El legado de Detroit corre por Stacey Pullen, pero no lo limita

FYI.

This story is over 5 years old.

El legado de Detroit corre por Stacey Pullen, pero no lo limita

Pasado, presente y futuro—no dejamos pasar nada con el mensajero cósmico del techno de Detroit.

El pionero del techno de Detroit y gangster certificado, Stacey Pullen, cruza confidencialmente el lobby del One King West Hotel & Residence de Toronto. En un espacio ocupado mayormente por suits, llega el mensajero cósmico, vestido de pies a cabeza de negro con su distintiva cola de caballo. Destila estilo sin esforzarse, aún así nada sobre su presencia parece fuera de lugar. Pero su colocación aquí es acertada, y lo mismo podría decirse de toda la prominente carrera de Pullen: él siempre ha estado afuera, pero mirando adentro.

Publicidad

Pullen toma un asiento cerca del bar. Inmediatamente comparto una anécdota de cuando lo vi tocar en Marquee en Nueva York el año pasado, sólo para descubrir que recientemente ese material fue usado en una película de bajo presupuesto llamada Club Life (donde aparece uno de los actores de Entourage). Segmentos de Pullen detrás de los decks son usados prominentemente en los créditos de inicio del filme… sin embargo, sobre la secuencia colocaron a todo volumen EDM comercial.

"Espera, ¿Mientras yo aparezco mezclando?" Queda desconcertado y comienza a reír. "Debería demandarlos por difamación de mi personaje… [risas] Hombre, ¡Eso es horrible!"

Pullen está en todo su derecho de ofenderse, a pesar de estar bromeando. Considerado uno los innovadores de la segunda generación responsable por el movimiento techno de Detroit, ha disfrutado de una fructífera carrera a lo largo de 25 años y contando. En esa época, Pullen se consideraba suficientemente suertudo para haber atestiguado una era de cambio, lo que él siente que lo ayudó a tener longevidad. El legado de Detroit corre profundo en su espíritu, aún así no lo limita.

El misticismo y la historia del techno de Detroit ha generado todo desde sus propios sub géneros hasta literatura y películas, incluyendo debates académicos. Pullen es pilar de todo eso. Pero un tema de similar relevancia que es raramente explorado es cómo él y el líder de Second Wave, Derric May, fueron de los primeros DJs en viajar a través de los océanos y mostrarle al mundo el sonido de Detroit.

Publicidad

"Viví en Amsterdam en 1993," reflexiona. "Era como el profesor y el estudiante al mismo tiempo. Le enseñaba a la gente del sonido de Detroit mientras estaba en su mejor momento, pero también aprendía y escuchaba cosas que no llegaban a Detroit." Esto fue mucho tiempo antes de la llegada del internet y la era de la música digital. Significaba ir a tiendas de discos todos los días directamente con los distribuidores. "Eso amplió mis horizontes al mirar y entender lo que sucedía en Europa, pero también al ser de Detroit y demostrar también la influencia de Detroit."

Como lo menciona Pullen, los negocios para él y Derrick comenzaron en la legendaria guarida llamada Club RoXY, que albergaba la residencia de un trio de DJs nombrados Dimitri, Marcello y Remy. "Toda la escena giraba en torno estos tres chicos," dice Pullen. Tocaban en todos los festivales y querían una pieza de mi y Derrick. Había unos cuantos políticos involucrados, pero sabían que trabajábamos por nuestra cuenta. Vimos las diferentes marcas que ellos tenían mucho antes de que se hiciera grande el marketing en la música dance. Lo vimos desde el principio. Estos tres chicos sabían lo que hacían."

Parecido a como Kevin Saunderson, Derrick May y Juan Atkins componían el revolucionario Belleville Three del techno de Detroit, podría decirse que Dimitri, Marcello y Remy eran el equivalente holandés. Lo siguiente que Pullen supo fue que se encontraba tocando grandes shows con ellos en una semana. Algunos días Pullen y Derrick tenían una o dos fiestas en un sólo día porque Holanda era muy pequeña. Tocaban un set temprano, se subían al auto, conducían una hora, hacían otro a mitad de la noche y luego cruzaban a Rotterdam para cerrar con otro.

Publicidad

La recepción del techno de Detroit al otro lado del charco fue típicamente positiva. Fue de vuelta en RoXY donde Pullen experimento problemas tocando su material. "Amsterdam es una pequeña villa, feliz y con suerte… donde fuman hierba… y al RoXY le interesaba más el uplifting house. Recuerdo que una noche ocupaba el lugar de Dimitri y su hijo vino a mi y me dijo que todo lo que estaba escuchando eran lineas de bajo. Quería escuchar algo de melodía. Y ya me conoces, siendo de Detroit, ¡voy a arrojarles un Yamaha DX100!"

No importa en que parte del mundo se encuentre—sólo este año ha tenido shows en España, Italia, México, Estados Unidos, Canada, Guatemala, Colombia y los Emirates Arabes Unidos—Detroit nunca está muy lejos de la órbita de Pullen. Su teléfono incluso mantiene el icónico código de área de Detroit 313, a pesar de que ha pasado las últimas dos décadas en el extranjero. "El viejo 313," sonríe Pullen. "Ha sido 313 desde que yo era 313. ¡Para llegar a mi debes pasar por Detroit!"

Es un gesto conmovedor con sus raíces, pero es un poco engañoso, porque si hay un aspecto sobre la carrera de Pullen que se mantiene hasta hoy es que él no es la clase de artista que se queda atorado en el pasado. Y ese es un logro que sin duda le ha dado forma a su legado más allá de Detroit.

"Siempre he mantenido un oído abierto para la música que no fue influenciada por Detroit. Al ser de Detroit es fácil quedarse en el techno tradicional, lo cual es bueno," menciona, "pero hay mucho más música a la que debes ser capaz de adaptarte. Siempre hemos sido visionarios en Detroit y creo que es importante para nosotros entender cómo la música está cambiando, al igual que entender cómo se relaciona con lo que hicimos tiempo atrás."

Publicidad

Mientras algunos de sus contemporáneos están felices de quedarse con los temas de antaño que los hicieron famosos—o ir en contra de la nueva tecnología para DJs—Pullen abraza la noción de cambiar con el tiempo. Una actitud que lo mantiene en algunas de las fiestas más calientes del planeta (como su puesto regular en Music On) junto a los grandes talentos, en lugar de acumular polvo en algún viejo sitio de Detroit. Esto es lo que hace más interesantes los años por venir. La música electrónica es aún una progresión joven. Aún nos falta ver a los iconos tocando en los últimos escenarios de su vida o a su público envejeciendo con ellos.

Por su parte, todo lo que Pullen sabe es que sigue tocando nuevo material. "Esta música ha sido futurista desde el día uno. Se ha orientado hacia la tecnología y el futuro desde su comienzo. Así que eso es lo que tenemos de nuestro lado. Siempre podemos ir al futuro y ser actuales. De eso trata el techno. Mientras tengamos estos diferentes medios y plataformas para producir la música en la forma que lo hacemos, ¿Quién sabe? Quién sabe."

Stacey Pullen está en Facebook // Twitter // SoundCloud

Christopher está en Twitter