Así es como suenan los sintetizadores hechos con viejos conmutadores telefónicos

Los sintetizadores/conmutadores de Lori Napoleon rinden homenaje a las mujeres pioneras de la música electrónica ambiental.

|
23 Mayo 2016, 10:56pm

Cualquiera que haya visto un sintetizador modular y un antiguo tablero conmutador telefónico podrá notar que las líneas de cables en intersección y los switches y los paneles de conexiones en ambas máquinas tienen una gran similitud.

Sin embargo, Lori Napoleon fue la primera en darse cuenta que podría darle nueva vida a los obsoletos conmutadores de los 1900s al darles nuevo uso como sintetizadores modulares DIY. Ahora ella crea música electrónica con susinstrumentos caseros bajo el nombre Antenes, y la vi presentarse el pasado viernes en elMoogfest en Durham, Carolina del Norte.

Video por Evan Rodgers/Motherboard

El Moogfest es un festival de tecnología musical que recibe su nombre de Robert Moog, quien creó uno de los primeros sintetizadores modulares, en 1963. (Don Buchla creó un sintetizador modular por la misma época en la Costa Oeste que fue igualmente influyente, si no exitoso comercialmente). Los sintetizadores modulares en ese tiempo fueron unos complejos muros de cables y conexiones, y aunque eventualmente fueron reemplazados por máquinas análogas y portátiles hasta eventualmente llegar a los sintetizadores digitales, ahora están de nuevo en boga. (Si no estás familiarizado con la síntesis modular, checa el documentalI Dream of Wires y/o esta explicación que escribí.)

Antenes estuvo estudiando estos moduladores tempranos en la New York University cuando se cruzó con un viejo conmutador un día de esos y decidió explorar dónde el equipo anticuado podía coincidir con la síntesis musical.

Puedes rastrear el linaje del diseño de sintetizadores hacia atrás hasta los primeros equipos de telecomunicaciones. Ambos son máquinas diseñadas para vincular o "parchar" juntas dos fuentes de señales eléctricas distintas, ya sea al conectar dos transmisiones de teléfono o enrutar una fuente de voltaje a través de un circuito para manipular sus propiedades acústicas.

En el proceso de convertir el viejo equipo en nuevos instrumentos, Antenes mantiene el hardware original (uno de sus sintetizadores aún tiene los nombres de sus operadores originales) y le da nuevos usos a las perillas e interruptores, luego agrega nuevos sistemas de circuitos que obtiene de kits DIY para crear un rango sonoro.

Napoleon mantuvo los nombres de los operadores del conmutador original que convirtió en sintetizador. Foto: Seze Devres, cortesía de Lori Napoleon

Lori Napoleon con sus sintetizadores de conmutador en el Moogfest. Foto: Evan Rodgers/Motherboard

Napoleon haciendo pantomima de algunas modificaciones a un conector TRS. Foto: Evan Rodgers/Motherboard

La producción debut de Antenes, The Track of a Storm vinyl EP, fue lanzada en 2015. La música atmosférica minimalista trae recuerdos de las primeras transmisiones análogas. Su website describe "transformando caminos de señales a través de los que una vez viajaron voces en secuencias que se encienden con energía de percusión y texturas en evolución".


El trabajo de Napoleon es un guiño a las mujeres que operaron los primeros conmutadores, así como a las primeras pioneras de los sintetizadores que sentaron las bases para los músicos del siglo 20. En los años 1960s, estas mujeres pelearon por lograr que se reconociera su innovador trabajo en las industrias dominadas por los hombres en la música y los electrónicos, y sus legados aún languidecen en relativa oscuridad actualmente.

Ella ha notado paralelismos entre las operadoras y los compositores, como el afecto que describen tener las personas por los instrumentos que utilizaban. La escala de los conmutadores y los primeros sintetizadores se prestaba a formar una relación personal con la máquina, como si fuera la extensión de uno mismo.

