¡CONFIRMADO! Flying Lotus vendrá por primera vez a Colombia en el 2018

El semidiós del hip hop experimental estará presentándose junto a la banda inglesa Radiohead.
29.11.17
Imagen cortesía de Electronic Beats.

Hoy, miércoles 29 de noviembre, Colombia amaneció con buenas noticias. Tras años y años de rumores, finalmente se anunció la llegada por primera vez al país de la mítica banda de Thom Yorke, Radiohead. Como era de esperarse, el efervescente tsunami de alegría por parte de los seguidores de la banda británica invadió cuanta red social tuviera a su alcance.

Pero, a la par de los ingleses, hubo un nombre en particular que una gran mayoría decidió obviar. Un nombre por el que fanáticos del hip hop y a electrónica experimental han esperado toda una eternidad: Steven Ellison, mejor conocido como Flying Lotus. Para muchos, meter en una misma licuadora a Aphex Twin, Squarepusher y a todo Wu-Tang Clan podría ser el comparativo más justo para definir la música de FlyLo. El artista californiano estará formando parte de la primera edición del Sound Hearts Festival, programado para el 25 de abril de 2018 en el Parque de la 222 de Bogotá. FlyLo le estará abriendo a Radiohead, en compañía de la banda de Jonny Greenwood, Junun, y los colombianos de Ghetto Kumbé.

Publicidad

Para adentrar a los más ajenos al universo de Flying Lotus, hace un par de meses decidimos rendir un pequeño tributo al álbum debut de Ellison, '1983', el cual ajustó 11 años en nuestros reproductores de música.

Transcurría octubre de 2006, cuando paulatinamente un nombre bastante particular fue esparciéndose por las redes sociales y reproductores de música de la costa oeste de los Estados Unidos. Se trataba de Flying Lotus, proyecto piloteado por el californiano Steven Ellison, un jovencito entusiasta por las vertientes más experimentales del hip hop y, curiosamente, sobrino nieto de la reconocida compositora de jazz, Alice Coltrane.

FlyLo, como se le conocería un tiempo después, salía al ruedo con 1983, su trabajo debut en el sello experimental de Los Ángeles, Plug Research. Compuesto por once canciones, incluyendo un remix del también polifacético Daedelus, el álbum constituyó una perfecta amalgama entre elementos electrónicos y las bases tradicionales del beatmaking. El condimento IDM esparcido a lo largo del disco lo supo elevar a un estatus que trascendería con el pasar de los años.

Hoy, 11 años después, 1983 sigue siendo un trabajo tan fascinante como renovador. En tiempos donde el hip hop carece de inventiva salida del molde "triplet" contemporáneo, la primera incursión de Steven Ellison siempre será un aliciente liberador de vibraciones lisérgicas.