Cultură

Qué se siente cuando por fin te acuestas con tu amor platónico

"Fue como perder la virginidad de nuevo".
8.9.16

El skater y la chica de los patines en línea. Ilustración de Sophie Wolfson.

La triste verdad de la vida es que no puedes acostarte con todas las personas que te gustan. A menos que seas un atleta profesional o Drake, es casi imposible conquistar a los amores platónicos.

De vez en cuando, sin embargo, el universo te hace un favor y te permite ligar con la persona de la que has estado enamorado en secreto durante meses, años, o tal vez tu vida entera. Pero, ¿qué se siente cuando finalmente estás con alguien con quien has fantaseado durante tanto tiempo? ¿Es la mejor sensación del mundo, o la peor decepción? Hablé con algunos afortunados (y también desafortunados) que lograron acostarse con su amor platónico con más o menos éxito.

HUGO, 27 AÑOS

VICE: ¿Quién era ella?
Hugo: En el lugar donde crecí había skaters y gente que iba con patines en línea; yo era skater y ella roller.

¿Érais como Romeo y Julieta?
Bueno, éramos amigos, pero siempre me había gustado; sin embargo, obviamente, ella salía con otro patinador.

Publicidad

¿Cuándo ocurrió tu golpe de suerte?
Estuve fuera un tiempo y cuando volví, un día me llamó y me dijo, "Me he escapado de casa, ¿puedo pasar esta noche contigo?". Yo estaba solo en casa y obviamente le dije, "claro que sí". Ella llegó y simplemente nos tumbamos en la cama y charlamos. Finalmente me decidí a darle un beso; tan pronto como lo hice, puso el turbo y empezamos a follar poco después. En realidad fue mi primera vez, pero ella no lo sabía.

En mi ingenuidad de adolescente, pensé que eso significaba que en realidad le gustaba, pero pronto me di cuenta de que estaba equivocado

¿Qué se siente al estar desnudo con alguien a quien has conocido durante tanto tiempo?
Estaba oscuro y no pude ver mucho, la verdad. Sin embargo, siempre pensé que tenía el mejor culo del mundo y esa noche me di cuenta de que tenía razón. Creo que patinar va muy bien para los glúteos.

¿Cómo te sentiste después?
Me sentía en la luna, porque finalmente había perdido la virginidad y también porque siempre había querido acostarme con esa chica y por fin lo había conseguido. También, en mi ingenuidad de adolescente, pensé que eso significaba que en realidad le gustaba, pero pronto me di cuenta de que estaba equivocado.

Estuve todo el día con ella mientras intentaba ligarse a mi amigo

¿Qué sucedió a la mañana siguiente?
Nos vestimos y nos preparamos para salir de casa, y cuando estábamos bajando las escaleras, ella se dio la vuelta hacia mí y me dijo, "Siento lo de anoche; no significó nada para mí y no me gustas, pero me sentía sola, ¿sabes? Pero gracias por el polvo". Han pasado más de 10 años, pero estoy bastante seguro de que esa fue la frase exacta.

Uf, eso fue duro. ¿Cómo se te quedó la autoestima después de aquello?
Me sentí muy mal. Luego estuve todo el día con ella mientras intentaba ligarse a mi amigo. Traté de decirle lo que había sucedido, pero él ni siquiera me creyó.

Publicidad

Supongo que no hubo segunda ronda.
No he hablado con ella desde ese día. Pero fue una buena introducción al mundo del sexo. Tuve relaciones sexuales por segunda vez en la historia una semana más tarde con otra persona.

ALICE, 26 AÑOS

VICE: ¿Cómo os conocisteis?
Alice: Trabajábamos juntos, más o menos. Trabajo en recursos humanos, por lo que técnicamente es mi empleado. Pero no hay ninguna regla contra esto.

¿Trabajas en recursos humanos y te acostaste con tu empleado? Vaya escándalo. ¿Cómo acabasteis juntos?
Cuando lo conocí, yo estaba atravesando una mala época con mi pareja de entonces. Este tipo era muy guapo y encantador. Sabía que yo tenía pareja, pero no le importó. Llevaba un tiempo intentando convencerme de que nos acostáramos. Cuando rompí con mi novio unos meses más tarde, pensé que iba a ser el rebote perfecto, así que le envié un mensaje de texto que decía que lo vería en su casa después del trabajo.

