Futuro de la tecnología

El humano aumentado

Liviu Babitz quiere hacer accesible el biohacking.
1.5.17
RETRATO DE ANNIE COLLINGE.

Hace dos años, Liviu Babitz se hacía llamar Carlos. Viviendo en la clandestinidad como el jefe de operaciones de Videre Est Credere, diseñó y organizó la distribución de cámaras ocultas hechas a la medida con las que los ciudadanos podían filmar violaciones de derechos humanos. El nombre de la organización, en latín, se traduce como "ver es creer".

Actualmente, Babitz diseña sentidos artificiales para Cyborg Nest, la compañía que ayudó a cofundar en 2015, y que es la primera en comercializar el biohacking: un movimiento HTM (Hazlo Tu Mismo) de modificación corporal. A través de sus invenciones espera que el cuerpo humano pueda detectar otros fenómenos invisibles, como los campos magnéticos y los sonidos inaudibles.

Publicidad

En diciembre de 2016, Babitz se implantó el North Sense —uno de los primeros sentidos artificiales de la compañía— mediante dos perforaciones en su pecho. North Sense actúa como una brújula digital que vibra cada vez que su cuerpo está de frente al polo magnético de la Tierra. Cientos de personas han ordenado en línea el dispositivo impermeable que se carga por USB a un precio de 350 dólares, y se someterán al proceso se instalación en los próximos meses. Babitz está convencido de que algún día, en un futuro no muy lejano, todos seremos cyborgs.

VICE: Tengo una brújula en mi teléfono. ¿Por qué querría tener una en mi cuerpo?
Liviu Babitz: Hasta ahora, una brújula era una herramienta: cuando quieres usarla, la usas, y cuando no, no. North Sense es una parte constante de ti. No puedes decidir dejar tus ojos en la casa, o tus oídos. Siempre están allí, transmitiendo señales a tu cerebro; es un flujo constante de información. Aquí radica la diferencia: te acuerdas de las cosas por lo que ves o lo que hueles; ahora también comenzarás a recordar las cosas por tu orientación respecto al campo magnético de la Tierra. El cerebro comenzará a integrar esa información a tu percepción de la realidad.

Además de la memoria, ¿hay otras maneras de que pueda influir en la percepción?
Algunas personas tendrán una comprensión más física de su entorno: dónde viven, los espacios y las distancias. En otras personas podría afectar en la forma en que sueñan. Por primera vez habrán más personas con un nuevo tipo de sentido, así que sólo el tiempo lo dirá. La tecnología no es lo más importante. La forma en que se utiliza la tecnología, ése es el cambio radical.

Publicidad

Pero con nuestros ojos y oídos podemos captar toda una gama de información, mientras que el North Sense es binario. Esa fue una de las razones por las que decidimos sacar primero North Sense; es un tipo de estímulo relativamente simple. Cuando te conectas un brazo biónico, tu cerebro se sentirá extremadamente infeliz al principio. Lo mismo ocurre con los sentidos. No puedes decir Ok, estoy conectado a North Sense, y para mañana ya habré memorizado todos los mapas de Londres. Tu cerebro necesita acostumbrarse a ese proceso. Si lo usas y te lo quitas con frecuencia, entonces el cerebro regresa al punto cero.

Dices que este dispositivo es como una especie de "sexto sentido", una tecnología evolutiva que podría acercar a los seres humanos a la naturaleza, en lugar de alejarnos de ella. ¿Es la dirección que tomará la tecnología?
Una pregunta que la gente me hace todo el tiempo es: "¿Entonces quieren reemplazar a los humanos con robots?" La respuesta es: No. Me encanta el cuerpo humano, la existencia humana y, sobre todo, el cerebro humano. La idea es mejorar y explorar.

¿Crees que la gente le tiene miedo a la tecnología?
Somos parte de la generación que piensa que la tecnología va a destruir a la humanidad. Pero también estamos empezando a entender que en realidad podría salvarla, ayudarla y mejorarla. Usamos algunas tecnologías excesivamente, pero así es como se aprenden las cosas.

Creo que con el tiempo la gente dejará de mirar a los biohackers como criaturas extrañas que trabajan en sus garajes, y entenderán que, Oh, en realidad son personas que hacen experimentos importantes. Es la dirección que está tomando la humanidad.

Hace unos meses, el Foro Económico Mundial publicó un artículo que decía que antes del 2020, las antenas implantadas en los cráneos de las personas serían más visibles. La mayoría de estas cosas son realmente fáciles de hacer, no se trata de inventar lo imposible, no es un sueño. Estas cosas existen. Sólo tenemos que decidir cómo usarlas, o tomar las cosas que ya tenemos y cambiar su enfoque.

En Videre Est Credere, usaste la vigilancia para que los poderosos asumieran su responsabilidad, pero también puede utilizarse en nuestra contra. ¿Podría salir mal la idea de convertirnos en cyborgs?
Una computadora o un teléfono poseen una cámara, un GPS, un micrófono, una bocina; pueden rastrear todo lo que estás haciendo. North Sense no tiene memoria; no está conectado a ninguna red. No puedo asumir la responsabilidad de lo que sucederá con la industria, pero puedo asumir la responsabilidad por nuestros valores. Con cada paso que demos, debemos recordar que sólo es una opción que las cosas salgan mal. Lo último que queremos es crear algún tipo de monstruo que pueda ayudar a los gobiernos; apenas terminé de combatirlos.