Productores de Alcoba: Shiro Schwarz
Esstro9

FYI.

This story is over 5 years old.

Productores de Alcoba: Shiro Schwarz

Previa a su presentación en Born In México WKND! Shiro Schwarz nos dio un tour por su estudio.

Sigue a THUMP México en Facebook


Para esta nueva sesión de Productores de Alcoba viajamos al Estado de México para conocer un poco más el proceso creativo de Pamm y Rafa, mejor conocidos como Shiro Schwarz. Ellos son una pareja que a lo largo de los años han ido creando un concepto audiovisual muy inspirado por el sonido y estética de los 80.

Fotografías: Esstro9

THUMP: ¿Cuál es el estilo que caracteriza a Shiro Schwarz?

Publicidad

Rafa: Creo que es como electro boogie, pero con más influencias contemporáneas y recientemente creo que también es una mezcla de neo soul y boogie, todos los sonidos ochenteros y R&B, en esas estéticas. Y bueno, el lenguaje armónico del jazz siempre ha sido una inspiración.

Pamm: También algo importante y que define mucho al proyecto es que cambia todo el tiempo. No nos gusta quedarnos en un estilo. Desde que empezamos a hacer cosas juntos, Rafa y yo hemos buscado nuevas cosas, nos inspiran otras y siempre nos hemos dado la libertad de ir mutando. Entonces eso es parte de la esencia del proyecto.

¿Cuál es el hardware, software y VST's que componen su estudio?

R: Hay algunas piezas de hardware que he ido juntando. Empecé a hacer música con hardware en 1999 y fue en 2008 cuando retome esta fijación. Siento que sí he acumulado algunas piezas. Pero no tiene ninguna importancia, lo importante es la música.

Estoy muy agradecido de todo el hardware que tengo, está muy cool, pero no quiero mencionar cosas en específico porque no me interesa motivar la cultura del esnobismo análogo, no me gusta. Pero sí quiero motivar a que la gente haga música con los recursos que tiene a la mano, muchas veces son los plugins.

Sobre los plugins me gusta muchísimo el Prophet de Arturia, uno que se llama TAL-U-NO-LX que es uno Juno virtual. El Zebra 2 de u-he, hice cosas con él y se me hace muy bueno. También los plugins que vienen con Logic, el Electric Piano y el sampler se me hacen increíbles.

Publicidad

¿Ven alguna diferencia entre usar hardware y software?

R: A veces el hardware puede ser una limitación, porque tiene sus complicaciones y también el software puede ser limitado si no estás logrando el sonido deseado. Uno de nuestros EP's lo hice 100% en software, con un teclado miniatura en el cuarto que vivíamos cuando estábamos de viaje y a veces sólo uso hardware.

Su música está inspirada en el sonido de los 80, ¿cuáles son los instrumentos y efectos que no pueden faltar en sus producciones?

P: El DX7 de Yamaha es para ti muy importante, ¿no?

R: Todos los sintetizadores que tengo juegan un papel muy importante, pero lo que no puede faltar por nada del mundo a la hora de hacer los bajos es el Bass Station II de Novation. El Prophet 08 de Dave Smith está muy bien preparado, pero si necesito sonidos más clásicos uso alguno de los sintetizadores que realmente son de esa época.

Para los ritmos y toda la producción usamos Logic. Para los efectos y procesamientos usamos los nativos de Logic y los de Waves. Pero como mencioné antes, lo importante es hacer música con lo que tengas.

Shiro Schwarz es un proyecto audiovisual, ¿cómo hacen para mezclar estas dos disciplinas artísticas?

P: Rafa siempre se ha dedicado a hacer música desde los 15 años y yo siempre he estado más en el rollo de las artes visuales. Siempre había querido cantar en una banda, pero fue hasta que empecé a salir con él que lo hice formalmente. Entonces digamos que mi ocupación como tal es ser diseñadora y Rafa es músico, entonces todo el día está haciendo piezas musicales que son las bases de nuestras canciones y yo todo el día estoy haciendo ilustraciones, gráficos para nuestros visuales, fotografías, editando videos y cosas así. Cuando Rafa ya tiene varias pistas musicales, las escuchamos, vemos cuales están cool, cuales tienen potencial para tal y empezamos a elegir las que más nos gustan para hacerle las vocales.

