Hombres armados abren fuego en un resort en Cancún

Los turistas corrieron al hotel para cubrirse del tiroteo. La fiscalía local culpa a grupos rivales del narcotráfico.
GettyImages-1208722176
Vista aérea de una playa en Cancún, Quintana Roo, México, el 28 de marzo de 2020. Los turistas se vieron obligados a refugiarse cuando estalló un tiroteo en un hotel el 4 de noviembre de 2021. (Foto de ELIZABETH RUIZ / AFP a través de Getty Images)

Cientos de turistas corrieron a cubrirse de un tiroteo en un hotel Hyatt cerca de la popular playa turística de Cancún el jueves por la tarde.

El tiroteo, reportado por primera vez en Twitter, fue descrito por la Fiscalía de Quintana Roo como un enfrentamiento entre narcotraficantes rivales.

“Se registró un enfrentamiento entre integrantes de grupos antagónicos de narcomenudistas en una playa de Bahía Petempich, Puerto Morelos. Dos de ellos perdieron la vida en el lugar. No hay heridos de gravedad”, escribió la fiscalía en Twitter el jueves por la tarde.

Publicidad

La playa de Bahía Petempich se encuentra a unos 30 km al sur del centro de Cancún y, según Trip Advisor, es "un pueblo tranquilo" que es el "antídoto para los deslumbrantes puntos calientes de Yucatán como Cancún y Playa del Carmen".

Hace tan solo dos semanas, hubo otro tiroteo en un popular restaurante al aire libre en Tulum que dejó a dos turistas sin vida y a otros tres heridos, lo que llevó a las autoridades mexicanas a desplegar al menos 450 soldados para reforzar la seguridad. El tiroteo de este jueves parece destinado a manchar aún más la imagen de la región como un oasis de paz para la violencia relacionada con las drogas en México. La región, conocida por sus tranquilas aguas de color turquesa, atrae a millones de turistas de Estados Unidos, Canadá y Europa cada año.

En un video publicado en Twitter, se ve a los huéspedes y al personal del hotel amontonados en los pasillos, escondiéndose de los tiradores. El video fue publicado por Mike Sington, un director ejecutivo de NBCUniversal, con el mensaje: “A todos los huéspedes y empleados se les dijo que se agacharan, y nos llevaron a escondites en el Hyatt Ziva Riviera Cancún Resort. ¿Fue un tirador? ¿Un terrorista o amenaza de secuestro? No nos dicen nada".

Más tarde escribió: “Los huéspedes me dijeron que estaban jugando voleibol en la playa y que un hombre armado se acercó disparando. Todos corrieron desde la playa y las piscinas".

Publicidad

Aproximadamente una hora después, Sington publicó otro video donde se ven cientos de huéspedes en el lobby del hotel, muchos descalzos y en traje de baño. Un hombre con acento estadounidense les pide a los invitados que estén "lo más callados posible", pero les dice "todos estamos a salvo en este momento". Una mujer, también con acento estadounidense, agrega que el sospechoso "ha sido detenido". No está claro si las personas hablando son huéspedes o trabajan en el hotel.

Un hombre llamado Andrew Krop escribió en Twitter que estaba en una llamada con la embajada de Estados Unidos en busca de ayuda para su esposo, que estaba en el hotel. “Hombres armados irrumpieron en la playa y empezaron a disparar. Por favor, corran la voz y ayúdenos con esto. No tengo ni idea de qué hacer”.

Un portavoz de la Embajada de Estados Unidos en México le dijo a VICE World News que está "al tanto de los informes y que el Consulado de Estados Unidos en Mérida está investigando el incidente". Una recepcionista del Hyatt Ziva Riviera Cancún describió el tiroteo como una "pequeña situación" que ocurrió en la playa pública fuera del hotel, y agregó que "todo está bajo control".

La tasa de homicidios en Quintana Roo es baja en comparación con otras partes de México. Pero el dinero aportado por el turismo puede alentar la aparición de mercados de extorsión, y la demanda de cocaína, marihuana y otras drogas de los visitantes crea competencia en el mercado local de drogas.

En junio, una mujer estadounidense fue hospitalizada en Cancún después de que un tiroteo en la playa dejara dos muertos. Un par de asesinos en una moto acuática dispararon de 10 a 15 tiros, matando a los vendedores ambulantes que vendían artesanías a los turistas.