"Me cautivaban los anuncios de Bell Labs mostrando operadoras telefónicas (en imagen y texto) como si estuvieran en la cúspide de una nueva tecnología, poderosas facilitadoras, firmes trabajadoras y pioneras", me dice Napoleon. "Había un instinto en mí de vincular estas imágenes a los primeros pioneros de los sintetizadores en sus estudios y las relaciones que también tenían con sus máquinas".

En su charla en el Moogfest, Antenes dijo que le gustaría pensar en su trabajo como un homenaje a las primeras compositoras de la música electrónica, y mencionó a tres en particular.

"Estoy muy inspirada por la mezcla específica de lo técnico y lo poético que he encontrado en pioneras como Delia Derbyshire, Suzanne Ciani and Daphne Oram", dijo Napoleon.

Daphne Oram es una compositora británica que en 1957 (seis años antes de que saliera el Moog) inventó la técnica Oramics, una nueva forma de síntesis sonora para la música electrónica. "Una técnica de la que un ex tutor le dijo que no podía hacer, ¡y lo tomó como un reto!", dijo Napoleon.

Oram comenzó a experimentar con el sonido sintetizado en 1948, cuando trabajaba haciendo balance musical en la BBC (un trabajo no disponible para mujeres hasta la escasez de fuerza laboral de la Segunda Guerra Mundial). Sin embargo,le tomó a la estación casi 10 años mostrar un interés en la música electrónica.

Cuando la BBC tomó nota, la estación estaba interesada en el trabajo pero no querían que Oram fuera parte de ello. Sin embargo insistió y en 1956 un estudio fue creado para su experimentación: el ya famoso Taller Radiofónico de la BBC. Oram fue la primera mujer en dirigir un estudio de música electrónica. Dejó la BBC poco tiempo después para perseguir sus objetivos personales y hacer música por sus propios medios.

Delia Derbyshire con un sintetizador modular. Captura via YouTube, video de su banda experimental de electrónica, White Noise

Delia Derbyshire también fue compositora en el Taller Radiofónico de la BBC, mejor conocida por crear el render electrónico de un score escrito por Ron Grainer para eltema musical original de 1963 de Doctor Who. El icónico tema musical fue uno de los primeros scores de televisión creados completamente de forma electrónica, y las composiciones futuristas de Derbyshire inspiraron el campo del diseño sonoro electrónico para la TV y la radio. Aún así (a pesar de la presión de Grainer) ni siquiera se le dio el crédito de co-compositora del tema de Doctor Who cuando salió originalmente al aire.

Suzanne Ciani siguió rompiendo esquemas al componer temas musicales en los 1970s, esta vez para anuncios de televisión para grandes corporaciones, utilizando el sintetizador modular Buchla. Era una maestra en los efectos de sonido, y entre los más famoso, reprodujo el sonido de una botella de Coca siendo abierta para que se usara en comerciales de Coca-Cola. También fue laprimera mujer en musicalizar un filme grande. En los 80s comenzó a hacer su propia música new age y clásica en piano. Cianiactuó junto a otros pioneros inspirados por Don Buchla en el Moogfest.

"Todo esto resuena fuertemente conmigo porque mis sintetizadores son mi salida", dice Napoleon. "Las pioneras inventaron sus propias técnicas que dejan de lado cualquier necesidad de atarse a reglas musicales ya establecidas, y en lugar de eso maravillaron por el propio medio. Para mí se siente como que abre el mundo de lo material y la física como un parque sonoro".

"Siento que quiero rendirles un homenaje a todas", continúa. "No solo a las pioneras, si no a las incontables operadoras 'damiselas' que estaban en el centro de tantas comunicaciones, tantas voces, todas conectadas a través de los circuitos en la punta de sus dedos. Tener acceso a estas extensiones (literal y figurativamente) les permitía y nos permite hablar, crear, soñar y comunicarnos con sonido, ya sea por la transportación eléctrica del sonido de las voces humanas en el pasado, o el sonido de un circuito sintetizador análogo, cruzando sus propios caminos a través de los cables".

Los sintetizadores nostálgicos de Antenes no solo están ayudando a revivir una vieja tecnología que de otra forma estaría perdida en el tiempo, si no también los legados de estas pioneras de los sintetizadores, que suelen ser pasadas por alto y olvidadas.