8 raperos españoles que el pop se está perdiendo

FYI.

This story is over 5 years old.

8 raperos españoles que el pop se está perdiendo

Tan lejos del underground. Tan cerca del mainstream.

Hace menos de 5 años, que un rapero fuera tildado de hacer algo que sugiriera mínimamente la palabra pop, era poco más que el peor menosprecio que podrían hacerle. Eran épocas donde la palabra "real" reinaba tiránica a sus anchas amedrentando a los rappers que no querían verse marcados con la letra escarlata.

El pop y el rap en España siempre han vivido uno a espaldas del otro. El primero miraba al segundo como a ese primo que se dio a la mala vida, al que señala en las bodas y del que nadie de la familia quiere saber. El segundo mira al primero como a un adolescente sin personalidad, simplón, que cambia de gustos cada cinco minutos y que tiene la vida resuelta porque sus papis están forrados.

Publicidad

Hasta hace muy poco, los escasos acercamientos entre ambos se quedaron en un quiero y no puedo de colaboraciones artificiales y sin ningún tipo de química. Tenemos muchos ejemplos de esto:

Afortunadamente, en pleno 2017 es el primo díscolo el que cada vez con menos rubor ha dado el primer paso para acercarse a su familiar más pudiente (aunque últimamente hemos visto también el camino inverso en versiones tan poco previsibles como la de El Último Vecino con "Mi Chulo" de La Zowi o la aún más sorprendente adaptación por parte de Los Planetas del "Ready pa morir" de Yung Beef). No solo muchas de las temáticas se han suavizado sino que en el campo audiovisual, algunos de los clips que vemos, si hiciéramos el experimento de mutear el tema y enseñárselo a alguien que no sepa en absoluto quién es el rapero en cuestión, hay muchas posibilidades que crea que lo que está viendo es un video de pop indie español.

A estas alturas ya hay un grueso de la escena que no sólo no ven al pop como el demonio, sino que coquetean con él y no se ofenden cuando alguien les dice que "popean".

Arufe

Arufe lleva muchos años siendo un perro verde dentro del rap español, un alma libre que siempre ha ido a muy a su onda, poco permeable por la que quisiera que fuera la ola del momento en la escena. El gallego de una manera que nunca ha parecido intencionada, va haciendo incursiones esporádicas fuera del rap, siempre manteniendo su actitud positiva y ofreciendo una música colorida con toques de humor y entretenimiento que consigue insertarte sus coros en el cerebro como un mantra a la vez que esbozas una sonrisa.

Publicidad

Estas cualidades, sin duda, le hacen poseedor de una merecida posición en el top de raperos españoles susceptibles de hacerse un hueco en un género como el pop, en el que figuras como la del gallego serían muy bien recibidas.

One Path

One Path ha sido el alias con el que el rapero Javier Bilbao ha encontrado su sitio en la música. El alcarreño nunca ha sido el rapero más estándar del mundo: entre sus muchos temas en la nube difícilmente encontraremos alguna referencia a la calle, su masculinidad o masajes gratuitos a su ego.

Ecléctico donde los haya, a lo largo de la andadura del de Guadalajara, podemos escuchar una experimentación constante con el sonido pero casi siempre con la musicalidad, el gusto por la electrónica y ya en su etapa más actual, el Auto-Tune, como característica principal en sus temas. Ha sido en su último video, donde ha dado un golpe sobre la mesa (tanto a nivel musical como audiovisual) y se ha postulado como una de las más firmes promesas a ser asumidas por el pop. Un gesto valiente (y a la vez lógico), proviniendo de una escena como el rap que ya sabemos que no es demasiado amable con los "tránsfugas".

Mi.Amargo

Con casi toda seguridad si a los seguidores primigenios del mataronense e incluso si a él mismo le hubiésemos enseñado hace 5 años temas como "Rosa Borbón", hubiesen pensado que era una marcianada que jamás se atrevería a hacer; eran otros tiempos (el hecho de haber colaborado en este track con Sr.Chen, es otro factor diferencial para el sustancial cambio en su música, Chen es otro de los que perfectamente podría aparecer en este post por tener sobrados skills para desenvolverse en el pop y ¿qué tienen en común Mi.Amargo y Sr.Chen? Pues por ejemplo (*spoiler alert) haber trabajado con Elphomega). Aunque fijándose en los inicios de Mi.Amargo, en su predilección por los coros cantados y en ver cómo a lo largo de estos años ha ido sumando luminosidad, introspección y especialmente perdiendo estigmas y prejuicios a la hora de concebir su música; tampoco nos debería extrañar tanto el acercamiento tanto estético como musical de Amargo hacia el pop.

Publicidad

Mi.Amargo, ya con una considerable experiencia a sus hombros, es cada vez más Mi y menos Amargo. Cada vez está más cerca del mainstream y más lejos del encorsetado rap estándar. El hecho que el público haya retirado algo sus focos de él, lo ha convertido en alguien más libre, en alguien al que ya no parece que le preocupen las vistas, el qué dirán, el ¿esto gusta? y se ha centrado definitivamente en hacer lo que él quiere.

Elphomega

El malagueño es el papá de los que no tienen prejuicios en el rap. Elpho ha sido uno de los pioneros, sino el principal, en alejarse de los cuadriculados estándares del rap español para adentrarse en otros horizontes donde muchos no se atrevían ni a mirar de reojo; y lo que es altamente sorprendente es el hecho de que siempre ha mantenido el respeto más absoluto de toda la escena, que comprendía y aceptaba de manera casi silenciosa que eso era algo que solo Elphomega podía hacer.

