelios Chiquitos…' ¿Cuál ha sido el momento que más has disfrutado en pantalla?
Estábamos grabando en Villas del Carbón un cortometraje en el que personifico a una niña de 15 años que es abusada por tres hombres, la escena en la que mi hermanito me recoge ya sin vida del lago y yo como espíritu lo veo todo desde el otro lado del lago es bellísima, muy fuerte, intensamente desgarradora y llena de sentimientos, donde mi rostro tuvo la oportunidad de expresar mil cosas sin decir una sola palabra.

Publicidad

Por políticas de las empresas, ¿se filtran o se descartan elementos en el argumento o guión de la historia?
No lo sé con certeza, porque al momento de la lectura con los actores y el director se nos presenta el guión en su estado final; lo que sé es que cuidan mucho el lenguaje y que las escenas no sean tan agresivas ni vulgares, ya que es un programa familiar. Durante la grabación, el director puede cambiar algunos detalles, pero son mínimos.

¿Reconoces el peso que la serie ha tenido en la cultura popular mexicana, incluyendo los memes?
Sí, me da gusto el impacto que ha generado, existen comentarios malos como buenos y a final de cuentas memes siempre habrán, lo importante es el mensaje que se intenta transmitir.

¿Qué sientes al representar a las mujeres mexicanas en una plataforma masiva?
Orgullosa de poder interpretar y dar vida a personajes que vienen de historias reales, que las mujeres envían a TV Azteca para que sean conocidas.

¿Piensas que esos programas son un método para dar visibilidad, o más bien, para victimizar a la mujer?
Claro que dar visibilidad, ese es el objetivo para el cual fue creado.

Sobre el debate de la mariguana en México, ¿preferirías que su regulación fuera solamente medicinal o también recreativa?
Totalmente medicinal.

¿Qué viene en el 2017?
A finales de este mes comienzo a grabar una serie que será producida por Darío Yazbek Bernal y continuaré con mis estudios, tanto actorales como musicales.