Publicidad

R: Primero hago las piezas, pero siempre me gusta estar abierto a la influencia musical de Pamm, aunque ella no esté haciendo la música per se. Ella tiene tiempo para escuchar mucha música mientras trabaja, por lo mismo tiene mucha más música nueva que yo. Entonces voy y me nutro de esta nueva música. A veces voy y le preguntó si le gusta la pieza que hice, qué partes no le gustan y cuáles sí. Siempre estoy midiendo su respuesta ante mis piezas. Cuando vamos en el auto y empieza a mover el piecito digo "ésta está buena". Después de eso empiezo a medir otras reacciones y si quedo con alguna duda le pregunto.

Estoy abierto a hacer una pieza y tirarla a la basura si no tiene la calidad que queremos. Si nos gusta, si se escucha bien en el auto, si tiene el mood que buscamos y no está aburrida, empezamos a planear las vocales.

P: Ahí está otra parte padre, decidimos qué mensaje nos transmite. Por ejemplo, si es una pareja que está muy triste porque no está junta, entonces nos preguntamos qué hacer, decidimos el tema, cada quien se queda con su espacio. Nos organizamos y decidimos quién trabajar qué cosa.

R: Nos dividimos el territorio de la canción, luego cada quien independientemente realiza el trabajo y sin cuestionamiento lo juntamos. Lo grabamos y luego viene el proceso de edición. Esa es la parte de más cuidados con respecto a las voces. Porque es elegir entre todas las tomas, si hay una sílaba que no queda, entonces tenemos que buscar entre todas las tomas, luego hacer los fades, limpiar los ruidos y ya luego viene la producción de las voces con los plugins.

Publicidad

P: Lo de las voces también está locochon, porque luego a mí me gusta como suena la voz de Rafa, pero a lo mejor no era la intensión de él.

R: Hay mucha influencia mutua, porque a mí me gusta el sonido de la voz de Pamm y tal vez a ella no le gusta. A veces yo empujo en una dirección y ella en otra. Igual con mi voz. Creo que eso nos lleva a alcanzar el sonido que más gente pueda encontrar atractivo, no solo es una opinión, sino que está más abierto.

P: Todo el tiempo estoy trabajando sobre la parte visual. Cuando no tengo música escucho el "boom boom boom" de su música y si luego voy por agua, escucho lo que está haciendo. Todo el tiempo tengo el mood de Rafa, me acerco y pienso "ah pues este wey ahorita está bien tacha, está super hiperactivo haciendo algo bien locochon" y yo estoy en otro viaje. Pero al final eso es lo que me lleva a hacer todas estas ondas visuales que llevo haciendo ya desde hace varios años. Luego veo y me pregunto "por qué hice esto, no entiendo…" Es 100% la influencia del mood de Rafa, como estamos mucho en contacto tratamos de que al otro le guste lo que hacemos.

R: Presto mucha atención a lo que le gusta a Pamm, no para moldear mi música, pero simplemente para tomarlo en cuenta. Igual yo tiendo a la exageración en cierto sentido, pero a mí me gusta que el mensaje lo entienda la mayor cantidad de gente posible, sin comprometer mis deseos esenciales en la música. Creo que Pamm tiene esta misma onda, que me guste lo que hace, pero sin dejar de ser ella misma.

Publicidad

P: De pronto él tiene modas, así como "ahora estoy loco por las palmeritas", entonces pongo palmeritas en todo lo que hago. Cosas que me dice que le están gustando ahí siempre van a estar.

¿Durante sus presentaciones en vivo llevan un show audiovisual?

R: Son como el formato de banda, personas con instrumentos musicales enfrente y no detrás de una mesa. Actualmente siento que hay dos corrientes fuertes, el formato de músico electrónico o la persona que hace música electrónica atrás del equipo y luego está el formato más tradicional, que es enfrente, con los instrumentos. Apostamos más por el que es como una banda tradicional.

