FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Cardenio: El vínculo entre Shakespeare y Cervantes

La distancia no fue pretexto para estos dos.
13.4.16
Ilustración de Luis Carreño Limón.

Era 1613 y una compañía de teatro llamada Los Caballeros del Rey ya había puesto en escena un par de veces ‘La Historia de Cardenio,’ tres años antes de que Miguel de Cervantes y William Shakespeare murieran con sólo algunas horas de diferencia.

Cardenio es una pieza teatral atribuida a Shakespeare y a Fetcher. Inspirada por un fragmento del primer capítulo de El Quijote de la Mancha, donde el ingenioso hidalgo y Sancho se encuentran con Cardenio, un personaje boscoso de la Sierra Andaluza que cuenta una historia de amor y desventura con la joven Lucinda. Los manuscritos originales se perdieron, presuntamente, en un incendio del teatro Globe en 1613. Un dato que tiempo después causaría estragos polémicos.

En 1727, con el Manco de Lepanto y el bardo inglés ya en polvo, Lewis Theobald escritor y editor británico, lanzó una recopilación de textos titulada Double Falshood, en la que se reunieron tres manuscritos de Shakespeare y Fetcher. Entre ellos, una ‘copia’ del guión perdido en el incendio. Habían pasado más de 100 años después de la muerte de Shakespeare, era evidente que no se podía atribuir originalidad a la colección de Theobald, pero la belleza de la estrategia triunfó. Y es que ¿cómo no justificar la originalidad de la obra sino con Cervantes? autor principal del fragmento que inspiró aquella puesta en escena. Qué básico Lewis.

Como haya sido, quizás Theobald mintió y es intrascendente, la dulzura de la anécdota recae en imaginar a William Shakespeare en una plática de café con Fetcher, discutiendo cómo adaptar el fragmento del primer capítulo del Quijote de la Mancha. Una historia de órdago.

Relacionados:

Animaciones maravillosas le dan vida a un poema de William Carlos Williams

Charles Bukowski: El poeta de las alcantarillas animado y sin censura

La (In)existente relación entre Nietzsche y Dostoievski