FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Así es empezar a vivir con tu pareja

¿Qué se siente al mudarte con tu pareja por primera vez? ¿Qué haces cuando te quieres masturbar? Como no tengo ni idea, le pregunté a parejas de todas las edades y orientaciones sexuales.
12.8.15
Ilustración de Heather Benjamin

Mudarte con tu pareja es uno de los últimos rituales de transición hacia la madurez; decir "te amo" y emborracharse en un balcón mientras se pone el sol es precioso, pero compartir el baño y las cuentas es real. Una vez que te mudas con tu pareja, le anuncias al mundo que estás sentando cabeza, o algo por el estilo, y estás entrando en una fase de la vida en la que el matrimonio, los hijos y la vejez son cosas que podrían pasarte en un futuro cercano.

Publicidad

Nunca he vivido con mi pareja, pero hace unas semanas, mi novia y yo tuvimos que cuidar el perro de una pareja de amigos que viven juntos, lo cual fue demasiado real para mí, muchas gracias. Esta experiencia hizo que me preguntara, ¿Qué se siente al mudarte con tu pareja por primera vez? ¿Qué cambia en ti? ¿Cómo influyes en la otra persona para que cambie? ¿Qué haces cuando te quieres masturbar?

Como no tengo ni idea, busqué a parejas de todas las edades y orientaciones sexuales y les pregunté si recuerdan qué sintieron cuando empezaron a vivir con sus parejas. Estas fueron sus respuestas. Decidí que los comentarios fueran anónimos para conservar la armonía doméstica.

¿Qué cambió cuando empezasteis a vivir juntos?

"Ya no salgo tanto. Es raro, cuando vives solo; no hay nada más patético que quedarte en casa el sábado por la noche, pedir comida y ver la tele en ropa interior. Pero cuando vives con tu pareja, es una forma totalmente aceptable (¡y muy divertida!) de pasar el fin de semana. Es como si "estuvieras haciendo algo" aunque no estés haciendo nada, solo porque estás acompañado. El otro gran cambio fue que me volví mucho más cuidadoso y ahora tengo que barrer mi pelo. Se me cae mucho y nunca me había dado cuenta hasta que me mudé con mi novio y siempre decía "¡QUÉ ASCO! ¿POR QUÉ HAY UNA BOLA DE PELO EN EL BAÑO?"

"Ya no como tanta porquería como antes".

"Mis hábitos masturbatorios se han visto alterados. Ese fue uno de los mayores cambios. Amo a mi esposa, pero quería tener algo especial que no me pudiera quitar. Quería disfrutar de mucho sexo con ella sin renunciar a mi tiempo a solas. No podía hacerlo a plena vista, así que aprovechaba cuando ella se metía en el baño a cagar o a ducharse. Le puse contraseña a mi teléfono y empecé a usar el buscador privado. Me volví un ninja de la masturbación".

Publicidad

"Me di cuenta de muchos defectos que nunca antes había notado".

"Ya no me acuerdo de cómo se cocina. Mi novia es de Haití y es una chef increíble. Para ella, cocinar platos buenísimos y saludables es divertido y fácil. ¡Me desespera! Funciona porque a ella le encanta cocinar, pero aún así necesito volver a practicar en la cocina porque mi novia va a empezar a estudiar".

¿Cuándo empezasteis a daros cuenta de que la cosa iba en serio?

"Al principio, cuando nos acabábamos de mudar. Una noche llegué a casa después del trabajo y mi novia, que en ese entonces trabajaba desde casa, me recibió con un gran abrazo. La clase de abrazo en la que nadie dice nada durante un minuto pero el sentimiento es mutuo. En sí no fue un momento muy memorable; solo fue un abrazo, pero fue en ese instante que mi mente lo asimiló: "Vaya, sí, ya vivo con esta persona".

Dormir juntos, despertar juntos y estar juntos en los peores momentos y en los más tristes

"La primera vez que tuve que abrir el grifo mientras cagaba para amortiguar la acústica del baño y que no me escuchara cagar. El baño está cerca de la cama".

"Una vez tuve que salir y ella se quedó viendo una película en el sofá. Cuando regresé, ya había revisado todas mis cosas. Si viviera solo, estoy seguro de que no lo habría hecho. Pero de repente, todo lo mío era también de ella, incluyendo mi pasado y las cosas de mi exnovia. Me quedé pensando: "¿Perdón? ¿Por qué has hecho eso?". Pero después recordé: "Claro, vivimos juntos; son nuestras cosas, nuestro ordenador".

Publicidad

"La madre de mi novio murió de forma inesperada un par de meses después de que nos mudáramos juntos. Recuerdo que me senté en el suelo con él después de que recibió la llamada. Mi novio es un tipo bastante alto que tiende a ser muy estoico, pero esa vez se desplomó y se puso a llorar. He tenido otros novios que han perdido algún familiar mientras estábamos juntos, pero siempre había visto la versión recompuesta del día siguiente. Si no viviéramos juntos, jamás podría haberlo imaginado llorando en el piso. Probablemente fue ahí cuando me di cuenta de lo que es vivir con alguien. Dormir juntos, despertar juntos y estar juntos en los peores momentos y en los más tristes".

¿Alguno tuvo que cambiar para adaptarse al otro?

"Él solía correr en maratones y era un alcohólico, así que yo empecé a correr y a beber mucho más. Como me encantan los gatos, adoptamos unos. Cuando lo amenacé con terminar con él por ser un alcohólico torpe y asqueroso, me dejó tener otro gato. Estuvimos juntos otro año. Él sigue siendo alcohólico pero ya no corre. Ahora yo corro y tengo dos gatos".