P: A mí me gusta bailar, entonces si tengo cosas enfrente no puedo hacerlo y a Rafa también, para él siempre ha sido muy importante el lenguaje corporal. Creo que nunca había escuchado hablar de eso hasta que empecé a salir con él, me decía que me fijara en el lenguaje corporal de sus ídolos musicales y empecé a darme cuenta. Él siempre ha sido muy de lenguaje corporal, como de tener una expresión, aunque esté quito se ve que es intencional. Por ejemplo, los de Raster-Noton, esos güeyes jamás sonríen, todo el tiempo están quietos, están actuando como robotcitos. Rafa también tiene su lenguaje corporal y no le gusta estar detrás de las máquinas.

R: Me gusta que me vean, tener una interacción más directa con la gente.

P: A mi me gusta bailar y aparte tenemos los visuales que siempre han sido muy importantes para nosotros. Al principio yo sólo hacía visuales para la música de Rafa. Antes de que empezáramos a colaborar con voces, sólo hacía visuales, entonces el show era 100% su música y yo los visuales.

Publicidad

R: Yo hacía minimal techno.

P: Siempre lo sincronizamos via MIDI, teníamos mucho la influencia de Raster-Noton. Como que empezamos por el lado de querer hacer algo audiovisual. Soy mucho de cosas visuales, de estar viendo cosas bonitas y así, entonces siempre se me hizo muy importante que en los shows hubiera toda una imagen planeada. A veces no se puede tanto por problemas de logística, pero al menos la intención es que siempre haya visuales, que de alguna u otra forma están sincronizados o sino lo hago manualmente.

R: Una cosa que nos gusta es que empezamos con una cuestión muy clavada técnicamente, llevábamos miles de cosas y sintetizadores cool. Pero creo que ahora nuestro enfoque es en viajar ligeros y guardar esa energía para tener más seguridad a la hora de cantar e interactuar con la gente.

P: Una vez Rafa se lastimó y tuvo que ir al hospital. Llevábamos un piano que está muy pesado, más de 30 kilos, más todas las otras cosas, fue una vez que tocamos en Toluca y Rafa se llevó eso y un buen de cosas más. Era 100% en vivo y yo llevaba visuales, todo estaba súper en vivo, hasta los visuales, ¡todo! Cuando vas a tocar a otra ciudad no comes a tus horas, no tomas agua como quieres, pasan un montón de cosas. Aquella vez Rafa cargó mil cosas y en la noche antes de dormir no se podía mover, porque le había salido una burbujita de algo en el abdomen, algo leve que se le quitó con una inyección. Fue super traumático.

Publicidad

R: Empezamos a reducir poco a poco los instrumentos, hasta que ahora ya solo llevo la computadora, un teclado MIDI y ya, no importa. Lo que quiero es que suene bien.

P: Al final lo más importante es que llegues con energía. Para nosotros es muy importante cantar bien. Cantar es algo demasiado personal, si no te sale como quieres es muy vergonzoso. Entonces al final queremos reservar esa energía para poder cantar bien y no estar cansados o con dolor de cabeza.

R: La onda de los teclados ya no es tan importante, el virtuosismo ya no tiene mucha relevancia en los shows, en el estudio, ahí sí a echarle todas las ganas de tocar lo mejor posible. En los shows me he dado cuenta que lo que a la gente le importa es que suene bien, que te veas cool y que suenen bien las voces, que esté sólido el show.

P: Aunque siempre tenemos esa necesidad de llevar cosas y ahí es cuando hacemos cosas chiquitas, como la vez de Discos Mono que hicimos una sesión de looping con hardware.

R: En los shows que están cerca puedo llevar algo de hardware y sé que no se va a maltratar, además no tengo que correr en una terminal con miles de cosas.

¿Cuál ha sido el mayor reto que han tenido a la hora de hacer música y cómo lo superaron?

R: Todo es un reto, para mí todo es muy retador. Suena muy cliché, pero la neta escuchas cosas que te gustan y no las sabes hacer, entonces las quieres aprender y pues eso ya es difícil. Luego mezclarlo, tener bien los sonidos, las voces son super difíciles, pero no solo eso, hacer una pista que suene muy bien cuesta mucho trabajo y luego hacer que tu vocabulario armónico crezca y tocar bien. Siento que es parejo.

