Las peores rachas en derbis y clásicos de futbol en Europa
PA Images
paternidades

Las peores rachas en derbis y clásicos de futbol en Europa

Luego de sucumbir ante el acérrimo rival capitalino en el juego de ida, el Atlético de Madrid buscará la remontada en Champions. Echamos un vistazo a las peores "paternidades" de los derbis y clásicos alrededor del mundo.
10.5.17

Cuando Cristiano Ronaldo cerró con broche de oro su triplete contra el Atlético de Madrid y ante su gente en el Bernabéu en la semifinal de ida de la Champions League, el Real Madrid reafirmó su paternidad sobre los Colchoneros en Europa. Después de perder las finales de Champions de 2014 y 2016 por culpa de Ronaldo y compañía, el Atlético fracasó para dar un golpe de autoridad en territorio enemigo ante los ojos del mundo y sumó su sexta derrota en competiciones europeas ante los Blancos, racha negativa que tiene su origen en la Copa Europa de 1959. Perder dos finales de Champions ante el mismo rival es ya de por sí catastrófico, pero que dicho club sea el acérrimo rival de tu misma ciudad sólo provoca que el dolor de la derrota sea más insoportable.

Publicidad

Aunque la racha del Atlético en Europa jugando contra el Real es, sin duda, una de las más dramáticas, no es la única que provoca pesadillas en dicho continente. La rivalidad más famosa de España materializada en "El Clásico" ha sido un partido con resultados equilibrados -el Real Madrid le saca ventaja al Barça con 93 victorias sobre 91- desde su invención en 1929. Sin embargo, ambos equipos han tenido rachas horrendas, como cuando los Blaugrana perdieron siete veces ante los Blancos de enero de 1932 a febrero de 1935. Aunque el Barcelona pudo cobrar venganza con su famosa victoria de 5-0 en el Camp de Les Corts, perdería la final de la Copa del Presidente de la República en 1936 ante el Madrid. Poco después, toda actividad futbolística sería suspendida por el estallido de la Guerra Civil Española.

Leer más: Doble desastre en El Clásico: La mutua humillación del Barça y Real Madrid

El Barça experimentó otra racha enfadosa ante su máximo rival de septiembre de 1962 a diciembre de 1965, perdiendo seis partidos de liga al hilo contra el legendario equipo de Ferenc Puskás y Alfredo Di Estéfano. En aquellos tiempos, el Real era el favorito del dictador Francisco Franco, lo cual añadía una siniestra ventaja ante los ojos de los fans culés. A partir de diciembre de 2008 y hasta abril de 2012, los Merengues sufrieron su propia racha negativa. A pesar de gastar enormes sumas de dinero para continuar el proyecto de los Galácticos, el Real Madrid perdió cinco partidos de liga consecutivos y no pudo ganar en siete más durante dicho período, lo cual provocó la salida de Juande Ramos y Manuel Pellegrini. Además, el equipo fue eliminado de la Supercopa de España y Champions League en mayo de 2011 por sus rivales catalanes, a pesar de haberle arrebatado a Pep Guardiola y sus hombres la Copa del Rey unas semanas antes.

Publicidad

En cuanto a las demás rivalidades en Europa, existen rachas similares que destacan por el orgullo que se pone en juego. En Der Klassiker protagonizado por el Bayern Munich y Borussia Dortmund, éste último no pudo ganar un sólo clásico en 11 partidos entre marzo de 1998 y abril de 2003, concediendo 23 goles en todas las competiciones y contemplando cómo sus rivales bávaros se llevaban a casa tres títulos de Bundesliga y una "Orejona". Sobre la frontera con Holanda, donde De Klassieker se juega entre el Feyenoord y Ajax, el primero no pudo ganar un solo partido en la Eredivisie ante sus rivales durante cinco años antes del inicio del nuevo milenio. La racha de 12 partidos terminó con un marcador global de 35-9 en favor del Ajax.

PA Images

En el infame Derby della Capitale de Italia, una sola derrota para la Roma o Lazio puede desatar violencia, desmanes y peleas masivas a las afueras del Stadio Olimpico. Podemos imaginarnos la histeria de los fans de la Lazio en enero de 2005, fecha para la cual la paternidad de los Giallorossi se había extendido a 10 partidos. La racha negativa de la Lazio había arrancado en el 2000, no mucho antes de haber gozado su propia supremacía de 10 partidos invictos en el derbi. Después de eliminarse en la Coppa Italia y ganar un campeonato de Serie A cada uno en aquel entonces, ambos equipos le dieron equilibrio a la rivalidad, al menos desde un punto de vista neutral.

Publicidad

El futbol inglés tampoco se queda atrás. Burnley, Wolves, y Crystal Palace duraron 11 partidos sin conocer la victoria ante Blackburn, West Brom, y Brighton & Hove Albion, respectivamente, mientras que el Oxford United duró 12 juegos sin poder ganarle a su rival Swindon Town entre octubre de 1973 y abril de 1982. Aún más impresionante es la sequía del Sheffield United que no pudo derrotar al Sheffield Wednesday en 13 partidos entre 1910 y 1916.

Leer más: Reviviendo la inverosímil historia entre Leicester City y Atlético de Madrid

Hablando de tiempos más modernos y rivalidades de equipos ilustres existen pocas rachas más devastadoras que la del Liverpool sobre el Everton en los 80. Los Toffees sólo ganaron siete de 32 derbies en Merseyside en aquella década, a pesar de la gloriosa era de Howard Kendall y sus campeonatos en 1984-85 y 1986-87. En los 80, el Everton fue el Atlético de Madrid inglés, luego de perder las finales de la FA Cup en 1986 y 1989, y la final de la League Cup del 84 ante sus rivales. Menos mal que los fans del Everton estaban acostumbrados a los resultados desastrosos contra el Liverpool, ya que entre marzo de 1972 y octubre de 1978 (15 partidos) siguieron siendo "hijos" de los Reds.

En los 90 y principios de los 2000, el Manchester City no pudo derrotar al Manchester United en 16 juegos. Los Sky Blues se ganaron el vergonzoso reconocimiento por no haber ganado un derbi en más de una década, hecho que los fans rivales utilizan a su favor para burlarse. Pero el City no se compara con el Tottenham cuando se trata de rachas vergonzosas, ya que los Spurs duraron 26 partidos, de 1990 a 2002, sin derrotar al Chelsea, y no conformes tardaron 21 juegos para ganarle al Arsenal.

PA Images

Nadie puede superar la racha de los Spurs de los 90 y 2000 de 26 partidos sin ganarle al Chelsea, quizá la paternidad más escandalosa del futbol moderno. Sin embargo, el futbol, como la vida, esta hecho momentos, y a todos nos toca estar arriba en algún momento. El meollo del asunto es saber mantenerse ahí.

@W_F_Magee