Corría 2011 cuando el andaluz le dio un buen bofetón al rap español con "Phantom Pop"; un trabajo que, una vez más, solo él podía firmar, rebosante de luminosidad en medio de una época donde la oscuridad era la tendencia. Cuando a principios de 2014 estrenaba su trabajo junto con Piti Elvira "Catarata", nadie quedó en shock al darse cuenta que Elpho acababa de hacer un trabajo diseñado para posarse en las estanterías de la categoría pop de la Fnac, El Corte Inglés y demás superficies. Un fracaso a nivel de repercusión pero un éxito a la hora de cargarse de muchas limitaciones musicales que nadie parecía atreverse ni a soplar. Elphomega ha sido y es uno de los arietes encargados de dilapidar las fronteras de la música urbana.

Publicidad

Pimp Flaco

La canción que más me llamó la atención de Pimp Flaco cuando lo escuché por primera vez a principios de 2015 fue "Golfa". Me pareció transgresor el hecho de autodenominarse "maricona", (aunque a todas luces fuese de forma totalmente irónica), más aún cuando estábamos en medio de una escena dominada por la hipermasculinidad. Pero mi tema favorito de entonces fue "Yo te Quería a Tí" que rebauticé como "Los Secretos Rap Game" por la sensación que me daba que Pimp Flaco estaba cantando sobre una instrumental que el vocalista de Los Secretos, Álvaro Urquijo , hubiese deseado hacer suya.

Pop sin ningún tipo de tapujos es lo que acababa de hacer el de Badalona. El hecho de "no saber cantar" nunca ha sido un inconveniente para muchos de los vocalistas que durante décadas y décadas han inundado el top 40 de las listas de popularidad españolas.

Después de un tiempo sacando videos y videos de un estilo del cual me declaro incompetente para calificar, el pasado 2016 vuelve a coquetear con el pop con "Sintigo" sobre una obra maestra instrumental fabricada por Sandro Jeeawock.

Ya en este año, el catalán vuelve a demostrar que los cánones del rap no están hechos para él y como si de una reivindicación propia se tratase, saca los dos pies del género con "Me Da Igual".

Kaydy Cain

Kaydy Cain ha sido y posiblemente lo seguirá siendo, uno de los raperos más controvertidos y más políticamente incorrectos de la historia del rap español. Cuando en sus inicios nadie dudaba de si lo suyo era rap o no lo era, ya destacaba por haber conseguido hacerse con un puesto muy destacado debido a su actitud ultraconfiada y desafiante, (que le hacía impermeable o incluso más grande ante el hate de gran parte del público) por alardear de la habilidad de los suyos en el "hustleo" y por tratar el tema de la mujer de manera tan explícita, como políticamente incorrecta.

Publicidad

En general, las letras del madrileño son carne de horas de edición para la "clean radio" version (uno de los factores por los cuales el rap siempre ha estado "vetado" por las radiodifusoras en España), pero si hay una cualidad que hace de Kaydy un valor seguro para el pop, es su capacidad innata para crear hits; canciones enfermizamente pegajosas que por mucho que intentes odiar, persisten más permanentes en tu cerebro que la tinta en su cara y ¿no es esa una de las principales características del pop?

Para muestra un botón: Video Star! Muévelo, Kaydy Cain.

C. Tangana

La historia de C.Tangana es la historia de un rapero al cual la escena del rap se le quedó pequeña, punto. El Zeiner se ha labrado una carrera paso a paso que ha dado como resultado que a día de hoy, sea uno de esos escasísimos nombres que cualquier seguidor de la música actual en español, conozca. Ha traspasado los márgenes del rap para popularizarse fuera de él.

Ya en su última etapa, ha sido cuando el madrileño, dejando atrás todos los complejos, ha iniciado su trayectoria directamente a la escena del pop (ya no español, sino en español). C.Tangana ha hecho temblar los estándares de las radiofórmulas españolas más conocidas y ha forzado a que su música sea ya inineludiblemente mainstream, ya sea con o sin el apoyo de las anteriormente mencionadas radios.

Pucho ha sido y es, uno de los mejores ejemplos de alguien que ha sabido leer a la perfección como debía ser su música en función de los tiempos que hoy vivimos.

Publicidad

Yung Beef

¿Yung Beef? ¿En serio? ¿Pero Yung Beef no ha sido el máximo causante del boom del trap en España? ¿Yung Beef no es el culpable de que aún a día de hoy no tengamos clara la diferencia entre rap, trap, rnb y reggaeton y por causa de esto utilicemos etiquetas tan confusas como el de música urbana a modo de cajón de sastre?.

El caso del éxito de Beefie ha sido una cuestión de pura actitud. Una actitud que no solo ha sido vital a la hora de labrarse una meteórica carrera musical sino que además, también ha contagiado a gran parte de la escena de aquel entonces y por extensión, a la mayoría de los más jóvenes que poco después decidirían lanzarse al mundo de la música; y lo ha hecho  hasta tal punto, que ha conseguido volar por los aires muchos de los más firmes estándares de lo que hasta ese momento significaba hacer rap en España.

El andaluz es la personificación de saber manejarse y gestionar tanto su imagen como su carrera musical. Una visión privilegiada que le permitió adaptarse como nadie a la que entonces era la nueva forma de consumo masivo musical, Youtube.

A pesar que el granaíno nunca ha hecho ademán de acercarse musicalmente al pop; irremediablemente, ha conseguido que la montaña vaya a Mahoma, es decir, ha hecho que "por cojones" el pop tenga que fijarse en él y en los suyos.

(Imagen principal: Arufe, vía).