Guía Noisey para farrearse el Festival Centro

Consejitos prácticos para una semana enterita de música.
13.1.17

Imagen: Daniel Senior

Se acabaron las vacaciones, sí. Es hora de volver a la rutina, al trancón, a las más de ocho horas laborales diarias, al almuerzo en recipiente plástico. Atrás quedaron los días de chancla y bermuda, de bloqueador solar y repelente, de raspado y aguardiente, de comida por montones, regalos y novenas familiares.

Es triste, lo sabemos y los entendemos.

Pero no todo es malo, existen algunos calmantes para sobrellevar el desasosiego que significa retomar la cotidianidad y uno de ellos es sin duda la música, pero no la playlist deprimente de YouTube, sino la música en vivo, el poder y el calor de las bandas que te miran a los ojos mientras sueltan todo su poder en tarima y lanzan ese corrientazo que recorre el cuerpo cuando cantan tu canción favorita.

Publicidad

Por suerte, y como ya es costumbre, el primer gran evento musical del año en Bogotá,el Festival Centro, llega a refrescar nuestros oídos y ayudarnos en ese arduo re-acoplamiento a la ciudad y a la realidad. Aquella casa esquinera y antigua ubicada en plena Candelaria que ha recibido durante ocho años a actos tan poderosos que van desde Aterciopelados hasta Atom ™, desde Quantic hasta Aníbal Velásquez, desde Joe Batán, hasta Carla Morrison, entre muchos otros actos que reflejan y celebran el espíritu de la música independiente latinoamericana, al tiempo que juntan maestros de la vieja escuela de toda clase de géneros, con la nueva y revolucionaria sangre de los talentos emergentes.

Por esta razón decidimos sugerir algunos consejitos prácticos para sollarse al máximo la experiencia de volver al caótico centro de la ciudad y abstraerse de todo lo malo a punta de música.

A quién ver

Lunes/ Franja Familiar y Jóvenes talentos:

Si no tiene plata y quiere descubrir nueva música, este día puede ver al que se le antoje, ya que esta jornada es totalmente gratuita en todos los escenarios.

Nazo C2H

Rap bogotano de ese que suena a asfalto y a barrio. La carrera de este MC empezó en el 2005, desde entonces ha sacado sencillos y ha participado en compilados. Fue finalista de la batalla de gallos de Red Bull en el 2012/ 2013 y participó en la edición número 20 del Festival Hip Hop al Parque.

Miguel y su Prisa

Directico desde Manizales, llega un proyecto que tiene tintes de cantautor y una balada medio folk que por momentos también puede ser un tipo de rock latino y la mezcla de géneros que van del funk al reggae, el hip hop y la salsa. Estos jovencitos iniciaron su carrera en el 2012 y han participado en conciertos tanto en Manizales como en Bogotá y en el Festival Exporock en su versión 2015. Sus letras tienen algo de jocosidad y algo de reflexión sobre la realidad colombiana. Aguanta pegarles una escuchada.

Martes/ Día X:

Este día hay una mezcolanza experimental de cosas increíbles, como nuestro siempre psicolédico y desenfrenado Romperayo, pero aparte de eso, es el día de Noisey, de bandas de la casa que vale la pena conocer y que además podrán ver gratis.

Buendía

Publicidad

Buendía es la apuesta del sello Llorona Records que llegó a nuestros oídos en la segunda mitad del año pasado y básicamente nos montó sobre una hamaca espacial para transportarnos al Caribe y visualizar el mar calmadito que cae con el sol al atardecer, así es el sonido de este cantautor bogotano que para este año tiene pensado lanzar su segunda producción En el Caribe también pasa esto. El Festival Centro será la oportunidad propicia para sumergirse en el sonido de un tipo que no necesita más que su guitarra para pintar paisajes playeros y transportarnos allí.

