"El punk está más vivo que nunca", Leo De Cecco de Attaque 77

El baterista de la banda argentina habló con Noisey antes de su presentación en el Cosquin Rock de Bogotá.

Hace 30 años Leonardo De Cecco fue a un concierto de Attaque 77 y por una discusión terminó metido en una pelea. El encargado de la seguridad del lugar intervino y no se le ocurrió una mejor forma de parar la bronca que dándole un culatazo a cada uno. Leo quedó con la cabeza llena de sangre y mientras se limpiaba, los músicos de Attaque lo encontraron. Unos meses después Leo reemplazó a Claudio Leiva en la batería de la banda y desde ahí se ha mantenido en los tambores de uno de los grupos más emblemáticos del punk argentino.

Publicidad

Desde 1987 Attaque 77 se consolidó en la escena punkera de Buenos Aires. Influenciados por el sonido de bandas inglesas como Sex Pistols o The Clash, este cuarteto comenzó a tocar canciones con temáticas proletarias. La vida del obrero, las penurias de los pensionados, los días en el barrio, el amor, la injusticia social son algunos de los temas que el grupo toca.

Pero sin duda lo que más distingue a esta banda es que desde el primer día han sido un grupo de amigos tocando la música que les gusta. Para Leo De Cecco eso es una de las mejores cosas de estas tres décadas de música. Actualmente Attaque 77 está celebrando sus 30 años sobre esta tierra con una serie de conciertos y con una gira que los llevará el próximo 21 de octubre a tocar en Bogotá durante la primera edición que se hará del Cosquin Rock en Colombia.

Por el celular, desde Buenos Aires, Argentina, Leo cuenta que cuando entró a la banda a los 16 años ni se le cruzó por la cabeza que a los 45 iba a seguir tocando. "Poder presentarse en todos los continentes y seguir en la ruta es impresionante. De verdad si en su momento lo hubiéramos tenido que pensar o planificar, tal vez no hubiésemos llegado a tanto. Todo se fue dando de una manera que nos permite hacer la música que nos gusta", cuenta Leo.

Pero mantener una banda por tanto tiempo no es fácil. Leo opina que la clave de todo es la comunicación, pero aún así en 2009 Ciro Pertusi, vocalista que estuvo desde el principio, abandonó la banda. Attaque ha sido un trío desde entonces.

Publicidad

En julio de este año Mariano Martínez, anunció en un video la posibilidad del final de la banda. "30 años es mucho tiempo. También es una oportunidad para reflexionar sobre lo que hemos hecho, lo bueno y lo malo, lo que queremos hacer en el futuro. Probablemente estas sean las últimas cosas que vamos a hacer como grupo porque son muchos años, no vamos a tocar hasta que tengamos 80", comentó Pertusi, quien en esa publicación también habló de sus problemas con el asma.

"El punk está más vivo que nunca"

Por eso era necesario preguntarle al Leo por el futuro de Attaque. Él sin inmutarse respondió que en este momento lo único que importa es la celebración de los 30 años de la banda. "Nosotros estamos festejando, haciendo shows en Argentina, vamos a comenzar una gira y estamos a punto de editar un disco nuevo. Lo más importante es celebrar la carrera de una banda que lleva 30 años haciendo lo que más le gusta".

El nuevo disco de Attaque 77 se llamará Triángulo de Fuerza, el cual es la continuación de EP homónimo y estará listo en noviembre de este año.

Después le preguntó a Leo cómo es seguir haciendo música después de una carrera tan larga y que ha aprendido en el camino. "Uno tiene un mayor recorrido y puede expresar mejor las ideas", contesta. Con eso en mente indago sobre cuál cree que debe ser el papel de la música en estos tiempos de caos global. "Yo creo que debe ser un papel de resistencia, de contracultura, de cuestionar el status quo y poder revelarse ante diferentes situaciones. Eso es lo que mantiene vivo el espíritu del rock n roll", responde.

Cuando le pido que me explique cómo ha visto la evolución del punk a través de los años, contesta que se alegra de ver que hay muchas bandas tocando. "Hay un recambio permanente que demuestra que el punk está más vivo que nunca", comenta con entusiasmo.

Al final de nuestra charla le preguntó ¿qué es lo mejor te sentarse en esa batería a tocar con furia? "La Adrenalina", responde. Pero confiesa que después de tantos años de carrera hay que tratar de mantener la misma energía. Por suerte el punk es puro derroche de energía, así que podemos estar seguro que Leo seguirá dándole a sus tambores con toda la fuerza de su corazón y alma.