Atrevido.
Sí. Cuando llegué, él había preparado la cena y abrió una buena botella de vino tinto. Empezamos a coquetear pero me marché al cabo de una hora porque no quería que pensara que era demasiado fácil.

Lo mandé a paseo y volví con mi ex poco después

Entonces, ¿cuándo ocurrió realmente?
Cerca de un mes después decidí que lo era el momento. Fui a su casa y esta vez no había cena, ni vino, ni nada. Subimos a su habitación y se puso boca abajo y me pidió que le diera un masaje. El tío tenía una espalda del mismo tamaño que todo mi cuerpo, pero le di una oportunidad. Después de una hora de preámbulos en los que básicamente disfrutó él, empezamos a follar y se corrió a los dos minutos. Casi ni me tocó.

¿Te quedaste?
Estaba muy decepcionada, sobre todo después de lo excitante que había sido la primera noche. Envié un mensaje a una amiga que vivía cerca y fingí que tenía que irme por una emergencia.

Publicidad

¿Hubo una tercera vez?
Me envió un mensaje una semana más tarde y me dijo, "¿Cómo pudiste marcharte en mitad de la noche? Quiero estar contigo". A pesar de que no debí hacerlo, le di otra oportunidad unos dos meses después. Fue más atento, pero a esas alturas ya no me gustaba tanto. Lo mandé a paseo y volví con mi ex poco después.

CHARLIE, 28 AÑOS

VICE: ¿Hace cuánto que te gustaba?
Charlie: La conocí en la universidad. Me habían dicho que yo le gustaba, pero los dos estábamos teníamos "relaciones estables", así que no pasó nada al principio. Pero había algo latente, y nuestros caminos se cruzaban de vez en cuando. Cinco años más tarde recibí un mensaje totalmente trivial de su parte mientras yo estaba en el trabajo.

Una cosa llevó a la otra y fuimos a tomar algo esa misma noche. Estaba muy emocionado; llevaba lo que parecía una eternidad colgado por ella, que tenía más o menos todo lo que buscaba en una chica: buen físico, personalidad, gustos musicales, todo el paquete completo.

Una relación que duró cinco años y murió en un instante gracias al Messenger de Facebook

¿Os fuisteis juntos a casa esa noche?
Salimos unas cuantas veces más antes de acostarnos. Cuando por fin sucedió, fue increíble. Sentí como si hubiera ganado una medalla de oro o algo así.

¿Cómo ocurrió finalmente?
Fuimos a un restaurante vietnamita cerca de donde vivo, tuvimos una cena barata y luego volvimos a mi casa, donde tuvimos "ese momento incómodo en la cama antes de que comenzara todo". Luego sucedió.

Publicidad

¿El sexo fue raro o estuvo genial?
No fue raro en absoluto. Me sentí como Joseph Gordon-Levitt en esa escena de 500 días de verano.

¿La relación funcionó?
Salimos durante unos meses y luego, una noche, me dijo por el chat de Facebook que no estaba buscando nada serio. Una relación que duró cinco años y murió en un instante gracias al Messenger de Facebook.

MÓNICA, 24 AÑOS

VICE: Háblanos de tu romance a fuego lento.
Mónica: Era el ex de una buena amiga. Un par de años después de que terminaran, él empezó a salir con mi grupo de amigos y estuve colada por él durante casi un año. En los últimos dos meses había habido mucha tensión entre nosotros: guiños secretos, cogernos de la mano y flirteo en general, pero yo también había salido con un amigo suyo un año antes, así que era complicado.

¿Quién tomó la iniciativa?
Una noche, una semana antes de irme a Tailandia durante dos meses, me encontré con él en un garito. Estábamos bailando juntos y empezó a echarme piropos y a invitarme a copas. Después, desapareció durante horas, pero después, hacia el final de la noche, se dirigió directamente a mí y empezó a besarme y fue una sensación eléctrica. Resultó que la razón por la que había desaparecido era porque había intentado frenéticamente contactar con su amigo para que diera el visto bueno a la situación. ¡Incluso llamó a su hermano!