La Tromba Bacalao

En octubre del 2015 presentábamos "Maicao", el primer asalto de La Tromba y su iniciación en la escena emergente bogotana, un balazo contundente de un combo al que no es fácil definir ni encasillar, pero que sí algo tiene claro es un sonido apocalíptico y sabroso, algo así como un pogo tropical punkero y cumbiero a la vez, desenfrenado, irónico, de humor fino y negro como el alma del mismísimo putas. Una mezcolanza de cumbias latinoamericanas que van de la colombiana a la villera, con aire carnavalero de ese que prende el espíritu y obliga al cuerpo a ritmo de puyas, merecumbés y porros.

Militantex

Autodefinitos como "No-jazz", este combo de paisas es más que improvisación sonora, es un ensamble experimental con carácter de sobra, en el que confluyen elementos del trip hop, el dub, el funk, el jazz y la world music. Pura marihuana sonora.

MULA

Este trío de chicas de República Dominicana no te van a dejar sentar ni un segundo. Su onda dark es engañosa y basta escucharlas para darse cuenta de la sabrosura contagiosa de su sonido que tiene elementos del dembow, la música electrónica, el trap y a su vez el merengue, el reggaetón y elementos latinos innegables. Este es uno de los imperdibles del Día X sin duda.

Reencarnación

Y no solo porque es la única sobreviviente de los años del ultra metal de Medellín, sino porque durante más de 30 años ha resumido toda la crudeza y angustia por vivir en esa Colombioa en guerra, una banda que cargó con la cruz de la violencia en Medellín en sus días más oscuros y que sin suda va a poner a poguear a todo el mundo, gústele a quién le guste y duélale a quien le duela.

Miércoles/ Pop:

Día de cursilería y melancolía, pero también de experimentos sonoros poderosos.

Las Yumbeñas

Publicidad

Este trío bogotano compuesto por Laura María Vargas, Daniela Parra y Juan Felipe Cristancho, es la dosis de cursilería punk que le hacía falta no solo al festival sino a la escena. Se formaron hace un año larguito y desde entonces se les ve muy activos en el circuito emergente con su sonido garagero pero con esta emocionalidad innegable y honesta de la música para planchar y el pop dosmilero. Hay que verlos en vivo.

Okraa

A Juan Carlos Torres también se le reconoce como uno de los integrantes del proyecto de posto rock y electrónica Globos de Aire, sin embargo en esta ocasión se presentará con su proyecto como solista, que es más tirado a la electrónica, con una apuesta  que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, un sonido que ya ha llegado a Europa y a medios tan relevantes en la industria musical como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza.

Jueves/ Rock:

Día pa' boliar mecha a puta de rock y fusiones hipnóticas. Fuera de la obviedad del grupo mexicano Titán, que vale toda la pena verlos, estos son nuestros recomendados:

Salidos de la Cripta

Luego de su primer larga duración  Como alma que lleva el diablo (2012), el sonido bastardo y de ultratumba de esta agrupación bogotana de psychobilly se alista para un 2017 potente en el que aparte de arrancar con el pie derecho en el Festival Centro, también tienen planeado lanzar su segundo disco  Enemigo de la Humanidad. Tal vez su presentación en este festival tenga mucho de ese material nuevo, por lo cual es bueno irse adelantando a lo que estos muchachos se traen entre manos.

Föllakzoid

Con este parche chileno el viaje es uno solo y es hacia la psicodelia latinoamericana. Desde el 2009 empezaron a cultivar su sonoridad y hoy en día su música es publicada por el sello neoyorquino Sacred Bones, y en Chile a través de BYM Records. Lo suyo es el viaje espacial e hipnótico, con una raíz ancestral siempre presente. Si quieren entrar en trance, esto es todo lo que necesitan.

Viernes/ World Music:

Día de experimentos sonoros inquietantes.

Las Añez

Publicidad

Lo que estas gemelas hacen en el escenario es un experimento 2.0 en paisajismo latinoamericano, que proyecta hacia el futuro la canción femenina tradicional, al servirse de un looper  y un juego ritual con percusiones menores que le dan a su performance una dimensión hipnótica y sideral.

Paito

A Paíto siempre vale la pena verlo, no solo por la sabiduría que guarda su folclor empírico, sino por ser el último exponente de la tradición de la gaita negra, ese toque particular y único proveniente de la isla grande de las Islas del Rosario. Imperdible.

