para colgar al diseñador por los cataplines

El Palencia humilla a sus jugadores con una camiseta... indescriptible

Para disputar la fase de ascenso a Segunda División B, el CD Palencia ha diseñado un uniforme de un gusto estético más que discutible.
12.5.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Mira, puedo entender que los clubes tengan que vender camisetas año tras año. Vale, lo comprendo perfectamente: de algo hay que vivir, ¿no? También puedo aceptar que, para atraer a los fans, se dediquen a innovar en el diseño año tras año; eso en el fondo está bien, porque todo lo que sea imaginar y crear es positivo.

Lo que ya me cuesta más de entender es que los clubes se humillen públicamente. Porque vale, la camiseta del jamón del CD Guijuelo del año pasado era simpática, pero los tomatazos del Athletic de Bilbao o el dragón chino del Real Madrid… pues no sé yo, la verdad.

Y ya ni te digo el caso del CD Palencia, que para su fase de ascenso a la Segunda División B ha elegido un diseño… bueno, para ser diplomático diré que 'particular'.

Vale que el eslógan de su campaña es #NosDejaremosLaPiel, y vale que el objetivo en el fondo era hacer ruido y aparecer en los medios, pero… ¿de verdad hacía falta putear así a los jugadores? ¡Pobres, ellos no tienen la culpa!

Por si te interesa, la marca culpable responsable de los diseños es Kappa, a quien los nostálgicos recordarán especialmente por las camisetas del Barça de los años 90. Anda que no ha llovido ni nada en el fútbol español desde entonces…