Fue mucho más intenso porque había tensión acumulada, y también había tanta atracción física y mental que fue un encuentro explosivo

Eso demuestra compromiso. ¿Os fuisteis directos a casa al salir del garito?
Sí. Follamos sin parar toda la noche, hasta que se hizo de día y aun durante más tiempo. Intentamos dormir como una hora, pero no lo conseguí porque no podía creer que lo tuviera en mi cama. Al día siguiente tuve que ayudarlo a salir a escondidas de mi casa, mientras mi padre estaba en la ducha, así que solo se apuntó mi número y se marchó.

¿Fue muy diferente a acostarse con cualquier otro?
Fue mucho más intenso porque había tensión acumulada, y también había tanta atracción física y mental que fue un encuentro explosivo.

Publicidad

¿Volvisteis a salir?
Él esperó a que yo volviera de mi viaje. Estuvimos juntos y superenamorados durante dos años. Sigue siendo la única persona que me ha gustado de esa manera.

BOBBY, 30 AÑOS

VICE: ¿Cómo os conocisteis?
Bobby: Ella era una actriz famosa. Bueno, todavía lo es. Nos conocimos a través de amigos en común, primero en una cena y luego seis meses más tarde en una fiesta. Me gustó desde que la vi en una película hace unos años.

¿Cómo fue?
Estábamos de fiesta y yo estaba borracho, así que le dije que la había visto en una película y que pensé que era asombrosa. A ella le gustaron mis palabras y acabamos por tener una larga conversación y luego me pidió que me fuera con ella. Follamos en el taxi durante el trayecto a su casa. Estuvo increíble.

¿Qué pasó cuando llegasteis a su casa?
Seguimos bebiendo y nos tomamos una botella de champán. Luego empezamos a follar.

Fue el peor polvo de mi vida, estaba muy decepcionado

¿Cómo fue el sexo?
Empezamos a hacerlo en el sofá, pero era muy pequeño y estaba forrado en cuero, así que me quedaba pegado todo el rato. Intentamos ir a la habitación, pero estábamos muy pedos y de camino ella tropezó con una lámpara y la rompió. Eso la puso muy triste y nostálgica, ya que había pertenecido a su abuela fallecida. A mi erección y a mí no nos importaba un carajo la lámpara, pero me di cuenta de que ella estaba pensando en el accidente mientras follábamos, por lo que no fue muy bien. Probamos algunas cosas diferentes, pero nada funcionó realmente, y cuando estábamos a medias ella se levantó de la cama para recoger las piezas de la lámpara del suelo. Después de eso fumamos un porro y luego me fui. Fue el peor polvo de mi vida, estaba muy decepcionado.

¿Cómo te sentiste después?
Muy mal, la verdad es que tenía novia en ese momento, así que me sentí miserable.

Publicidad

¿Os volvisteis a ver?
Me envió un mensaje a los pocos días y acordamos salir de nuevo, pero era todo muy violento. Decidí que no sería una buena idea volver a intentarlo. Ahora solo la veo en las carteleras de todos los cines.

Stephanie, 23 años

VICE: ¿Dónde os conocisteis?
Stephanie: La conocí en una fiesta de Fin de Año hace algunos años y me enamoré al instante, pero ella tenía una novia que me odiaba y que no paró de dedicarme miradas asesinas. El magnetismo era bestial; nunca había visto a esta chica antes y hasta ese punto me consideraba hetero. Nunca antes había pensado en follar con una chica, pero tan pronto como la vi salté como un cachorro perdidamente enamorado y me presenté.

¿Cuánto tiempo pasó antes de que ocurriera el encuentro?
La verdad es que pensé en ella durante años. La añadí a Facebook y cada vez que aparecían noticias suyas me pasaba 20 minutos mirando su perfil como una loca. Estaba obsesionada. Después de unos tres años, escribí que necesitaba un conductor para un anuncio que estaba dirigiendo y ella respondió. Me dio un colapso total cuando tuve que elegir qué ponerme y pasé tres días coqueteando descaradamente con ella en lugar de trabajar. En la última noche del rodaje, la emborraché y nos besamos.

