FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Un niño africano trata de llegar a Europa oculto en una maleta

Conoce esta y otras historias de aquellos que se esconden para pasar fronteras en busca de un mejor futuro.
12.5.15

La Guardia Civil de Ceuta, ciudad autónoma española fronteriza con Marruecos, localizó el pasado jueves a un menor subsahariano de ocho años cuando iba a pasar la frontera española en el interior de una maleta de viaje.

Los agentes de la policía española en el paso del Tarajal sospecharon de la actitud nerviosa de una mujer marroquí de 19 años y procedieron a inspeccionar su equipaje pensando inicialmente que podría portar droga. Al escanear la maleta detectaron que en su interior había una figura humana encogida en posición fetal. En un comunicado, la Guardia Civil apunta que ante la inexistencia de orificios por los que respirar "podría haberse producido un final trágico".

Publicidad

Imagen vía.

Rápidamente, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención de la joven mujer marroquí residente en la vecina localidad de Castillejos. Hacia la una y media de la tarde, policías que continuaban en los controles de acceso a la ciudad identificaron y posteriormente detuvieron a un hombre de Costa de Marfil, provisto de permiso de residencia en España, quien acabó reconociendo que el menor hallado en el interior de la maleta era su hijo. Supuestamente, el hombre habría contratado los servicios de la mujer marroquí para que pasase el equipaje con su hijo adentro.

"En los 14 años que llevo de servicio nunca había presenciado un caso tan extremo relacionado con menores. Nos ha llamado mucho la atención porque es una historia muy dramática", le dijo a VICE News, Alfonso Cruzado, responsable de prensa de la Guardia Civil en Ceuta.

"En 2004, 2005 y 2008, años de mucha presión migratoria, se produjeron varios casos de menores en la zona de vallas", explica el agente.

En ocasiones anteriores, la policía fronteriza encargada de la vigilancia aduanera en el Estrecho de Gibraltar había detectado casos de niños, principalmente magrebíes, escondidos en los bajos de camiones o incluso en las cavidades de los motores de los coches.

"La aguda necesidad lleva las personas a este tipo de actos. Los sirios suelen comprar pasaportes marroquíes falsos dada su apariencia física. En cambio, los subsaharianos no pueden recurrir a este método y por eso nos encontramos situaciones tan extremas como la de este niño marfileño de ocho años", cuenta Alfonso Amado.

Publicidad

Abou, nombre del menor según el periódico El País, fue atendido en primera estancia por la Cruz Roja y tras certificar que no sufría ninguna anomalía fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

Sin embargo, todos los días cientos de inmigrantes ilegales arriesgan sus vidas e intentan pasar de mil formas las fronteras nacionales que los separan de un mejor futuro. Por eso, disfrazarse de silla, esconderse en el capó de un carro o disfrazarse de soldado son técnicas frecuentes en las historias de inmigración ilegal.

Una mujer escondiéndose en el capó de un carro para pasar el "Corredor", la frontera terrestre más peligrosa entre México y EEUU en 2001. Imagen vía The Dailymail.

En 2010, tres vietnamitas se disfrazaron de basura y se metieron en cajones para intentar entrar de manera ilegal al Reino Unido por la frontera de Workington, Inglaterra. Imágenes vía The Dailymail.

Europa o Muere: cruzando la valla de Melilla. Ver más aquí.

Sigue a David Meseguer en Twitter @davidmeseguer