Un equipo de científicos nos revela por qué los tejones cagan en forma de cubitos

Estos científicos inflaron globos dentro del tracto digestivo de unos tejones muertos para saber más sobre sus peculiares excrementos cúbicos.
LC
traducido por Laura Castro
21.11.18
Cubos de excremento de wombat

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Los tejones australianos o wombats verdaderamente cagan en forma de cubos, y se sabe que desechan alrededor de 100 peculiares cacas cúbicas cada noche.

El domingo, el secreto detrás de estos cubos de excremento fue revelado en la reunión anual de la División de Dinámica de Fluidos de la Sociedad Estadounidense de Física en Atlanta, Georgia. Ahí, Patricia Yang, becaria postdoctoral en el Instituto de Tecnología de Georgia, presentó una investigación que demuestra que estos cubos de excremento se producen debido a elasticidades desiguales dentro del tracto digestivo de los wombats.

Publicidad

Este proceso es "único en el reino animal", según el resumen de la presentación.

Para investigar los secretos del excremento de wombat, Yang y sus colegas examinaron los tractos digestivos de dos wombats que fueron sacrificados después de ser arrollados en carreteras australianas. Los wombats muertos les fueron enviados por Scott Carver, un ecólogo de la vida silvestre en la Universidad de Tasmania, quien congeló los especímenes antes de enviarlos a los EU para su estudio.

David Hu, ingeniero mecánico de el Instituto de Tecnología de Georgia y coautor del estudio, dijo "abrimos esos intestinos como si fuera Navidad", según Science News.

Los intestinos de los wombats estaban realmente llenos hasta el borde, como medias rellenas. Debido a sus tasas metabólicas inusualmente lentas, los wombats tardan aproximadamente dos semanas en digerir sus alimentos, lo que puede llevar a que tengan grandes acumulaciones de excremento y que se abulten sus intestinos.

El equipo de Yang imitó ese proceso al insertar globos en los intestinos de los wombats e inflarlos para observar los contornos y la flexibilidad de su sistema digestivo. Los globos inflados revelaron que el extremo final del tracto digestivo del wombat es desproporcionadamente elástico en algunos lugares y rígido en otros.

Aquí es donde ocurre la magia, según Yang y sus colegas. Los wombats solidifican y esculpen los trozos de excremento debido a la elasticidad desigual de las paredes en la parte final de su tracto intestinal.

Los wombats a menudo organizan estos cubos en montículos que marcan el territorio de sus madrigueras, esencialmente expulsando los cubos de excremento directamente de sus traseros. Este impulso territorial podría explicar por qué estos animales evolucionaron para producir heces que se pueden modelar fácilmente en pilas estables de caca.

Yang y sus colegas planean ampliar su investigación sobre este superpoder escatológico, y sugieren que los humanos bien podrían aprender algunos secretos de manufactura de las extraordinarias instalaciones de producción dentro de los traseros de los wombats.