Fue como perder la virginidad de nuevo

¿Os acostasteis esa misma noche?
A partir de ese momento, tardamos otros ocho meses. Las dos coincidimos en Nueva York y decidimos quedarnos en el mismo apartamento. Después de una noche de fiesta, las dos regresamos al apartamento bastante borrachas. Se metió en la ducha y yo me quité la ropa y la seguí. Las dos estábamos un poco expectantes, lavándonos el pelo una a la otra; era obvio que iba a pasar, pero éramos cautelosas, creo que porque ella sabía que yo no había estado con una chica antes y estaba asustada. Luego empezamos a besarnos y yo estaba muy cachonda, quería perderme en un momento de pasión, pero estaba calculando todos mis movimientos porque no quería echar a perder el momento. Todos esos años de preámbulo para este momento explosivo y entonces pensé, "Mmm, bien, creo que voy a poner la mano AQUÍ". Pasamos el resto de la noche follando, o en mi caso, averiguando cómo hacerlo. Fue como perder la virginidad de nuevo.

¿Cómo fue estar finalmente con ella?
Fue como volver a descubrir tu identidad sexual a los 20 años. Todo lo que sabía sobre el cuerpo masculino, el sexo y el placer fue irrelevante de pronto y todo fue realmente extraño. Aunque soy muy liberal, los años que me costó superar cualquier miedo o percepción extraña que tenía sobre mi sexualidad hicieron que fuera muy intensa cuando finalmente hizo clic.

Publicidad

¿Has vuelto a acostarte con ella otra vez?
Varias veces, durante años. Todavía estamos muy unidas, pero solo como amigas.

SYLVIE, 23 AÑOS

VICE: ¿Quién era tu amor platónico?
Sylvie: Mi amigo estaba tomando un curso sobre la fundación del arte y conocí a este tipo a través de él. Me gustó de inmediato; tenía el pelo rizado y un halo de misterio. Probé mis trucos habituales e hice un esfuerzo para ir a cualquier fiesta de la facultad con tal de encontrarlo, pero nada funcionó. Yo era mucho más joven que él en aquel entonces.

¿Estaba esperando a que maduraras?
No sé, siempre tenía la sensación de que yo no era tan guay o lo suficientemente "artística" para él. Sin embargo, dos años más tarde, otro amigo mío hizo una fiesta en su casa y resultó que él asistiría. Pensé "¡esta es mi oportunidad!" así que me puse un vestido negro y decidí probar suerte por última vez.

Estábamos en plena follada cuando de repente se levantó de un salto y corrió a vomitar al baño

¿Cómo fue?
Hablamos mucho en la fiesta, pero no recuerdo los detalles. Me dijo que tenía una hierba muy buena y me invitó a su casa. Estaba saltando de alegría por dentro ante la perspectiva de follar finalmente con mi amor platónico, mientras estábamos fumados. Mi sueño hecho realidad.

¿Qué tal estuvo el sexo?
Estábamos fumando y las cosas empezaron a ponerse calientes. Estábamos en plena follada cuando de repente se levantó de un salto y corrió a vomitar al baño. Pasó una hora ahí dentro mientras yo me quedé pensando, "Madre mía, ahora no va a querer terminar". Volvió con un aspecto más de tristeza que de vergüenza. Se quedó dormido junto a mí, y yo me acabé el porro hasta que también me quedé dormida.

¿Estabas disfrutando antes de que se fuera a vomitar?
Creo que estuvo bien simplemente porque había fantaseado con él mucho tiempo. Estaba tan aferrada a mi fantasía mientras follábamos que probablemente me convencí a mí misma de que estaba bien, cuando en realidad fue horrible.

¿Qué pasó por la mañana?
No me pidió que me quedara a desayunar. Se limitó a acompañarme hasta la puerta. Los dos nos quedamos allí en un silencio incómodo, hasta que me dijo, "¿Debería apuntar tu número?" Le dije que no era necesario. En definitiva, fue una decepción total. Nunca lo volví a ver de nuevo.