El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco |Foto cortesía de la banda.​

Trap y emo rock: Una charla con El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco

Antes de arrancar su primera gira fuera de Chile, hablamos con una de las bandas más aclamadas en el alter latinoamericano.

El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco es de esas bandas que haces clic en los recomendados de YouTube por el nombre y te quedas por la música. No lo digo yo, lo dice el comentario más “likeado” del Run Run, disco debut del hoy cuarteto —en ese momento quinteto— chileno. Ellos son una de las caras más reconocibles de la escena alternativa de Santiago. Empezaron tocando en el 2015 y para el 2016 lanzaron su primer LP que pisó con tanta fuerza que varios portales locales lo nombraron como de los mejores discos del año. Incluso antes de lanzar el disco, ya sus toques eran bastante concurridos e incluso sus canciones eran tocadas por otras personas en varias tocatas santiaguinas, por lo que cuando Run run vio la luz, no fue difícil que se moviera en la escena.

Publicidad

Su nacimiento está atado al barrio La Florida, un suburbio al sur de Santiago que hace algunos años atrás fue la incubadora para la germinación de una escena de post y mathrock muy fuerte. Lo curioso de esto fue que las bandas aparecieron sin conocerse entre sí. Lo hermoso fue que se apropiaron del centro cultural Rojas Magallanes y de los patios de las casas para aprender a tocar en conjunto y de paso musicalizar un barrio que por el día está quieto y de noche cobija sus habitantes para que duerman tranquilos y se despierten temprano para repetir la rutina.

Tras su aclamado Run Run de 2016, la banda publicó hace apenas unos meses Amanda su segundo LP y si el debut puso la vara alta, la continuación la subió aun más. En esta entrega se desligaron un poco del rock y se metieron con la electrónica y el trap. Sin embargo, el emo sigue pisando fuerte en sus canciones. Con este hermoso trabajo supieron que Chile les quedó pequeño, por lo que decidieron postularse para una beca en Ibermúsicas y así poder tocar en el Utopía fest de México. La ganaron y, cual nene inquieto y curioso del mundo infinito que tiene ante sus pies, decidieron agrandar la gira para tocar en siete ciudades mexicanas y dos colombianas. Ya tenían la ida asegurada a la Ciudad de México, ¿por qué no ir más allá?

Aprovechando su gira por tierras Aztecas y su próxima aterrizada en tierras colombianas decidimos hablar con Franco, vocalista y compositor de El Cómodo, sobre su segundo disco, la importancia de su barrio para el under chileno, su conexión con el trap emo y los conciertos que van a dar en dos de los países más importantes de la región.

Publicidad

***

Arranquemos por Amanda, su segundo disco. Quizás el cambio más significativo fue la inclusión de una nueva integrante a la banda. ¿Qué tal estuvo eso?

En un principio éramos cinco, con Yaney y Sergio que eran bajista y baterista respectivamente. Se metió Bárbara como bajista y ahora somos cuatro. Con ella grabamos el Amanda. Inevitablemente cambió el sonido de la banda. Bárbara viene de una banda que se llama Velódromo que está más ligada al shoegaze, por lo que aportó ese sonido, se nota que hay mucho más efectos en el bajo, no son tan crudos, tan limpios en este disco.

Me imagino que ustedes le llegaron a más público por abarcar más estilos en el Amanda Claro, como también hay gente del sector más rockero y radical que no le gustaron los cambios. Son cosas que siempre pasan, unos llegan por encontrar sonidos que antes no encontraban pero otros se alejan porque esos sonidos no son de su gusto. ¿Qué le podemos hacer? Es algo natural, uno va evolucionando con el paso del tiempo. Es raro quedarse repitiendo los mismos discos siempre, aunque hay muchas bandas así en el mundo.

Cuéntame de tu barrio La Florida, ¿por qué es tan importante en la escena alternativa de Santiago?

La Florida es un barrio al sur de Santiago, un suburbio. No hay movida comercial, no hay movida nocturna, solo casas. La gente sale por el día a trabajar y vuelve de noche a descansar. Sobrevivir como banda en un espacio así, en teoría, es muy difícil ya que no hay bares ni clubes para tocar. Sin embargo, lo que pasa es que las bandas se reapropiaron de sus patios para poder mostrarse sin la necesidad de que los contraten en un bar, fue muy lindo ver los músicos dándole un nuevo significado a sus hogares. También hay un centro cultural muy importante llamado Rojas Magallanes. Queda cerca de nuestras casas y ahí podíamos ensayar sin problema. Lo curioso fue que cuando estábamos empezando, también nacieron varias bandas con un estilo bastante similar, algunas sin conocerse entre sí, como Niños del cerro, Animales Extintos y así fue conformándose una escena.

Publicidad

Investigando me encontré en soundcloud con un proyecto llamado Ablusión, ¿qué es?

