Los perturbadores autorretratos de Michael Jackson

En serio, ¿qué carajos es esto?
3.3.17

Lo grandioso del internet es que es una fuente inagotable de cosas raras y graciosas que nos recuerdan que todo el mundo da papaya. Y esa papaya será recordada por siempre y se le podrá sacar el jugo de forma infinita. Un perfecto ejemplo son los perturbadores retratos grotescamente realistas de Michael Jackson.

Si no los han vista ya, prepárense para algo que es entre triste y aterrador, que a uno lo hace pensar mucho en la acusaciones de pedofilia que siempre rondaron como fantasmas la carrera del artista. Todos sabemos que el que probablemente fue el mejor cantante de pop de todos los tiempos, tenía un raye con la infancia que nunca vivió. Un trauma por ser un ícono desde tan pequeño y perder su niñez. Por eso su excéntrica mansión llamada Neverland.

Publicidad

El complejo de Peter Pan del rey del pop era una cosa serie. De verdad Maikey quería irse al país del nunca jamás y vivir rodeado de niños que nunca crecieron. Y pues como no es del todo legal, encargó al pintor David Nordahl una serie de retratos muy peculiares. En la mayoría sale caminando o abrazando niños y niñas de todas las nacionalidades. Hay uno que se le ve rodeado de hadas. Otro que sale abrazando niños tristes y varios en lo que es un caballero en un caballo blanco y con una súper espada.

Lo que más inquieta estas "obras de arte" son dos cosas. Una es que en varios hay niños en muletas - muy extraño- y hay un cuadro en particular que en el sale prácticamente desnudo y acicalado por unos querubines empelotos -muy putamente extraño-.

A sí, cómo olvidarlo, la mejor pieza es la estatua dorada de en la alza un como mono-niño. Hermoso.

Bueno sin más preámbulos aquí se las dejamos.