"De repente tenía que medir el tiempo. No me importa lo que digan los demás pero está mal llegar superdrogado y bebido si tu pareja no lo está. Es mala idea. Si los dos lo hiciéramos, está bien, pero cada uno por su cuenta, no. Dejé de salir tanto e ir a tantas fiestas, a menos que vaya con ella".

"Ahora me acuesto más temprano. Antes dormía cinco horas porque me acostaba como a las 2 o a las 3 de la madrugada, pero él duerme mucho más y se acuesta a eso de las 12. Mis hábitos de sueño eran horribles, así que decidí adaptarme a los suyos. Ahora me levanto antes que él, hago algunas cosas y después de un par de horas empiezo a hacer ruido para que él "se despierte solo". Sabe que lo hago, pero los dos fingimos que los ruidos no son a propósito".

¿Cómo han cambiado tus hábitos masturbatorios?

"¡No creo que ninguno de los dos hayamos cambiado en eso! Yo casi no me masturbo, pero el se masturba todas las mañanas y en realidad nada de eso ha cambiado desde que vivimos juntos. Se despierta con una erección y se masturba antes de levantarse. Como yo no tengo tiempo para eso, me levanto, me lavo los dientes y me arreglo. Nos sentimos asquerosamente cómodos cuando estamos juntos".

Echo de menos poder estar desanimado sin que sea un tema de conversación.

"Tuve que ser diez veces más cauteloso. Y aun así, aunque creía que era muy astuto, ella siempre lo supo. Follábamos más antes de vivir juntos… :("

"Como los dos tomamos antidepresivos, no tenemos mucho apetito sexual, pero él siempre encuentra tiempo para meneársela. Yo casi nunca tengo ganas y cuando me dan, casi siempre es porque estoy ebria, pero él esta dormido. El sexo ya no es muy frecuente, pero ahora es más fácil porque compartimos la cama todas las noches".

¿Qué es lo que más extrañas de vivir solo?

"Echo de menos poder estar desanimado sin que sea un tema de conversación. Si estoy triste o enfadado en casa, ella siempre quiere saber por qué y tengo que explicarme. No tengo intimidad en mis emociones. Es lo que más extraño. Ahora todo está en mi cabeza y tengo que decidir si comparto mis sentimientos con otras personas. Creo que antes, cuando vivía solo, pasaba más tiempo en casa. No era necesario guardármelo todo; podía desquitarme atizando a todas las cosas de mi habitación".

"Lo que más extraño de vivir solo es el silencio después de estar hablando todo el día".

Publicidad

"Antes no tenía que explicarle nada a nadie. Nadie se preguntaba por qué me quedaba despierto hasta las 3 de la madrugafa, ya sea porque estaba haciendo cosas o porque llegaba tarde. Hay un precio mental que debes pagar por vivir con alguien que tiene todo el derecho de preguntarte qué haces. Lo que pesa es la cantidad de preguntas, aunque todas son razonables".

Cuando estoy en casa, me siento segura y puedo ser yo misma. Ella es mi hogar.

"Lo peor de mudarte con tu pareja —y he escogido cuidadosamente mis palabras— es que no puedes borrar ese cambio en la relación. Estoy muy enamorada de mi novio y muy feliz de estar con él y no quiero que terminemos. Pero ¿y si pasa? No se puede 'regresar' después de mudarse con alguien. Trato de no pensar mucho en el futuro de mi relación (matrimonio, vida de familia, etcétera) pero creo que es hacia donde nos dirigimos desde que empezamos a vivir juntos".

¿Qué es lo mejor de vivir con tu pareja?

"Lo mejor es que tenemos un hogar queer. Vivimos nosotras y otras dos compañeras gais (pero solo nosotras somos pareja). Nunca he tenido dinero suficiente para vivir sola y llevo años sufriendo con los alquileres. Nuestro hogar es como el refugio de toda la mierda del mundo: las miradas y el acoso constante que sufrimos por ser una pareja de lesbianas butch-femme (estereotipo de una pareja donde una adquiere el papel y la apariencia del hombre y la otra de la mujer); la homofobia y la misoginia que sufrimos y la mierda normal que todos tienen que aguantar por vivir en la ciudad, como un pésimo sistema de transporte público, entre otras cosas. Por eso, cuando estoy en casa, me siento segura y puedo ser yo misma. Ella es mi hogar".

"Las cosas insignificantes y las importantes serían mucho más difíciles sin él".

"El beneficio de vivir juntos es metafísico. Se trata de qué provoca ese cambio en tu relación. Te conviertes más en una familia en vez de en una pareja sexual; tu bienestar depende del bienestar del otro".

"Si tuviera que escoger qué es lo que más me gusta, sería que hago cosas que jamás habrían pasado cuando vivía solo. Porque se desvanece en la nada o se queda en mi cabeza. Mi vida en casa ahora es parte de la historia de mi relación. Es por eso que las cosas que hago en casa tienen un significado. Si escucho música en casa, tiene un significado en nuestra relación y en nuestras vidas. Es como una sensación de Si se cae un árbol en el bosque… Si hiciera algo solo, es como si no hubiera pasado. Vivir con una pareja es lo mejor que he hecho. Ha mejorado mi vida en todos los aspectos posibles. Pero odio que nunca rellene la bandeja de cubitos de hielo. No es tan difícil. Maldita sea".

Sigue a Zach en Twitter.