Es un proyecto personal, más que todo es una página donde monto mis maquetas. He sacado un par de EPs. Hace rato queríamos experimentar con estos sonidos más electrónicos, sobre todo de la percusión. Incluir estos elementos como el hi-hat ultrarrápido que no puede tocar un humano. Nos enfocamos más que todo en la percusión. Con Vladimir, el otro compositor de la banda, íbamos escuchando bastante electrónica. Además ahora estoy tocando con un trapero chileno, Gianluca, entonces inevitablemente uno se deja influenciar por estos sonidos.

A finales del año pasado y principios de este, estuve tocando bastante con ese proyecto porque saqué un EP titulado Peces raros. Ahí estuve montando una versión en vivo que quería experimentar con varias máquinas y guitarra, siempre pensando un poco en sentirme cómodo con estas nuevas herramientas que tenía para luego acomodarlo para El Cómodo. Antes de meternos a grabar el Amanda, estuve experimentando con Ablusión varios estilos de la electronica como con el trap, para poder adaptar lo que aprendí en la banda. Por le momento tengo ese proyecto congelado porque entre Gianluca y El Cómodo no tengo tiempo de mucho la verdad.

Háblame de Gianluca y cómo está esa escena de trap alternativo en Chile

Me parece que el éxito de Gianluca es no tocar los temas del dinero y las pandillas y eso. Habla desde la perspectiva de una persona normal que le pasan cosas normales. Eso lo transforma en algo diferente, en algo fresco y nuevo. Lo agradable de esto es que entre El Cómodo y Gianluca, ambos proyectos musicales muy diferentes, tienen un público en común muy numeroso por las letras que ambas partes manejan: toda esa onda triste.

Publicidad

¿Entonces cuando Gianluca y El Cómodo tocan juntos, la gente en general recibe bien ambas partes?

Sí. Al principio nosotros forzamos un poco las cosas mientras Gianluca se estaba dando a conocer. En el primer toque que tuvimos juntos, la gente estuvo impactada con Gianluca, como que no sabían qué pensar que un trapero estuviera abriéndole a una banda como El Cómodo. Seguramente hubo una o dos personas radicales que ni le dieron la oportunidad a Gianluca. Pero ya que toquemos ambos es normal, ¡hasta nos relacionan!

Ustedes ya eran bastante conocidos y hasta sus canciones eran tocadas por otros chicos antes de sacar el Run Run. ¿Señales de una escena conformada y unida?

En ese tiempo estaba con Yaney en una banda con un poco más de recorrido que se llama Patio Solar y ya teníamos cierta fama en el barrio, por lo que cuando empezamos El Cómodo, el camino ya estaba casi hecho. Nuestros primeros toques eran bastante concurridos por eso mismo. Se me hace que “Tiempo bajo el sol” tuvo tanto éxito porque es una canción sencilla y que fácilmente cualquier persona, al menos del barrio, se podia relacionar. Además ya teníamos el disco compuesto antes de entrar al studio a grabarlo, por lo que los asistentes de nuestros toques ya estaban familiarizados.

¿Qué tal es la movida chilena afuera de Santiago?

Chile es un país muy centralizado, pasa que los músicos tienen que venir a Santiago para poder sobrevivir en la mayoría de los casos. Dicho esto, vale la pena nombrar a Concepción que es una ciudad importantísima para la música chilena. Queda a seis horas en bus. De hecho hace poco fuimos a tocar allá y el toque estaba repleto, ¡y eso que es nuestra tercera vez en el año! Sin duda Concepción es la ciudad que más he visitado por la música. Allá hay mucha vida musical. De hecho dos de las bandas insignias chilenas, Los Búnkers y Los Tres, son de ahí. También está Planeta No y Adolescentes Sin Edad y un montón de bandas más.

Publicidad

¿Cómo idearon esta gira?

En noviembre del año pasado con Sebastián, nuestro representante anterior, nos postulamos para una beca de una organización llamada Ibermúsicas para ir específicamente al Utopía fest de México. Nos ganamos el fondo y nos dimos cuenta que podíamos expandir la gira. José, nuestro actual representante, se contactó con los chicos de Noise Noise y añadimos Colombia a nuestra gira. Fue genial porque al principio no lo teníamos pensado, y siempre es bueno tocar en más países. Es algo increíble. Además, siento que a Colombia no van muchos grupos chilenos. Siento que nos vamos más a México y Argentina pero dejamos unos países, como Colombia, casi inexplorados. Estoy muy emocionado por conocer Colombia.

Esa beca, ¿qué onda?

Es apoyada por todos los países iberoamericanos. Ganan alrededor de cinco proyectos al año. Es bastante simple participar y es algo que todo el mundo debería participar. Toca estar pendientes de todos los estímulos y becas que hay.

***
El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco estará de gira por Colombia y México del 18 de octubre al 4 de noviembre. Mira todas sus fechas aquí abajo.

1539707163938-43599376_1903935856387937_742297454010957824_o-1