Sábado/ Fiesta, Franja Infantil y Franja Audiovisual:

Pa calentar motores antes de la fiesta. Obviamente Juaneco y su combo con toda la herencia musical peruana es uno de los incapables, pero aquí les dejamos otro par.

La Banda Bastön

La Banda Bastön son el Dr. Zupreeme en la producción musical y Mü en los raps. Un acto de rap en estado puro y más de 15 años en la escena mexicana, son toda la presentación que necesitan. Su música es una vaina explosiva y casi que tiene el sello de Parental Advisor para ser servida, pero aparte de esto son una cerdada que vale la pena ver en vivo.

Abelardo Carbonó

Al maestro Abelardo Carbonó podría definírsele como el padrino de la champeta y pionero de la psicodelia afrocaribe, un tipo al que la fama le llegó en su vejez y al que no le importa los años que carga encima, pues cada presentación suya es una vaina tan colorida como estrambótica, tan desenfrenada que es imposible quedarse quieto con canciones dedicadas a la rumba y a la vida en la Costa Atlántica como "Muévela", "Te acordarás de mí" y "Carolina", sin duda pura gozadera.

Domingo/ Música colombiana y Franja Infantil:

Día de música de la tierrita, o sea: gozadera total.

Magín Díaz

Publicidad

Magín Díaz, el orisha de la rosa, el tesoro musical colombiano que durante mucho tiempo estuvo perdido o más bien viviendo en la sombra del anonimato. Nació en 1922 en Gamero, Bolívar, y a los 13 años compuso una de las canciones más conocidas del folclor caribeño, "Rosa", inmortalizada por Carlos Vives. Ver en vivo a este muchacho que ronda los noventa y tantos, es una cosa que no se puede pasar por alto.

Wganda Kenya

Una joya creada por mandato del legendario sello Discos Fuentes en la década de los setenta y que guarda en su ADN la tropicalia de los sonidos nacionales. Dirigida por Fruko y sus Tesos, este es uno de los actos más relevantes en la octava edición del Festival Centro por la mezcla que abarca ritmos antillanos como el calypso, el soukous, el reggae y la cumbia. No es una cosa que se vea todos los días, así que hay que caer.

Alfredo Gutiérrez

Coronado en tres ocasiones como "Rey Vallenato", en la categoría acordeón profesional del Festival de la Leyenda Vallenata, en Valledupar y apodado "El monstruo del acordeón", este músico, compositor, arreglista, cantante y leyenda del géneros, a sus más de 70 años, sigue revolcándose en el suelo, azotando las teclas de su instrumento y moviendo sus cachetes como el frontman que es, con la energía que ameritan sus descargas sonoras y con la alegría de alguien que lleva el sonido en la sangre, y la expresa con todas sus extremidades. Un capo, definitivamente.

Cuánta Plata Llevar

Lo bueno del Centro es que la variedad está a la vuelta de la esquina y se adapta a todos los presupuestos. Clave tener en cuenta algunas cositas:

  • Primero hay que apartar lo del transporte, sea cual sea el medio. En buses de ida y vuelta se pueden gastar en promedio $4.000. Un taxi para llegar o salir del Centro cuesta en promedio poco más de $10.00 (teniendo en cuenta las distancias). 
  • Como es costumbre, el festival tiene de todo para todos los gustos. Cada uno de sus siete días de duración tiene un enfoque musical y usted tiene la posibilidad de ver bandas gratis, pagar el concierto que quiera ir o comprar un brazalete para escuchar lo que se le antoje.

Publicidad

Con esta tablita queda todo más claro:

  • El tema de los brazaletes es para aquellos que lo quieren ver todo. Los costos van entre los $18.000 y los $65.000. Cada día tiene un costo y se divide entre las presentaciones que se hacen en el Auditorio y las que se hacen en el Muelle. Los costos de los brazaletes por día y escenario los encuentran aquí.
  • Es importante tener en cuenta que las boletas, en muchas ocasiones se van como pan recién salido del horno, por lo tanto no está de más comprar con anticipación en la taquilla de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (Calle 10 #3-16) o por internet en el enlace de arriba. Es de colombianos llegar tarde, pero en este caso, la pueden estar cagando, así que vayan con tiempito.