Publicidad

P: En mi caso sigue el reto. Uno es cantar como me gusta, siempre he estado en la búsqueda de sonar a mí, o sea tengo muchas influencias pero nunca me ha gustado esa onda de encasillar las cosas en géneros. Tengo un problema con los géneros, solamente ponen barreras, son como las fronteras. Siempre me ha gustado decir lo que tengo que decir y no apegarme a las influencias. Todas esas cosas que escucho tratar de no absorber tanto y no imitarlo. Eso para mí siempre es un constante reto, no querer sonar 100% a R&B o por ejemplo, me gusta mucho Sade, no querer sonar como ella. Aunque me encante no quiero escucharme como ella.

R: Eso es muy cierto, es algo por lo que he estado pasando últimamente, que me ha hecho muy difícil hacer música. Hay cosas increíbles y no tiene nada de malo imitarlo, pero creo llegó un momento donde ya necesito ser un poquito más arriesgado, tal vez no llegue a la originalidad, pero sí intentar hacer algo más Rafael. Muy en el ámbito del crecimiento personal. Tal vez no sea la música que más me gusta, pero me sale bien, entonces intento incorporárla.

¿Cuál es el consejo más importante que le podrían dar a los nuevos productores? El consejo que les hubiera encantado que les dieran cuando empezaban.

P: Yo estudié diseño gráfico, desde que estudié, todo el tiempo me estuvieron metiendo la idea en la cabeza de que tienes que tener un concepto, una idea, algo que quieras hacer y eso siento que me limitó, como querer tener algo a fuerza, algo muy concreto para empezar. Siento que eso te puede llegar a limitar. Claro que creo que es muy importante tener un concepto, pero no debes dejar que eso te impida comenzar. De unos años para acá lo único que hago es sentarme en la computadora o donde sea y empiezo hacer algo, lo que sea y siempre intento acabarlo, aunque me tome tres días, una semana o un mes, si no lo acabo no voy a la siguiente cosa, siempre me siento a continuar. Para mí es muy importante darle también oportunidad a lo que yo quería hacer sin pensar, darme la libertad de hacer algo y creer en eso, acabarlo y hacer una nueva cosa, no frenarme tampoco a hacer una colección de estas cosas. También las piezas independientes pueden sobrevivir. Luego no te das cuenta, pero al final todas esas forman parte de algo. Entonces creo que algo muy importante es no esperar a que tengas la gran idea para empezar hacer algo, sino simplemente hacerlo, hacer lo que quieras y no tomártelo tan en serio, porque creo que eso es algo que puede limitarnos, lo digo por mí, yo estuve muchos años sin hacer cosas que quería hacer, porque no sentía un concepto claro o algo muy grandioso, entonces deje de hacer muchas cosas y perdí oportunidad para expresarme. Entonces ese sería mi conejo, que hagan las cosas y ya.

Publicidad

R: Yo les daré un consejo más técnico. Aprendan a mezclar muy bien la batería, que quede perfecta, porque una vez que esté perfecta es más fácil que todo lo demás suene pro y que no se emocionen con los efectos, más bien usen los efectos que necesitan usar y no usen efectos por usar. Tampoco usen osciladores simplemente porque pueden poner otro más. A veces con un oscilar y sin efectos llegas al sonido que querías. Intenten ser más básicos y lleguen tan lejos como quieran, pero manteniendo en mente que a veces necesitan las cosas más simples. También en cuanto a los arreglos y la armonía. La complejidad esta cool y hay que saberla, pero a veces es mejor balancear la complejidad y la sencillez.

Por último, ¿qué más viene para Shiro Schwarz durante el 2016?

P: Estamos planeando ir otra vez a Estados Unidos en octubre, vamos a ir a tocar a unas cuantas ciudades porque sacamos dos nuevos vinilos con dos disqueras de allá. Una de ellas nos está apoyando a conseguir fechas por allá. Pronto va a salir otro vinilo que es como un EP con seis tracks y vamos a intentar moverlo por allá por esas fechas.

R: También está lo de Born in Mexico, un EP compilación de nuestras canciones. Estamos trabajando en nueva música, ya tenemos varias cosas que reflejan nuestros interesas actuales, pero me estoy tomando el tiempo de llegar a donde tengo que llegar. Ser más expresivo. También hay algunas fechas locales que todavía no podemos anunciar, pero habrá fechas locales y en Estados Unidos de aquí a fin de año.

Publicidad