Cultură

Cómo encontrar a tus amigos en un festival

Todo es risas y diversión hasta que pierdes a tus amigos. Aquí te decimos cómo encontrarlos de nuevo.
18.11.16

Este artículo fue publicado originalmente en enero de 2015.

Los amigos hacen que un festival sea increíble. Es por eso que es una pena que cada año la pregunta no sea si vas a perderlos, sino a qué hora. Antes de que puedas gritar "en las bocinas a la izquierda del escenario principal", todos tus amigos ya habrán sido absorbidos en la amorfa masa de festivaleros. Pero si quieres encontrarlos de nuevo, no debes reinventar todo; la gente que se dedica a encontrar a otros (gente que se gana la vida encontrando personas perdidas o gente que no es gente sino tiburones en busca de comida) tienen las estrategias de búsqueda más eficientes. Aquí te presentamos cinco maneras de hacer de aquella excursión por todo el festival lo más corta y menos dolorosa posible.

El robot

Todas las ilustraciones por Father Futureback.

Es 2015: deja que un robot los busque. El MAVRIC es un robot autómata de búsqueda que se usa en estudios de forrajeo y de patrones de búsqueda de alimento de los animales. Su patrón de búsqueda probablemente sea lo más cercano a la forma en que el festivalero promedio se pavonea por todos lados y los investigadores lo han bautizado como "el caminar del marino borracho". Empieza en la entrada, elige la dirección que quieras seguir y ve hacia donde te lleve la vida. Cede un poco ante la gravedad para que puedas girar de derecha a izquierda y puedas buscar por todo el festival. Mantenlo en el aire hasta que encuentres a tus amigos, pero asegúrate de verlos antes que ellos a ti, de lo contrario se pueden asustar y entonces los habrás perdido de nuevo.

El tiburón

No dejes que algunas fotos de corales pintorescos te engañen: los mares son desiertos vastos y mojados, como una especie de festival después de una tormenta. Los tiburones han tenido los últimos 420 millones de años para descifrar la mejor forma de encontrar comida. Normalmente un tiburón se mueve de forma más o menos aleatoria, pero cuando no encuentra ninguna presa cambia su patrón de nado por un vuelo de Lévy: una combinación de movimientos lineares largos y algunos saltos cortos y aleatorios.

Primero estudia tus alrededores para ver si puedes encontrarlos. Si no están, camina un ratito en una línea más o menos recta en dirección opuesta y busca cuidadosamente en la pequeña área donde estés ahora. Repite este patrón y encontrarás a tus amigos. O quizá no.

El criminalista

Los criminalistas que se especializan en ciencias forenses (como esos que salen en CSI) tienen todo un repertorio de patrones de búsqueda para encontrar evidencia. Uno de ellos es el método de búsqueda espiral —que se usa por ejemplo en casos de incendio provocado—, en el que caminas en círculo desde los bordes de la escena del crimen hacia el centro. El proceso también puede ser al revés para, digamos, una bomba o un cadáver. Ve al lugar donde la presencia de tus amigos sufrió su trágica muerte y camina hacia afuera en una espiral en aumento. Tarde o temprano encontrarás a tus amigos —con un poco de suerte justo a tiempo para que te atrapen mientras caes al suelo mareado—.

El helicóptero de rescate

Para casi todos nosotros, buscar personas es razón suficiente como para hundirse en una terrible angustia, pero a otros les gusta tanto que se dedican profesionalmente a ello: ¡los rescatistas! Y jura que estarás feliz de verlos si es que alguna vez caes de un barco al agua o si tras una avalancha lo único que brota de la nieve es tu dedito gordo del pie. Uno de los patrones de búsqueda de los equipos de Búsqueda y rescate es en forma de hélice, o como tres triángulos. Para empezar, identifica un punto de inicio fácilmente reconocible, como un baño portátil o un faro, o una alberca de vómito con un distintivo color madera. Camina en línea recta, gira 120 grados a la izquierda y repite de forma que regreses al punto de inicio formando un triángulo. Sigue caminando en línea recta hasta que hagas un nuevo triángulo. Y así. Si los de Búsqueda y rescate pueden encontrar alpinistas enterrados en la nieve, tú bien puedes encontrar a tus amigos gordinflones.

El ladrillo

¿Qué haría un ladrillo en esta situación? No iría a buscarte, sino que esperaría a ser encontrado. Acuéstate en el pasto y espera a que tus amigos te encuentren. Las probabilidades de que eso ocurra son muy bajas, por cierto. Digamos que hay unas 60 mil personas caminando a tu alrededor y que tú has perdido a cuatro amigos. Como estás acostado en el piso y toda la población del festival está pasando a tu alrededor, cada persona tiene la misma probabilidad de ser uno de tus amigos. Si asumes que tus amigos lograron mantenerse juntos, puedes verlos como una sola persona. Eso significa que por cada persona que pasa encima de ti la probabilidad de que encuentres a tus amigos de nuevo es de (1/(60.000 – 4)) 0.00166678 por ciento. Si tomamos en cuenta que gran parte de la población del festival te pisará más de una vez y que las mismas botas de lluvia estarán a punto de pisarte varias veces, después de muchas matemáticas terminas con la respuesta más simple: "deja de ser un pinche flojo y ve a buscar a tus amigos".

Una última opción

No pierdas a tus amigos.