Cómo llegar

El Centro suele ponerse caótico en temas de movilidad, por eso tenga en cuenta ciertos detallitos a la hora de llegar:

  • No importa si va en taxi, bus, carro o uber, llegue con tiempo, las calles son muy anchas y por esos lados casi siempre hay trancón.
  • Si viene del norte o del sur puede llegar en bus por la carrera décima, atravesar la Plaza de Bolívar, subir unas cuantas cuadras y listo.
  • Si viene de Chapinero, en la Carrera 13 hay buses que lo dejan en la Biblioteca Luis Ángel Arango y de ahí al Festival Centro es un pasito. 
  • El SITP también tiene sus rutas que llegan desde todos los rincones hasta el Centro. Pueden consultar las rutas aquí. 
  • Si llega en carro particular, taxi o uber, puede tomar vías alternas como la carrera 4ta, aunque se congestiona un poco y puede llegar a perder la decencia por el afán.
  • Si lo suyo es permitir la invasión a su intimidad y prefiere el Transmilenio, puede bajarse en la estación de las aguas y caminar un poquito.
  • Tenga en cuenta que algunos conciertos del Festival son en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán y en Centro Cultural Gabriel García Márquez, retíñalos, márquelos, ponga una alarma en el celular, no sea que llegue a donde no es.
  • Si va en bici o en carro particular, puede dejarlos en parqueaderos aledaños.

Qué llevar y qué no llevar

Aunque las requisas no requieren que se quite hasta los zapatos como otros festivales, sí hay un filtro en la entrada, así que pórtese bien y evite malos ratos:

  • Lleve ropa cómoda, pero no baje la guardia, en cualquier momento llueve y es mejor estar preparado.
  • Si hay un melómalo en su hijo, sobrino, primo, hermano y demás miembros de la familia que no superen los 15 años, es recomendable dejarlo en casa, no vaya y sea que ni él, ni usted puedan entrar a los conciertos.
  • No se pueden entrar bebidas ni comida, así que ese roscón con Pony Malta toca acabarlo en la entrada, o en la comodidad del andén más cercano, incluso en el mismo establecimiento que se lo vendió.
  • Aunque nadie debería andar por la vida armado con cuchillos, pistolas, metralletas, granadas y esas cosas, pues no sobra decir que estás es mejor evitarlas en la entrada del evento (y en la vida misma, obviamente).
  • Esperamos que no haya problemas con las correas y los taches, casi nunca pasa, pero por si acaso, hay una tienda literalmente al lado de la FUGA, donde puedes pagar para que te la guarden.  
  • Cabe recordar que este es un espacio cerrado y demasiado íntimo, por lo tanto si están pensando meterse alguna sustancia o prenderse alguito por ahí, mejor no, es mala idea.

Dónde comer

A diferencia de otros festivales en los cuáles hay que vaciar los bolsillos para comer lo que haya, el Festival Centro tiene esa mágica cualidad de su ubicación, así que se puede hacer lo que sea con cualquier presupuesto.

  • Si el presupuesto es corto, clave almorzar bastantico, con eso se ahorra bastante.
  • El Centro tiene amplia variedad de chuzos para comer, hay un par de panaderías unas cuadras a la redonda para salir a comer algo en los intermedios entre banda y banda. Mantecadas, pan rollo, pan francés etc y Coca Cola, aguanta un montón.
  • Tiendas de barrio también hay bastantes, incluso hay al lado de la Gilberto Alzate. Ahí encuentra toda clase de paquetes, pola y cigarros.
  • Si lo suyo es más bien la charla con música ambiente de fondo, hay Cafés, tipo Oma y Juan Valdéz en los alrededores, por la Luis Ángel Arango y en el Chorro de Quevedo.
  • Y si luego de salir queda con ganas de un alguito más, pueden caer donde Doña Ceci, lugar insignia de borracheras para la posteridad.