FYI.

This story is over 5 years old.

Un artista crea un ordenador primitivo a base de cristales de roca y poco más

"Irrational Computing" de Ralf Baecker es tecnología en su forma más natural.
20.6.14

Irrational Computing por Ralf Baecker

El artista alemán Ralf Baecker hace que la tecnología cobre vida propia. Su nueva obra Irrational Computing, que se presentará el 10 de junio en el International Triennial of New Media Art, utiliza cristales semiconductores (arena de cuarzo) conectados a módulos entrelazados para crear un procesador de señal macroscópico primitivo. En otras palabras, utiliza cuarzo (un recurso natural que es uno de los productos básicos de cualquier tecnología de la información) para crear un ordenador fromado por un mineral en bruto.

Baecker utilizó cristales de cuarzo obtenidos directamente de residuos naturales e industriales y los conectó a los módulos, que aprovechan las características específicas del mineral para formar una pantalla visual, o algo por el estilo. Al mismo tiempo, los cristales funcionan como generadores de sonido, a través de los impulsos eléctricos de los módulos que hacen que el cuarzo vibre. Con ayuda de unos altavoces, los visitantes de la galería pueden ver y escuchar estos cristales de cuarzo, incluso parecen mantener una “conversación” real e impredecible con el resto de materiales que configuran la instalación, puesto que las señales de impulso y las respuestas son naturalmente aleatorias (de ahí, la parte "irracional" del título de la instalación).

A diferencia de un ordenador real, el objetivo de Irrational Computing no es que funcione, sino más bien se limita a expresar el lirismo a través de la tecnología y a examinar los límites entre el control y el caos tecnológico. Del mismo modo que hay una larga tradición de máquinas poéticas y filosóficas, Baecker se dedica a explorar la poética de la tecnología, pensando más allá del hardware. Sus instalaciones mecánicas en ocasiones incluso caen fuera de control. Baecker charló con nosotros desde Berlín acerca de máquinas alucinadoras, redes neurales y de la vez que entró en una tienda de cristales con un osciloscopio personal y el dependiente le tomó por un freak del new age.

The Creators Project: ¿Es mucha la gente que olvida que los productos básicos de la tecnología de la información están hechos a partir de cristales semiconductores?

Ralf Baecker: El transistor es uno de los inventos más importantes del siglo XX. Estuve investigando un poco sobre los primeros transistores y otros componentes electrónicos y descubrí que los primeros dispositivos de radio de los años 20 se basaban efectivamente en muestras de cristales en bruto para detectar la señal. Quería construir partes semiconductoras desde cero utilizando cristales de formación natural como la galena, el silicio o el carburo de silicio.

Desde mi punto de vista, nuestra interacción con la tecnología se realiza principalmente a través de interfaces de software, y estas interfaces de software funcionan en cajas negras como un ordenador portátil o un smartphone, aunque la verdadera parte informática o ejecutiva de estos dispositivos permanece invisible. Su función física está prácticamente escondida. Durante el desarrollo del movimiento de fuente abierta y hardware abierto de los últimos años, estas cajas negras se han ido haciendo más transparentes, aunque las estructuras reales de una unidad central de procesamiento (CPU), el elemento central de todo ordenador permanece oculto y se guarda como un secreto. Las CPU están hechas de silicio y el silicio está hecho a partir de arena de cuarzo. Podríamos decir que la lógica “humana” formal funciona a través de los minerales de la tierra.

¿Por qué quisiste crear un procesador de señal primitivo en Irrational Computing?

Mi intención no era reproducir partes electrónicas desde cero para que estas partes pudieran hacer las funciones para las que fueron inventadas, sino que mi objetivo era invertir la lógica económica de estos dispositivos. Los ordenadores hoy en día representan la precisión, el control y las aplicaciones. A mí me interesaba lo contrario, referirme a la historia de las máquinas lógicas y mecanismos automáticos. Los ordenadores son una colección de los mecanismos existentes desde hace tiempo y de las tradiciones del pensamiento matemático o algorítmico, cosas que solían estar separadas.

Me imaginé cómo sería si, en algún lugar sobre la corteza terrestre, una distribución accidental de materiales pudiera formar algún tipo de dispositivo informático primitivo. Aunque la computación es un concepto humano, utilicé el término más general “procesador de señal”. Irrational Computing es un equipo especulativo que investiga la idea de un procesamiento de señal incontrolado basado en muestras en bruto.

¿De dónde sacaste tu colección de cristales? ¿Crees que los cristales tienen propiedades metafísicas?

La mayoría de los cristales los saqué de tiendas de cristales en eBay. Pero tu suposición es correcta, algunos de ellos se anunciaban con una connotación esotérica, lo cual me sorprendió bastante. No sabía que existía una gran escena pseudocientífica como esa, que cree en los poderes y capacidades curativas de los cristales, pero tampoco profundicé mucho en ese campo. Otra de mis fuentes las tiendas para coleccionistas. Finalmente, encontré una buena tienda de cristales en Berlín. Fui a la tienda con mi equipamiento electrónico, como fuentes de alimentación, osciloscopios y multímetros, para comprobar las propiedades electrónicas de las muestras. Supongo que pensarían que era un freak esotérico o del new age muy avanzado.

Irrational Computing casi da vida propia a la tecnología. ¿Por qué querías permitir la conversación entre cristales?

Básicamente, puse este “equipo informático de minerales en bruto” en una situación de laboratorio. Mi intención era investigar la estética de un aparato digital en bruto. La instalación consiste en cinco módulos, cada módulo procesa señales basadas en su material y en su configuración. El “generador de ruido de disparo”, por ejemplo, es un circuito simple que utiliza cristales de “galena” en lugar de diodos para generar ruido binario y operaciones booleanas simples. El módulo genera un flujo de cambio constante de patrones binarios aleatorios pero significativos.

Otro módulo, la “pantalla de carburo de silicio” se basa en el efecto de emisión de luz que conocemos por los LED. Pero en lugar de utilizar LED fabricados, utilicé un trozo de carburo de silicio en crudo. Coloqué 64 agujas de hierro sobre su superficie para crear un diodo de contacto de punta semiconductor hacia el cristal. Mediante la aplicación de corrientes sobre una aguja, la estructura de cristal emite una luz diminuta sobre el rango visible. Luego, inyecto, por ejemplo, los patrones binarios generados por el “generador de ruido de disparo” sobre el cristal. Otro de los módulos controla qué señal se escribe sobre el módulo de la pantalla. Como resultado de esta interacción y su naturaleza impredecible, parece que tenga un comportamiento real.

Ralf Baecker presentará su obra dentro del marco del International Triennial of New Media Artopening el 10 de junio. Visita su página weby mira sus vídeos. Sigue Nadja en Twitter.

Artículos relacionado: 

[Exclusive Video] Olafur Eliasson Creates A Sun You Can Fit In Your Pocket

Conduct A Garden Orchestra With Touch-Sensitive Plant Instruments

Exhibition, "Personified," Allows Visitors To Turn Their Heartbeats Into Music